España

Fin de la Navidad.

Se acaba la Navidad, después de dos semanas de fiestas, comidas, reuniones familiares y de amigos, con la visita de los Reyes magos se pone fin a este período, mágico para unos, odioso para otros.

Para los que estamos con el bicho a cuestas, es una época complicada, pues casi te exige comer más de la cuenta, y cosas que no te van bien. Es muy difícil ser disciplinado y dejar de lado los suculentos mangares de mama, para comer, pechuga de pollo, o pavo o cosas así. 

Y que decir de los dulces, yo este año he tenido que hacer un auténtico esfuerzo para no mirar a los ojos al turrón de chocolate con almendras.

Además de las comidas, todas las rutinas saltan por los aires, con lo cual es muy complicado fijar unos horarios adecuados para seguir cuidándose, pero es un peaje que te toca pagar en estas fechas, lo que debe quedar claro, es que no le debemos nada a nadie y si necesitas descansar, hay que descansar, que esperen los demás. Se puedn hacer excepciones, no excesos, o no deberíamos.

Si además tienes un pequeño, están de vacaciones, lo que supone estar con él y búscarle actividades para que pase unas fiesta mágicas. Esto que es muy divertido, puede ser estresante, así que hay que tomárselo con filosofía, e intentar disfrutar de su ilusión y su alegría, ante las fiestas, pues esto te dará energía. 

A mí hay una cosa que me fascina y me carga las pilas, y es mirarle mientras juega, sin intervenir, solo mirarle, disfrutó, descanso y me carga la batería.

No todo son cosas malas, el salir de la rutina, ver a gente que a veces no ves, y tener un enano que disfruta como un loco con la Navidad, hace que te distraigas, y no pienses tanto en el bicho. Y eso siempre viene bien.

Se trata como siempre de encontrar el equilibrio, eso que parece tan fácil y es tan difícil, cosas buenas, cosas malas, eligo quédarme con las buenas y arrinconar las malas.

Y pase lo que pase, son dos semanas, y vuelve la rutina.

Disfrutemos pues hoy de los Reyes Magos, yo por ejemplo he sido buenísimo, espero,un gran regalo. Y a partir del lunes y en un régimen espartano, volvemos a la rutina de la batalla con el bicho.

Se va a arrepentir jeje.

Anuncios
Estándar
España

Excusas.

Ahora que es tiempo de nuevos y viejos propósitos, hay una cosa que no nos podemos permitir, algo muy dañino para conseguir cualquier cosa, y son las excusas.

Cuando entrenaba, tenía prohibido bajo pena de castigo, ahora no podría castigarles que se traumatizan, que los niños me dijeran, “es que”. Esta expresión era un comodín buenísimo, para justificar cualquier acción o inacción, da igual, ellos sí les dejabas se agarraban al,es que ,para esquivar cualquier responsabilidad. 

Era una forma fácil de no hacer autocrítica y por lo tanto, no mejorar. Al no asumir lo que uno hace mal, es imposible mejorar. 

Otra excusa muy fácil en este campo, en el fútbol, era el árbitro, echarle la culpa a el, nos viene bien a todos, así no tenemos que asumir ningún error.

Y la excusa es un mecanismo fantástico para no mejorar, o para no hacer nada.

Hoy no voy a entrenar, que hace frío, o tengo cumpleaños, o tengo que estudiar, o… da igual el caso es darle a mi cerebro una escapatoria fácil, que él aceptara, y caer en la pereza.

Por ejemplo yo ahora que he empezado con una dieta muy restrictiva, cuando veo algo que me apetece comer, mi cerebro me dice que no pasa nada por un día, que total no me va a sentar mal, y lo que está haciendo es ponerme excusas para que me salte la dieta, pues es más cómoda y placentera la opción b, comer lo que me de la gana. O cuando estoy un poco cansado por la tripa, al cerebro le llega el mensaje de estarse quieto en el sofá, a donde vas a ir, con lo a gusto que estas.

Pues no, toca no poner excusas, toca hacer autocrítica cuando hago algo mal, toca no ceder a la tentación, y toca decirle al cerebro, que podemos hacer cosas, y que vamos a hacer cosas, que no, que no vamos a poner ninguna excusa, que lo vamos a hacer y punto.

Sino en este año nuevo sería imposible cumplir con la lista de propósitos que hice el otro día, y no me da la gana, que soy cabezon y no sólo por tamaño.

Y además asumir los errores, no poner excusas, e incluso pedir disculpas cuando uno se equivoca. Es algo que nos hace avanzar.

Es cuestión de probar, y después me comentáis los resultados.

No excusas, pero ni una sola. La ovejita gimnasta anti crohn no nos dejaría, ella nos pone a tope.

Estándar
España

Propósitos 2018. El año del pollo.

Ya llego por fin el 2018, ya está aquí y como no, tengo una lista de propósitos, que veré en lo que queda, cuando estemos a finales de este mágico año.

Dejar los corticoides, ir poco a poco llegando al estado de remisión, y poder reducir un poco la medicación.

Seguir en el gimnasio fortaleciendo, y de tanto fortalecer llegar a poder tener el cuerpo que me merezco. Entonces poder salir a correr, y a lo mejor comprarme una bici y poder dar pedales, y a lo mejor entrar en la crisis de los 40 y comprarme una vespa, y volver a alguna carrera, para disfrutar ese ambiente.

Volver a trabajar, que el día a día hace que recuperes cierta salud mental que siempre viene bien. Un poco de rutina por favor.

No enfadarme cuando alguien aparca donde le da gana y pone los intermitentes de emergencia como si fuera un adorno, no no me enfadare, solo sonreiré y comprenderé que dar vueltas para aparacar, y después un paseo desde donde aparcas es muy difícil. El yoga juega aquí un papel importante, calma, siempre calma.

Seguir con esta dieta, ya que me he puesto y parece que va bien. Eso sí algún premio de vez en cuando, me tendré que permitir, en cuanto la PRC baje de cinco, creo que es.

Viajar, en cuanto pueda me apetece montar en un avión e irme lejos, desconectar, ver otros lugares, y no saltarme mucho la dieta.

Leer, aunque vuelva a la rutina no dejar de leer, porque me gusta mucho, me distrae y no quiero perder el hábito.

Seguir con los premios, y lanzar el equipo jodetebicho, en breve se entregará la segunda edición de los premios. En cuanto al equipo hay que seguir dando una vuelta a la idea para que salga correctamente, que sino La Gacela me riñe.

Ser simpático, no sé si lo consíguere, porque me cuesta, pero intentaré ser un poco agradable, sonreír, saludar, sujetar la puerta…

No sé si volveré a entrenar o no, esto lo dejo cómo una duda, no sé si tengo ganas, y no sé si alguien quiere que entrene un equipo suyo, con mis nuevas ideas, es cuestión de dejar que pase el año y entonces veremos. A Brau le da algo, que dice que ya no tengo principios.

Seguir tomando café con Torri, con La Gacela, con el Alemán, con Gori, con Bob, con Rodri, con Santo… y recordar nuestra época en la que éramos jóvenes, que éramos hasta graciosos. Pero también compartir nuestros momentos actuales que no son menos buenos.

Y por supuesto cuidar y disfrutar de mi enano, que hace que los días sean divertidos, porque siempre me enseña algo más.

Estos y otros son mis propósitos para el año que empieza hoy, que debido a mí dieta he decido llamar el año del pollo, pues es lo que más como. Pobre aves.

Ya os contare como me ha ido.

Estándar
España

2018 con ganas de aventura.

Nos encaminamos hacia el final del año, tres días quedan, y es en esos momentos, donde se suele hacer balance.

Mi año ha sido a como ha sido, tampoco voy a desglosar otra vez mi batalla con el bicho, el caso es que cada vez creo que le tengo mas dominado, o dicho de otra manera el me tiene menos dominado a mí.

En cuanto a proyectos e ideas, mi cabeza se ha movido bastante, seguimos con el blog, con las entrevistas, con los premios #jodetebicho, con la necesidad de hacer cada vez más visible la enfermedades inflamatorias intestinales (EII), seguimos entregando libros por los rincones de León, para fomentar lectura e información sobre Crohn. 

Todas estas acciones seguirán en 2018, y añadiremos alguna nueva, porque si todo sigue bien y puedo correr, tengo algún reto divertido en mente, de cara a los años venideros. Por supuesto, seguiré con el Yoga, quiero volver a estudiar, no sé si en la Universidad o en algún módulo. Volver a mí trabajo y mejorar en él, porque mi empresa se está portando bien conmigo, y merece un tío formado y bien formado.

Me gustaría poder empezar a contar mis aventuras y mis retos, porque eso significaría que estoy fuerte para hacerlos y que el bicho está solo latente a mi lado.

Y si todo va bien, tengo una nueva idea de cara al año que viene. 

El equipo #jodetebicho, ya daré más detalles, cuando pueda ir haciendo lo que necesito, pero la idea es dar visibilidad a las EII, y al nuevo estilo de vida que me está ayudando. 

Ya os contare, pero luego no os peguéis por formar parte del equipo, porque será totalmente elitista, ya lo advierto. Implica renuncia a los derechos de imagen, no quiero líos con Montoro, y tener mucho, mucho nivel, no vale cualquiera.

Ah y la semana que viene se reunirá el jurado de los premios #jodetebicho, para decidir a quién se le entrega la segunda edición de los mismos, seréis puntualmente informados, hay candidatos muy buenos, será una dura reunión conmigo mismo, lo estoy viendo venir.

Viene un año apasionante, en el que espero empezar a contar mis retos y aventuras, y hablar un poquito menos del bicho.

 Vamos año nuevo ven, que te voy a estrujar muy fuerte.

Estándar
España

Resultados abultados.

Lo que escribo a continuación ocurrió de forma real, no es una fábula. Cuando llegamos a casa el enano y yo, él se pone a correr para llegar antes al portal.

 Al principio yo no entraba en esta guerra, pero entonces él empezó a reírse de mí y decirme yo gano, tú no ganaste. Ante esta actitud, algún día aprieto el paso, y obviamente gano, a lo cual su respuesta es negarlo, llorar, chillar, e intentar llegar a un acuerdo, en plan hemos ganado los dos.

¿Que se hace en una situación así?, ¿ me dejo ganar?, ¿paso de competir y fomento que todo lo vea fácil?, ¿ o intento demostrarle que se puede ganar y perder y que también tiene que saber perder?.

Lo que me pasa con el enano, me recordó la polémica que hay en el fútbol base por los resultados abultados, en los que un equipo golea al otro sin piedad. Y las múltiples críticas que reciben quienes golean.

El otro día leí un artículo de Chema Buceta al respecto, que me resultó muy aclaratorio, totalmente recomendable, lo podéis ver desde mi Twitter, o el suyo, un artículo fantástico.

Mi opinión es que antes de la competición hay que tratar de poner todos los medios para que los equipos que participan en ella, tengan un nivel similar. No se muy bien como, pero hay que intentar igualar la competición. 

Que no compitan jugadores de primer año, contra jugadores de segundo año, por lo menos en edades muy tempranas. 

Incluso no permitir competiciones prebenjamines, en esa edad no tengo claro que les beneficie competir. 

Los equipos grandes, deben cuidar fichar jugadores a estas edades, no lo necesitan, y permitir que todos los clubs tengan jugadores de cierto nivel.

No permitir más de dos equipos por club con un A y un B basta, tener más favorece que los clubs pequeños no tengan jugadores, y su nivel sea menor.

Los propios clubs han de ser conscientes de donde inscriben a sus equipos, y la federación no debe sancionar, por ejemplo a un club que se mantiene en primera, y al año siguiente quiere estar en tercera, porque le han cumplido muchos chicos, y su nivel no es el mismo. Al contrario habría que favorecer este tipo de decisiones.

Lo principal es adoptar cuantas medidas estructurales sean necesarias, para favorecer una competición igualada, con equipos de nivele parecidos, lo que favorecerá mucho su formación, y evitará goleadas salvajes.

Eso sí una vez iniciado el partido nada hay que hacer, todo lo que no sea jugar al cien por cien, es una falta de respeto para el rival,  y si soy muy superior, tengo que jugar a tope, lo contrario sería reírme del rival y de la competición. Los chicos que reciben estas goleadas, que son muy duras, ¿ deben vivir la realidad o se les debe mentir, con normas como cerrar el resultado?.

Es como mi  enano y yo, la competencia entre los dos no está igualada, pero si competimos, no debo dejarle ganar, porque si no le estoy generando falsas creencias y expectativas que le llevarán a frustrarse, cuando la realidad se imponga.

Y la realidad siempre se impone, porque es muy tozuda.

Estándar
España

Sobrevivir a la Navidad.

Y llego la Navidad, y no es fácil sobrevivir para una persona con Crohn, y que además ha empezado una dieta restrictiva. Todo son buenos propósitos, pero controlar lo que comes es bastante complicado, pues nos rodean las tentaciones.

Sin embargo este año me encuentro totalmente motivado para superar esta prueba, ayer en la cena de nochebuena, cumplí con la inestimable colaboración de la premiada, con el premio #jodetebicho,mama. Pues elaboró un menú, delicioso, que no incumplía ninguna de mis pautas dietéticas. Así que hemos pasado una primera prueba, que además me reafirma en el acierto de premiar a esta señora que se empeña en cuidarme. Gracias mama.

Ahora estamos a escasos minutos de que se cumpla otro ritual y es la entrega de regalos que ha traído un señor llamado Papa Noel, en cuanto el enano se despierte con sus nervios e ilusión, se desatara la batalla por abrir todos los paquetes que tiene aquí delante. Y como hasta ahora, es gracias a él que todo cambia, o mejor dicho todo es igual pero la perspectiva es distinta, contagia su ilusión, y eso ayuda y mucho a sobrevivir a estas fechas.

Cuando ves su carita tan alegre, no te queda otra que decir si esto de la Navidad no estará tan mal.

Así que en unos minutos subidon con el enano y después a seguir luchando por cuidar la dieta. Teniendo cerca a mama es más fácil , pero no tengo que caer en la tentación, que bíblico me ha quedado.

Sobrevivir no están difícil si hay un niño cerca, son fechas que ellos transforman en algo tierno y alegre, por lo menos en mi casa, así que a disfrutar con el y olvidar un poco todo lo demás.

Sobreviviremos a la Navidad como hemos sobrevivido a otras cosas.

Feliz Navidad

Estándar
España

Propósitos para el 2018. Buscando la remisión.

Se acaba ya el 2017, ha sido un año duro, pero acaba, viene otro año 2018, y como no es tiempo de propósitos. En mi caso son muchos y variados, y lo mejor no dependen solo de mi, el bicho tiene que dejarme hacerlos. Aunque muchos tienen que ver con él.

Para empezar, seguir con la dieta, me está costando pues es bastante restrictiva, pero he notado mucha mejoría en estas dos semanas, así que toca hacer fuerza de voluntad y seguir, pues la constancia es fundamental.

Volver a trabajar, terminar de recuperarme, y llevarme al bicho al trabajo que se está voviendo perezoso. Volver a trabajar es volver a sentirse útil y eso siempre viene bien. La rutina diaria ayuda a tener el bicho distraído.

Estudiar, tengo ganas de estudiar algo, no tengo muy claro que, me inclino por la logística, pero he recuperado las ganas de estudiar, y es que formarte siempre es importante.

Correr, volver a correr, me apetece muchísimo volver a trotar por los caminos, solo, con los cascos, y entrenar. También competir, además ahora entre la dieta y la vida monacal que llevo, tengo que ser una máquina. Así que Gacela y Alemán, prepárense porque el Piri volverá con más ganas que nunca.

Disfrutar del deporte que hago, además de correr, nadar, caminar, hacer alguna ruta con mi oráculo, ir en bici. En resumen hacer deporte de todo los tipos que viene bien, relaja, y hace que mi cabeza y mi cuerpo recuperen más deprisa.

Reconciliarse e con el fútbol, le he cogido manía, por todo lo que le rodea, no quiero que el enano este cerca, no me gusta como se trabaja en el fútbol base, no me gusta cómo te trata la mayoría de la gente de este deporte. Sin embargo es un deporte que me apasiona, y me gustaría llevar acabo mis nuevas teorías en algún equipo, difícil que me quieran, ya veremos.

Leer, seguir leyendo, seguir metiéndome en otros mundos llevado por la lectura, espero que la vuelta ala rutina no me haga perder el hábito de la lectura pues me encanta. 

Viajar, irme con el oráculo a conocer sitios nuevos, en España o fuera, da igual, lo importante es estar juntos disfrutando del viaje, cuanto lo echo de menos.

Disfrutar del enano, ver cómo crece, y seguir aprendiendo de él, e  intentando enseñarle lo poco que puedo. Pasar tiempo con él, jugando, leyendo, paseando, da igual lo que hagamos, lo que quiero es estar con él, porque sencillamente es el mejor.

Tratar de dar visibilidad al Crohn, no se que más se me ocurrirá, pero me gustaría que la gente nos entendiese, porque una cosa muy difícil para el enfermo de Crohn es explicar su situación, a veces da vergüenza, y siempre ayuda que los demás conozcan por lo que pasas. Así te comprenden e incluso té pueden ayudar. Así que seguiré haciendo cositas.

El yoga no lo dejo ni loco, es más quiero hacerlo cada vez mejor, ha sido sin duda el descubrimiento de este año, y el año que viene, seguiré disfrutando de él   con mi oráculo.

Se me ocurren más cosas, más propósitos, pero lo importante es llegar a lo que los enfermos de Crohn llamamos estado de remisión, y poder empezar a hacer una vida normal. Estoy en el camino, el bicho está cada vez más tranquilo, y le estoy dando con todas mis fuerzas. Así que cuando este en remisión lo celebrare, y seguiré porque si te relajas el tío se despierta.

Viene un año que tiene muy buena pinta. Felices fiestas y que nos toque el Gordo.

Estándar