España

Dia 44. Salen los niños.


Hoy después de 44 días he salido con mi hijo a dar un paseo, el patinete el niño y yo, hemos vuelto a pisar la calle.

En su caso por primera vez en todo el confinamiento en el mío, por primera vez para no realizar una actividad esencial.

Una hora exacta, como mucho nos hemos alejado unos 700 metros de casa.

Hemos disfrutado, sobre todo el niño, y nos hemos cruzado, con poca gente, siempre alejándonos unos de otros, sin tocar absolutamente nada.

La falta de entrenamiento ha hecho que el niño me pidiera irse para casa antes de la hora, y eso hemos hecho. Al llegar, fuera mascarilla, lavado de manos y desinfección con lejía del patinete.

Un rato después me encuentro con las RRSS ardiendo y llamándonos a los padres irresponsables, egoístas y no se cuantas cosas más.

Yo cuento lo que yo he visto, debe ser que he salido por el único barrio de España donde los padres cumplen, porque no he visto a nadie y repito a nadie incumplir con lo que les han mandado.

Pero es más interesante resaltar a los que no cumplen, que dar luz a los que si lo hacen. Se imaginan cuantos clics haríamos en lo periódicos, con un titular que dijera “Modélico comportamiento de los padres en el primer día de libertad de los niños”, muy pocos.

Vivimos en el país de la inquisición, y a todos nos mueve más la crítica al vecino, que la alabanza a quién lo hace bien.

Después de 13 de marzo, leí esto mismo, la gente no cumple, la gente lo hace mal, y sin embargo los casos bajan, porque la gente si cumple y la gente lo hace bien

. Pero a nadie le interesa sacar en las noticias o en las RRSS, la noticia de nuestro buen comportamiento, sencillamente no vende. Sencillamente no interesa.

El problema es que nos han creado un marco mental en el que nos sentimos con derecho a juzgar a los demás como un todo, “las personas”, “ los padres”, y eso es muy gratificante, pues así y contra esos colectivos desahogamos nuestra frustración.

Pero la realidad es compleja, y nos dice que la mayoría cumple, que dentro de “las personas” y de “ los padres”, una gran cantidad son escrupulosos con las normas.

Debemos perseguir a quién no cumple, y ser duro con él, pues nos perjudica a todos, pero no caer en la trampa que nos tienden, de la generalización, pues no es así.

Con todas estas críticas generalizadas, evitamos el análisis, y la responsabilidad individual.

Y no todo es como nos lo quieren hacer ver.

Hoy se podrían hacer miles de fotos de gente cumpliendo, pero es más interesante hacer unas pocas de gente que no cumple y extender la idea de que todo es una mierda.

Tú mismo, yo no caería en la trampa.

Por cierto la foto, es de un lugar muy concurrido normalmente en Leòn hoy a las 13:00 del mediodía. Esta no la verás en ningún medio, y solo yo la subiré a las RRSS.

Estándar

5 comentarios en “Dia 44. Salen los niños.

  1. Jose dijo:

    Pienso que cuando se trata de cumplir normas estrictas, como es el caso, donde además el hecho de no cumplirlas puede tener unas consecuencias nefastas, sí hay que reprender a los que las incumplen. En este caso hay dos agravantes además, por un lado no han sido hechos puntuales (hay documentos gráficos que lo demuestran), y por otro los que todavía no han podido disfrutar de esa hora de libertad ven menospreciado e inútil el esfuerzo que todavía están obligados a hacer. El ser humano es imperfecto, hay que contar con las excepciones, pero que el egoísmo no nos haga complicar esto más de lo que ya de por sí es.

    Le gusta a 1 persona

Responder a BeDigitalGo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s