España

Grandeza.

Según la RAE, estás son las acepciones de la palabra Grandeza:

Nuestra academia debería añadir una séptima acepción y sería algo así como: “ Valores que representa el Real Madrid”., y que ayer enseñó al mundo entero.

Porque mas allá del juego, e incluso del resultado, el Madrid encarna la capacidad de hacer posible lo imposible.

Cuando cualquier otro se rendiría, bajaría los brazos, el Madrid los levanta y se enfrenta cara a cara con la derrota por puro instinto.

Deja a un lado la táctica, el estilo, la estrategia y apela a las tripas, al corazón, a la historia para hacer que todo cambie.

Basta un pequeño rayo de esperanza para que se desate la tormenta, el estadio aprieta, el rival se derrite y los jugadores del Madrid se convierten en gigantes.

Es algo mágico, que transciende cualquier explicación racional, algo casi místico.

Por eso el Madrid es solo un club de fútbol, porque no necesita más, no necesita reivindicarse con nada, no necesita imponer nada a nadie, ni su estilo ni su forma de ver el fútbol.

Porque el Madrid es inimitable, es único, es irrepetible, por eso muy pocos pueden jugar y triunfar en el Madrid, porque no vale con ser bueno, además hay que entender ese magia, solo así triunfarás de verdad.

El Madrid siempre será la esencia que preserve el fútbol de verdad, el fútbol que nace de la pasión, el que no hace falta explicar como si uno fuese catedrático porque no tiene explicación, simplemente se siente.

Ayer en el momento que Karim empató, todo el mundo supo lo que iba a pasar, nadie sabía como pasaría, pero todos incluidos los jugadores del PSG sabían que aquello iba a pasar y era imposible hacer nada para evitarlo.

Por eso mismo el PSG se derritió porque en su fuero interno era conocedor de que contra el peso de la historia, contra el escudo y contra el Bernabéu desatado no tenía nada que hacer.

Ayer el Madrid volvió a escribir una carta a la RAE pidiendo que le incluyan en las acepciones del término Grandeza.

Porque el Madrid es GRANDEZA.

Estándar