España

Semana 4. Road to San Silvestre.

Cuarta semana de entrenamientos desde que decidí correr la San Silvestre. El trabajo ha sido el siguiente:

– 6 días de gimnasio, cada día le cojo más gusto a las pesas, con lo que me aburrían antes.

– 4 días correr, unos 24 km, con un total de … minutos, que no, que no voy a deciros cuanto, que sino alguno muy avezado y que controle las reglas de tres, sabrá sacar el ritmo y es secreto 😜.

– 2 días de natación, unos 50 largos, es decir 1250 metros ni idea del tiempo empleado.

– 2 días Yoga, para estirar los músculo, que después de tanto entrenamiento están tiesos.

Y ya está, se acabaron las vacaciones, con lo cual a partir de ahora va a ser más complicado entrenar, toca reorganizarme.

Toca buscar huecos, sobre todo para correr, el Yoga y el gimnasio lo tengo fácil.

Y lidiar con el cansancio que acumulare trabajando, que no es poco, pero si podía cuando estaba regular e incluso mal, podré hacerlo ahora que estoy genial.

Anuncios
Estándar
España

¿ Por qué correr, con lo a gusto que se está en el sofá?.

En estas 4 semanas que llevo corriendo, me cuesta muchísimo salir, todavía no ha habido un día, en el que haya dicho, “que guay hoy me toca correr, venga vamos”, mi pensamiento más bien es, “jo… si hoy me toca correr “.

La pregunta es entonces inevitable, ¿ por qué al final me pongo las zapatillas y ya llevo 12 sesiones de entrenamiento?.

No hay una única respuesta, hay una  suma de circunstancias y motivaciones que hace que venza esa resistencia y corra.

Corro por los días en los que no pude correr y en los que no podré correr. 3 años en los que cada vez que veía un corredor le insultaba por dentro, pues me provocaba una envidia ( insana ) tremenda.

También pienso que nunca se sabe cuando será el último día que corra, por la razón que sea, así que hoy que puedo aunque me de pereza debo correr.

Corro porque me gusta, porque una vez vencida la resistencia inicial causada por la pereza, disfrutó cuando corro, aunque vaya sufriendo.

Y disfruto aún más cuando llegó al final, ese momento de satisfacción por el esfuerzo, en el que las endorfinas inundan tu cuerpo.

Corro porque soy competitivo y me gusta mejorar cada día hacia un objetivo final. Me gusta ponerme un dorsal y sentir el gusanillo de la competición.

Me gusta ponerme en una línea de salida, y medirme conmigo mismo y con los demás, pero para sentir eso es necesario salir a entrenar, sobre todo los días que no te apetece.

Corro por disciplina, porque hacer deporte genera en ti unos hábitos exportables a tu vida diaria, y la disciplina es fundamental.

Te ayuda a respetarte a ti mismo y a luchar por lo que quieres, nadie va a venir a regalártelo, y correr me ayuda a entrenar mi disciplina.

Y la razón que más me motiva, corro para demostrarle a mi amigo el Bicho, que no ha podido conmigo, que no puede conmigo y que no podrá conmigo.

Corro porque dejar de correr sería mandar un mensaje a mi cabeza que no me puedo permitir, debo ser consciente cada día de mi vida, que me toca luchar con lo que venga.

Debo dejarle claro al bicho que se tiene que joder y debe estar tranquilo porque a las malas me va a enfadar y le voy a ganar, así que mejor que firme una tregua.

Por todo eso corro, y también porque me da la gana, que tampoco es mala razón.

A correr.

Estándar
España

¿ Competir?.

Llevo cuatro semanas corriendo, en total 11 sesiones, y hay algo que me ha quedado claro, aunque probablemente no sea políticamente correcto, en los días que corren.

Para mejorar es necesario competir,

Otra cosa es que te de igual y solo quieras divertirte, entonces no es necesario competir, vale con practicar el deporte que quieras.

Lo digo por lo siguiente, en estos días, cada vez que salgo a correr, no miro el reloj, voy tranquilo, no me marcó objetivos, es decir voy trotando. Resultado, no progreso, hago los mismos tiempos, me siento pesado, y cuando llego a casa y miro el ritmo, es siempre el mismo.

El cerebro que es muy listo y cuya función principal es sobrevivir, entiende que cuanto más despacio vaya menos va a sufrir mi cuerpo, y hace que en mi mente se instale la sensación de miedo.

Me susurra al oído, ” cuidado no subas el ritmo, no vaya a ser que no aguantes”, ” que haces frena, no ves que te estás lanzado”, ” acelera, acelera, ya lo pagaras”. Y claro ante tales consejos uno que hace, pues obviamente baja el ritmo.

Sino tienes un objetivo, sino intentas mejorar un poco cada día, el cerebro se impondrá y conseguirá que vayas a un ritmo cómodo, por eso sí quieres mejorar necesitas competir, para tener un objetivo, que haga que el cerebro en su afán por la subsistencia, se imponga y consiga que no fuerces ni un poco. Y ojo que competir, no es necesariamente contra otro, uno puede competir consigo mismo.

No digo, ojo, que haya que competir obligatoriamente, solo que si quieres mejorar has de hacerlo, lo que es recomendable es hacerlo con sentido común, competir para mejorar si, sin obsesión que te lleve al lado contrario, que es ser destrozado por la presión.

Esto vale para todos los deportes, competir no es malo, es hasta necesario, y es bueno si se hace con cabeza. Un ejemplo claro es el deporte de mi ciudad, hay creo que 8000 niños en escuelas deportivas, que no compiten, hacen una especie de juegos lúdicos, que están muy bien, pero ojo, ¿ cuantos deportistas olímpicos han salido de León en los últimos 20 años?.

Y vale también para tu día a día fuera del deporte, sino compites aunque sea contigo mismo, no conseguirás mejorar, otra cosa es que necesites hacerlo, a lo mejor prefieres quedarte como estas.

Repito, que seguro que hay gente que no me quiere entender, competir es una elección, y debe ser una elección, para que no te pueda la presión, pero si quieres mejorar es absolumente necesario.

Si eliges no competir y hacer deporte recreativo, genial, pero no mejoraras, como lo harías si compites.

Estándar
España

Hoy tocó visita al cirujano.

La última visita al cirujano había sido el 18 de Junio, ese día me dio permiso para quitarme la faja, y lo más importante para empezar a hacer deporte.

Hoy 5 meses después, volvía a visitar al cirujano. Con 24 kilos más desde que operé, me presenté en la consulta.

Mi doctor me mando quitarme la camiseta para explorar mi cicatriz en la tripa, y cuándo me vio le cambio la cara, y me dijo algo así como, ” pero si estás fuerte”, reconozco que para mi ego fue muy positiva esta expresión, consiguió sacarme una sonrisa.

Después me miró la tripa y me dio el alta, porque todo va bien. 

Nunca jamás le estaré lo bastante agradecido al Dr Alcoba, no se me olvidará cuando el 31 de marzo entró en mi box de urgencia, vestido de verde, y me explico mi situación tal cual era. La situación era muy mala, pero su forma de hablar conmigo, hizo que entrase en el quirófano absolutamente tranquilo.

El resultado está ahí, no solo me salvó la vida, sino que me devolvió la calidad de vida. Así que la mejor forma de agradecerle su gran trabajo es disfrutar de la vida que me ha regalado.

Por eso según salí de allí, me fui al gimnasio, y después de una hora allí, corrí 7,77 km, a un ritmo súper secreto.

Pues tengo la obligación de cuidarme, y que cuando el Doctor me vea, pueda estar orgulloso de su trabajo.

Gracias Doctor.

Estándar
España

Ninguno quiso ganar. Tablas.

El análisis del partido se reduce a un dato, La Cultural no tiró ninguna vez entre los tres palos, y la Ponferradina solo una.

Los dos equipos tenían más miedo a perder que ganas de ganar y así es muy difícil que un partido resulte entretenido.

Si le quitas la emoción del resultado, y la tensión de un derbi, el partido fue lamentable.

Los dos equipos fueron a no perder, y no perdieron, es cierto que la Cultural tuvo más el balón, pero excepto los últimos cinco minutos de la primera parte, nadie leyó el partido, nadie se metió dentro, para generar superioridad e intentar descolocar a la Ponfe.

Y tocando de lado a lado sin profundidad, paso lo que tenía que pasar, 0 tiros a puerta.

La Ponferradina, decepcionante, muy poco salvo la solidez defensiva, para un equipo que era líder.

Se conformó con el empate y ahí lo tiene, imagino que con Yuri será otra cosa.

Hoy perdió el liderato.

Nunca me han gustado los equipos que cuando pueden dar una paso adelante no lo dan, y hoy la Cultural, en la segunda parte cuando a podido ir a por el partido, no se a atrevido, ha jugado sin arriesgar, y si sonaba la flauta ganar.

La flauta no sonó.

Poca personalidad, se notan las dudas que tiene el equipo, alguien debería hacer que esté equipo diese un paso adelante.

En días como hoy es cuando un equipo grande, da un golpe en la mesa, va a por el partido y lo gana.

La Cultural hoy no lo hizo, firmó tablas, sin arriesgar ni un poco, lo que demuestra que todavía no es grande, que está en construcción.

Esperemos que no tarde mucho en dar ese paso, hoy oportunidad perdida.

Estándar
España

Semana 3. San Silvestre. Derbi.

Tercera semana desde que he vuelto a correr, me estoy poniendo toro, 84.1 Kg, desde que estaba embarazada mi oráculo, que engordé en solidaridad con ella, no había alcanzado tales cotas.

La diferencia es que ahora es músculo, músculo que hay que mover cuando corres y me cuesta un mundo.

La semana se resume en:

– 6 sesiones de gimnasio, si alternando grupos musculares, que soy cortito, y por eso precisamente me dejo asesorar.

– 1 día de natación y correr en piscina, tenían que ser 2, pero hoy se me olvidó la toalla. Siempre se me olvida algo, que difícil es hacer bien La Bolsa.

– 2 días Yoga, pleno de disfrute como siempre, os he dicho que tenéis que probarlo, y tenéis que probarlo, punto.

– 3 días correr, en total creo que suman 18 Km, repito que el ritmo es secreto. Esta vez me encontré con un mítico corredor popular, Saturnino, que se digno a hacer unos metros conmigo, todo un placer, ya que es un corredor digno de admiración, no se cuantos maratones lleva ya, pero lo mejor es su filosofía de este deporte. Me quito el sombrero.

Lo más sorprendente de esta semana, bueno no tan sorprendente, es que a pesar de lo que me está costando correr, ayer me pase por unos grandes almacenes (no digo cuales, que no me sponsorizan), y si, no pude resistirlo, me apunte a la San Silvestre.

Tengo pruebas…

Un primer paso para volver a las carreras, espero que el día de autos, esté en condiciones de correr. Después de 3 años volveré a ponerme un dorsal, para mí es importante no, importantísimo, cuando corra si es que puedo, me acordaré de todo lo que he pasado hasta llegar allí.

Pero primero tengo que llegar.

Y para cerrar la semana, mañana derbi provincial, voy a ir a verlo a Ponferrada, y voy a ir con mi oráculo.

La apuesta es sencilla, ¿ a cual de los dos nos insultaran más?, ¿ a mí por ser leones, los tontos del Bierzo, o a ella por berciana los tontos de León?.

Es una pena pero tontos hay en todos los sitios y en el fútbol más, la pena es que les reímos las gracias.

El lunes os cuento quien gano esta penosa apuesta, y quien se llevó el partido.

Estándar
España

14 Noviembre. 83,7.

7:30 Suena el despertador,  desayuno y a despertar a mi motorcito, le doy el desayuno, nos vestimos y paseo al cole, vamos despacio y sin prisas, que empezar la mañana acelarado, es la mejor manera de empezar mal.

9:00 Segundo desayuno, ayer con un buen amigo, con él que disfrute mucho del fútbol, después de 1 hora y algo de buena tertulia, me voy al gym, que no se pierda la costumbre.

10:30 Gimnasio, toca pierna, allí con mis jubilados favoritos me doblo, me estiro, cargo peso, y hago que mis piernas se fortalezcan que falta les hace.

11:30 Me pongo el traje de Tortuga 🐢 y salgo a correr, más o menos 5 kilómetros, el ritmo sigue siendo secreto, me lo quedo para mí, pero mi nuevo mote os puede indicar cómo voy.

13:00 Comida, ahora llevo horario inglés, reposo y lectura 📖, que nunca viene mal.

16:40 A buscar al motorcito, y a estar con él en el parque, que necesita desahogar después de tanto cole, no le llevó a cálculo infinitesimal, ni a lenguas pérdidas, ni a ninguna actividad extraña, prefiero que juegue, sino sabe demasiado, ya lo aprenderá, que prisa hay.

18:00 Reunión de ACCU, os dejo que adivinéis que es, el que acierte un café, y no vale los que pertenecen a la asociación, ya os he dado una pista.

19:30 Momento mágico del día, si Yoga. Me intentó doblar y estirar, cada día voy mejor, pero me arrepiento de no descubrir el Yoga con 17 años, ahora no sería una tabla. Jóvenes del mundo debéis hacer Yoga, ” Más Yoga y menos botellon”, será mi lema si algún día me presento a alcalde.

21:00 Cena, ni que decir tiene que últimamente ceno demasiado, tanto moverme me da hambre, y después de cenar, limpiar los dientes y dar un beso al oráculo, llega el mejor momento del día, tumbarse con el motorcito en su cama, para que duerma, me abraza, le susurró cuánto le quiero, y se queda como un cesto. No lo cambio por nada.

Hoy es día 15, y toca… si dentista, instaré controlar mis nervios, es de las pocas cosas de la vida que me pone nervioso, y no me hace daño, es una guerra psicológica, tendré que intentar ganar, vamosssss.

Por cierto ya peso 83,7, como dice mi profe de Yoga, “estoy como un tren 🚂 “, 😜 sin comentarios.

Estándar