España

Día 18, hace dos años, los que ahora pelean contra el coronavirus me salvaron.


Hoy hace dos años que volví a vivir, hace dos años que volví a nacer.

De aquel día 31 de marzo de 2018, recuerdo cada segundo, como me levante con un dolor tremendo, intenté desayunar un huevo cocido que duro muy poco en mi cuerpo.

Como me senté en el sofá, doblado y sin moverme cada movimiento me producía un dolor insufrible.

Recuerdo recibir a la madrina del enano, que le traído una mona de pascua y verle jugar ora intentar comérsela, mientras yo tomaba consciencia de mi delicada situación.

Llamar a mi padre, y el momento más duro, despedirme de mí enano, con un miedo tremendo en el cuerpo antes de ir a urgencias ⛑.

Llegar a urgencias, ser atendido con prontitud, lo primero calmantes, después una placa, y visita de al digestivo de guardia, que ya me explica a las claras que de allí no salgo sin un corta y pega.

Y ahí aparece mi ángel de la guarda, el doctor Alcoba, el cirujano de guardia. Y me explica con precisión y claridad mi estado, mis opciones, que en realidad es una sola, y lo que va a pasar.

Toca un escáner para ver exactamente como estoy a la habitación, que ya me han dado y a prepararme para el quirófano.

Ahí y dese que el doctor me explico mi situación, como por arte de magia, el miedo desapareció, sabía que no tenía otra opción, y que estaba en buenas manos.

Recuerdo ir camino del quirófano, tranquilo y sin miedo, por cierto en ese momento el Barça perdía 2 0 en Sevilla, y eso hizo que entrera con una sonrisa.

Lo que me llamo la atención del quirófano, es la cantidad de gente que hay allí y lo tranquilos que están, así que cierras los ojos te duermes y…

Unas cuantas horas después despiertas en la unidad de críticos, y tu familia entra a verte y te susurran que todo ha ido bien. Estás en un entorno extraño, sedado, con cables por todos los sitios, pero cuando te dicen que ha ido bien, sonríes y te vuelves a dormir.

Sabes que vas a volver a ver a tu enano, que vas a volver a tener calidad de vida.

Que has tenido suerte de vivir en un país que te permite ser operado por magos, desde ese mismo instante sabes que vas a volver a ser tú.

Si dos años después estoy aquí escribiendo, en medio de la pandemia que nos asola, es por que tenemos un personal sanitario que es maravilloso.

Mis digestivos, Dr Sierra, Dra Suarez, el Dr Alcoba, el personal de la REA que me trataron de manera increíble, sobre todo una enfermera de cuyo nombre no me acuerdo (lo siento) con la que ya había coincidido en algún ingreso en digestivo,el personal de planta, y todos los que me ayudaron.

Y que ahora se están peleando con este nuevo bicho.

Gracias a ellos,no pasa un día sin que les recuerde, que en mi caso consiguieron que pudiera volver a vivir, y ahora va a conseguir que todos salgamos de esta.

Son maravillosos.

Por eso a demás de aplaudirles a las 20:00, hemos de defender su trabajo cada día, respetarles y exigir a nuestros políticos que les den los medios y las condiciones que necesitan para trabajar.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s