España

Movistar y el relato. Parte…

Ayer Florentino en la asamblea dijo que Movistar no trataba muy bien al Madrid, pues se quedó corto.

Ayer tras un atraco brutal del Barça al Español las preguntas iban referidas a la mejora del equipo con la llegada de Xavi, pasando de puntillas por el robo a mano armada.

Hoy con el partido 1 – 3, con una baño de fútbol absoluto del Madrid al Granada, un jugador del Granada decide jugar a cazar a Vinicius, le hace una primera entrada durísima con codazo incluido, no hay amarilla y los comentaristas no hablan de ella.

Minutos después el mismo jugador caza a Vinicius sin opción de jugar el balón, de manera brusca y premeditada y según saca el árbitro la roja, en ese mismo instante se enciende la máquina de manipular de Movistar.

Maldini dice que es fronteriza, su compañero que es naranja, el comentarista que podría ser cualquier cosa.

¿Alguién imagina lo que dirían si esa entrada se la hacen a Ansu Fati?

Pero el esperpento alcanza su máximo cuando Isabel Forner a pie de campo entrevista a Asensio y le pregunta si se sienten favorecidos por los árbitros, dirigiendo la mirada del público hacia una jugada intranscendente y alejándola de la exhibición de fútbol del Madrid.

No contenta con eso repite operación con el jugador del Granada que aprovecha la ocasión para desviar la atención, y decir que la expulsión marcó distancias.

Váyase usted a la mierda, las distancias era ya abísmales y 11 contra 11 el baño sideral.

Pero Movistar ha vendido su alma a Roures y a Tebas y va de ridículo en ridículo hacia la auto aniquilación.

Me encantaría estar en la reunión de una redacción de Movistar para escuchar las órdenes de arriba, debe ser gracioso.

Por no hablar de la realización, cámara en la línea de fondo que utilizan para demostrar que la jugada de Asensio no es gol y de pronto desaparece cuando hay un penalti a Rodrygo y se decide que el balón estaba fuera.

Pállete deberías hacer algo o no habrá madridista que siga en Movistar yo me di de baja del fútbol, pero a este paso me cambiaré de compañía para todo.

Estándar