Fútbol

Libros por Crohn 4.

Por fin, la cuarta entrega de Libros por Crohn, ya sabéis en qué consiste esta iniciativa. 

El que aquí escribe, deja un libro, y un libro que me ha gustado, y que en estos momentos de brote, me ha ayudado a evadirme. A cambio, el que lo encuentre, se lo queda, lo lee, lo disfruta, y se informa un poco sobre Crohn para conocer nuestra enfermedad y poder ayudarnos.

En esta ocasión el libro es de Jo Nesbo, se titula El muñeco de nieve.


Se acaba de estrenar la película, pero a mí siempre me ha gustado mucho más el libro, si el que lo encuentra tiene a bien, puede comentarnos que le parece.


A leer, a disfrutar, a viajar, a divertirse, eso es para lo que yo utilizo los libros, y si además puedo ayudar a dar conocer una enfermedad, que necesita visibilidad mejor.

Leer es un placer.

Anuncios
Estándar
Fútbol

Dieta en la enfermedad de Crohn.

Cuando te diagnostican el bichito, una de las cosas que empieza a preocuparte y que antes nunca lo había hecho nunca , es la dieta, ¿ qué se puede comer y que no?.

¿ Que me sentará bien y que no?, ¿ puedo comer lo que quiera?, te asaltan un montón de dudas y de preguntas, que solo tú y tu experiencia te responderán.

Lo más importante es tener claro, que cada uno es un mundo, cada uno somos diferentes, no hay dos bichos iguales.

 Lo que a mí me sienta bien, a ti te puede sentar mal, la única manera de averiguarlo es probar.

 Dentro de unas normas generales cada uno podrá comer unas cosas y tendrá que dejar otras.

Hay que tener en cuenta también los momentos en los que está la enfermedad, no puedo comer lo mismo cuando estoy en brote que cuando estoy en remisión.

Pero no hay que asustarse, en general, podemos comer bastante bien, y variado, sobre todo en épocas de remisión.

La clave está en probar, y ser inteligente, cosa en lo que yo nunca destaco. Si algo te sienta mal, lo apartas, lo dejas de comer, y si algo te sienta bien, sigues comiéndolo. ¿ A que parece fácil?, pues en casos de tozudez como el mío, a veces no lo es,  pues me empeño en comer algo que me gusta y que se que me sienta mal. Recordad, no lo hagáis, si os sienta mal, fuera, mi doctor lo llamaba dieta por exclusión.

En cuanto a probar dietas extrañas, cada uno puede hacer lo que quiera, pero teniendo claro que no hay milagros, la dieta es una parte más del tratamiento, pero no el único, y nada que nos recomienden, ha de alejarnos de lo que nos dice el médico. 

Ninguna dieta extraña nos va a curar.

La clave está pues en probar, y descartar, llegado un punto uno sabe perfectamente que le va bien y que le va mal. Así que no hay que asustarse porque se puede llevar una dieta bastante normal, en remisión. En los brotes y dependiendo de su gravedad ya hay que tener más cuidado.

Probar, descartar.

Estándar
Fútbol

Leer

Este último año una de mis válvulas de escape ante la situación que estoy pasando ha sido la lectura. 

Siempre me ha gustado mucho leer, cuando era un enano leía el barco de vapor, los cinco, esos libros que si decidías una opción , ibas a una página y sino a otra. Leía mucho y sobre todo por la noche cuando me iba a la cama.

Con los años dejé de leer, por falta de tiempo o ganas, deje apartada mi afición, pero el bichito tiene alguna cosa buena y una de ellas es que me ha empujado a volver a leer. Cuando leo me trasladó a otros lugares, me pongo en la piel de otras personas, mi cabeza vuela, viaja, imagina, pero sobre todo deja de pensar en el bichito.

Leer me ha ayudado mucho, da igual lo que leas, novela , ensayo, libros sobre logística, da igual, el caso es que cada vez que leo, mi mente se abre, deja salir a mí crohn y piensa en otros mundos, y además aprendes.

Además, ahora he descubierto un nuevo placer y es leerle a mi enano, le encantan los libros y poder leer con el es una maravilla, estoy recordando los cuentos que había olvidado.

Por eso mismo dejó libros por ahí, para que alguien disfrute de la lectura como lo hago yo, y con ese libro pase un momento agradable. 

Cuando supere este momento, espero no dejar de leer, pues es sencillamente algo que me hace disfrutar muchísimo.

En breve volveré a dejar un libro en algún lugar de León, siguiendo con Libros por Crohn, espero que quien lo encuentre lo disfrute, y se  informe sobre nuestra enfermedad, así nos ayuda un poquito.

A leer toca, ahora estoy con Eduardo Mendoza, ya os contare.

Y en breve Javier Marías, que no he leído ninguno suyo.

Estándar
Fútbol

10 cosas que nos vienen mal a los enfermos de Crohn.

Hace días escribía las 10 cosas que nos venían bien a los enfermedad de Crohn, en el día a día, o por lo menos a mi. 

También hay cosas que nos van mal y aquí hoy cuento 10, que a mí van fatal.

– La autocompasión, si hay algo que a mí me va mal es el lloriqueo y la pena, necesito positivismo en mi, y cerca de mi. Pasar el día pensando en porque me ha tocado a mí, lo único que hace es que me encuentre peor.

– Ceder ante la enfermedad, quedarme en casa, dejar de hacer cosas, no nos ayuda en absoluto, es difícil por la fatiga y los síntomas, pero hay que VIVIR.

– Tardar en ir al especialista cuando tus síntomas empeoran, en cuanto empieces a estar mal, al médico. Cuanto antes actúes más fácil será la remisión.

– Improvisar, está bien probar cosas, pero cuidado que no todo  sirve para todos, cada uno somos un mundo, y es importante seguir con tu tratamiento aunque pruebes otras cosas. Hagas lo que hagas, hazlo con control y consejo médico.

– Vida sedentaria, no realizar actividad física no te ayudará, es necesario adaptarla al estado en el que estés pero hay que moverse, es vital.

– Comer mal, ya sabemos que nuestra dieta es adaptable, a cada uno le va bien unas cosas a otros otras, pero hemos de controlarlas. A mí me encanta la pizza de peperoni bacon, pero si me la tomo ahora podría reventar, así que control, ya habrá tiempo.

– Fumar, yo lo hice mucho tiempo, y es un error, porque además el cuerpo que tiene memoria te lo hace pagar, así que a dejarlo, es cuestión de voluntad.

– Esconderte, cada uno hace y dice lo que quiere con respecto a hablar de Crohn, pero actuar con naturalidad, no tener complejos, ayuda a que la gente conozca lo que nos pasa y eso siempre ayuda. Meterlo debajo de la mesa no hará que desaparezca.

– Enfadarte, estar de mal humor, solo hará que frustres a quien está a tu alrededor, y la enfermedad no sólo la pasas tu, los que están cerca también la sufren, y no ayuda nada que estemos cabreados, así que hay que intentar sonreír y estar contento.

– Informarte solo por internet, según qué sitios consultes, pueden inducirte a comerte errores, y te puede generar miedo y ansiedad, y obviamente todo ello va muy mal. Hay sitios muy buenos para informarte pero siempre controlado y consultado con tu médico.

Seguro que hay más cosas que nos van mal, yo dejo aquí estas, que trato de evitar a toda costa, aunque hay veces que es imposible.

Día a día, o como me dicen a mi últimamente, poco a poco, para decirle al bicho que incordie menos. 

Y que no se me ponga cara de pez.
 

Estándar
Fútbol

Cultural 0 Albacete 0, Absurdos pitos.

Partido espeso de la Cultural ayer en el Reino, provocado por un rival que hizo un planteamiento muy serio, guardado atrás, agresivo en el medio campo, intentando robar y crear alguna contra, pero que apenas consiguió asustar ofensivamente.

La Cultural por su parte, estuvo muy imprecisa con el balón, muchas pérdidas en entregas fáciles, que impedían que el balón circulase con fluidez.

Sin capacidad de llegar por fuera, el atasco en el centro era monumental y en esa contexto el Albacete estuvo cómodo y expeditivo.

No ayudó la falta de golpeo exterior de la Cultural, que en alguna jugada trataba de entrar en él área con conducciones, sin buscar el golpeo, favoreciendo la acumulación de jugadores y dificultando la fluidez ofensiva.

Así que al final empate a 0, en mi opinión justo, y que hace que la Cultural sume un punto más.

Mención a parte merecen los pitos de algunos aficionados, nunca entenderé que alguien vaya al campo y antes de acabar el partido este pitando a su equipo. 

Uno puede estar disgustado con lo que ve pero pitar no ayuda absolutamente nada. Y menos aún se entiende, teniendo un equipo valiente, que le sale bien o mal, pero que siempre intenta jugar bien. Un equipo y un entrenador, que han devuelto el fútbol de León a segunda muchos años después.

Pero hay gente que en lugar de ir al fútbol a disfrutar prefiere pitar y enfadarse, yo no lo entiendo, y lo que es peor, puede generar un ambiente que perjudique al equipo.

En León nos ha tocado un premio con un equipo que intenta jugar, que trata bien el balón, y es valiente, así que deberíamos disfrutarlo y apoyar, y si no somos capaces de apoyar intentar estar callados.

Intentemos disfrutar, este equipo lo merece.

No es necesario ir al fútbol enfadado.

Estándar
Fútbol

El intestino segundo cerebro.

Dicen que el intestino es el segundo cerebro, y que lo es porque todo lo que pasa en el primero tiene su reflejo en el intestino y su estado.

No se en el caso de los demás, pero en el mío a veces no es el segundo cerebro, es el primero. Porque uno de los grandes problemas cuando tienes un brote, es como el intestino se mete en tu cabeza.

Te despiertas por la mañana, si has conseguido dormir bien, y en lo primero que piensas es en tus tripas, ¿ cómo estarán hoy?, cualquier comida del día es una lucha entre el querer, te apetece comer, y el miedo por si te sienta mal, y eso es porque don intestino está en tu primer cerebro.

Sales a dar un paseo y vas con la mano en la tripa, pensando y temiendo que te puedas encontrar mal, es así las 24 horas del día, casi hasta cuando estás dormido.

Como veis en nuestro caso, tenemos el intestino convertido en el primer cerebro todo el día.

Por eso es fundamental, hacer cosas, lo que sea que te ayude a sacarlo de allí, hay que hacerle viajar. Uno de los síntomas de que estas mejor es cuando consigues hacer algo sin acordarte de la tripa. Cuando realizas una actividad y al acabar te das cuenta que has estado un rato sin pensar en el intestino, entonces es que estas mejor.

Así que a hacer cosas, las que se puedan, para mandar al bicho lejos del cerebro, muy muy lejos. 

¿ Qué recomendáis?. Venga a darnos opciones.

Por ejemplo levantarte pronto e ir a por churros, y a vencer el miedo.

Estándar
Fútbol

10 cosas que nos vienen bien, a los enfermos de Crohn.

Hoy me toca revisión en digestivo y preparándome para ir a ver mi doctora, me pongo a pensar en cosas que nos ayudan a los que tenemos al amigo Crohn, metido en nuestras tripas.

Hay van:

– Una sonrisa, porque cuando estás fastidiado que te sonrían, y tener alguien positivo cerca ayuda y mucho.

– Un doctor que se preocupe por tu estado más  allá de los análisis, los marcadores, y …. el trato humano a veces es más importante.

– Hacer deporte, porque te relaja mentalmente, porque le viene bien a tu cuerpo, porque te ayuda a eliminar la medicación, en resumen porque hacer deporte te hace sentir bien.

– Leer, porque te traslada a otros mundos, y eso en determinadas circunstancias es fantástico, pues te ayuda a evadirte, a estar en otros sitios, a olvidar al bichito.

– Mimos, tener cerca gente que te mime, y lo que es más importante tener cerca gente a la que mimar, te hará sentir que no estás solo.

– No aguantar cuando notas que tus síntomas empeoran, hay que ir al médico rápidamente, pues más fácil será remontar en la lucha contra el bicho.

– Seguir viviendo, el bichito nos obliga a adaptarnos, pero no a parar del todo, y sentir que hacemos cosas nos hace sentir bien.

– Ser positivo, esta enfermedad es desesperante, en el mismo día te hace pasar por momentos muy distintos, pero en todos ellos hay que tratar de ser positivo, solo así superaras los malos momentos que los hay y los habrá.

– Informarte, no quedarte con dudas, sobre tratamientos, alternativas, cosas que hacen otros pacientes, otros médicos, las dudas no son buenas, así que quítatelas todas.

– Tomarte la vida con calma, todo lo que depende de ti, tienes que hacerlo sin generarte stress, y lo que no depende de ti simplemente no debe generarte preocupación, nos toca vivir tranquilos.

Al final todo es capacidad de adaptación, nos ha tocado esto, y nos toca adaptarnos, pero el bichito solo es un compañero de viaje, no es ningún momento nuestro jefe, tenemos que seguir.

Me voy, otro desayuno y a mirar la analítica, para seguir adaptándome.

Feliz jueves.

Estándar