España

Día 30. No deberíamos ser héroes. Coronavirus.


Por mucho que nos intenten vender heroicidad, no la hay en el discurrir de esta pandemia.

Los políticos desde su púlpito, y en hora de máxima audiencia, utilizando todos los medios a su alcance, no llaman a la lucha, a la resistencia, a la batalla, nos empujan al heroísmo.

Y la realidad es que no están mintiendo, sabiendo que nos mienten.

No es justo pedir a la gente que luche, que sea héroe, que vaya a la batalla, es mucho más sencillo se trataría de pedirnos que hiciéramos nuestro trabajo, con todos los medios disponibles para no caer contagiados.

Ahí es donde está el truco, como los políticos son absolutamente incapaces de hacer bien su trabajo, y proveernos de las medidas adecuadas para poder seguir haciendo nuestra vida, nos narcotizan llamándonos a la lucha y al heroísmo.

Y cada vez que hacen esto, no están mas que reconociendo su absoluta incapacidad, sus tremendas limitaciones, y disfrazan su inutilidad, unos detrás de una bandera, otros detrás del escudo social.

No es justo que nos manden a lo que ellos llaman una batalla sin hacer ellos su trabajo.

Y por eso cada día nos riñen, nos dicen lo que tenemos que hacer, nos quitan libertades, siempre en nombre de la lucha, y nos tratan como gilipollas dándonos solo las noticias que ellos creen que somos capaces de asimilar.

Nos tratan como si fuéramos indigentes intelectualmente hablando, y para ello utilizan todo lo que tienen en su mano, prensa, afiliados, fans, … Lanza su argumentario, su propaganda e intentan darnos solo la información que ellos creen que podemos digerir, o que les conviene que conozcamos.

Por eso los discursos huyen de lo técnico, de la realidad, para ir a lo sentimental, y por eso nos incitan al heroísmo, su incapacidad, nuestro heroísmo.

Pero ya lo decía Camus en “La peste”, para resistir a una plaga, no debería necesitarse nada más que la honestidad.

La honestidad no es otra cosa que ser, decente, decoroso, recatado, pudoroso, razonable, Justo, probo, recto u honrado, es así como la define la RAE.

Es decir cada uno debe hacer lo que le toca hacer de la mejor manera que pueda, así no sería necesario ser un héroe, solo se necesitaría hacer cada uno su trabajo, lo que a cada uno le toca en todo caso.

Pero para eso deberíamos tener otros políticos, que fueran ellos honestos y nos tratasen como adultos a los que se les puede decir la verdad, y no la propaganda enlatada que nos hacen llegar cada día.

Si ellos fueran honestos e hiciesen su trabajo, nadie tendría que ser un héroe, solo tendría que hacer su trabajo. Solo su incapacidad nos lleva a tener que ser héroes.

No es justo.

No tenemos que ser héroes, tenemos que ser honestos.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s