España

El efecto Xavi y la puta realidad.

Engañarse nunca es bueno en la vida, porque la realidad tiene una virtud y es que es muy constante, luego siempre te alcanza, es muy muy puñetera.

Negarla no hace que desaparezca.

Y el Barça lleva engañándose años, para empezar renovando a Messi muy por encima de mercado, lo que le colocaba en una situación precaria para renovar a los demás, disparando su escala salarial y mirando a los ojos a la bancarrota.

Después eligiendo en unas elecciones al más populista de los candidatos, basándose en la premisa de que conseguiría retener al jugador que había generado el agujero y descartando candidatos mejores.

Por no olvidar el autoengaño más flagrante que es sin duda, aquel en el que el aficionado del Barça analiza su equipo y se ve con opciones de competir.

Dembele es mejor que Mbappe, todos los jóvenes son máquinas de hacer fútbol que a los dos días de debutar ya llevan al Barça al éxito, Memphis es mejor que Benzema y cosas así se han leído y oído.

La realidad es que el Barça tiene una buena hornada de jóvenes que pueden, repito, pueden llegar a ser buenos, pero que a día de hoy no le da para competir contra nadie de nivel. Y poco más, porque el resto de la plantilla es un desastre.

Y el último engaño es el manido efecto Xavi, no conozco su futuro, no sé si llegará a ser un gran entrenador o no, pero la realidad es que ha ganado dos partidos con robos escandalosos y ha sido derrotado en otros dos sin ofrecer ninguna respuesta.

Llego estando a 10 del Madrid y está a 16, cuando aterrizo una solo victoria le metía en Octavos de Champions y no ha ganado ningún partido.

La realidad que como decía al principio te persigue y es tozuda, sitúa al Barça séptimo en España y en la Europa League.

Dos opciones lo aceptas y trabajas para revertirlo o sigues vendiendo la moto a caballito del entorno subvencionado y entonces en unos años la cosa será peor.

Por mi que sigan subidos en el entorno y el relato cuanto más tiempo mejor.

Puta realidad.

Estándar