España

Además de ser bueno, hay que parecerlo.

A lo largo de muchos años en el mundo del deporte, como entrenador, jugador o aficionado, en el mundo laboral y en la vida en general, me ha quedado claro que además de ser bueno en algo, es vital saber venderlo.

Para ser bueno en algo no basta únicamente tener una habilidad o una capacidad, un talento digamos, es primordial ser consciente de esa habilidad y defenderla, si digo bien, defenderla, porque en el momento que vivimos, cuando alguien detecte que tienes esa habilidad la atacara.

Hay muy poco gente con la grandeza necesaria para una vez detectada tu habilidad, te apoye y ayude a desarrollarla, esas personas son sin duda las que te interesan.

Sin embargo hay otras muchas que te harán dudar, que intentarán que no confíes en tu habilidad, que intentarán que pienses que no es para tanto, que a donde vas pensando que esa capacidad es útil y aprovechable.

Y es en ese momento donde debes estará seguro de ti mismo, muy muy seguro y confiar en ti.

Porque para poder ser bueno en algo, lo primero es creértelo, has de confiar en ti mismo, has de apoyarte en los que te ayuden a desarrollarla y huir o hacer frente a quienes traten de quitarte esa confianza.

La confianza en ti mismo es el paso primordial para desarrollarte, no dejes que nadie te la quite.

Lucha, no des osos atrás y desarróllate, pues la mejor inversión que puedes hacer en tu vida, es invertir en ti mismo.

Y una vez que tengas esa confianza, enséñala , es necesario que alguien apueste por ti, y si nadie lo hace tira la puerta abajo, llama, hazte valer, no dejes que te escondan y te apaguen.

No vale con ser bueno, en el mundo actual es vital que además de serlo, los demás vean que lo eres, es fundamental saber enseñar tu talento.

Lucha por ti mismo.

Estándar