España

Un día.


Ya está, ya cumplí con el ritual de recoger el dorsal.

Tras años han pasado desde la última vez que cumpliera con este momento, que provoca que el gusanillo empiece a generarte ciertos nervios antes de la carrera. Pues notas la adrenalina de la competición.

Esta vez es si cabe más especial, pues con todo lo que he pasado estos tres años, no es una carrera más, es la carrera.

La vuelvo a correr con La Gacela y El Aleman, volveremos a cumplir con los ritos previos, un café, ponerme el dorsal, el pis del miedo, un abrazo ya a correr.

Si cruzo la meta me acordaré de estos tres años, del sufrimiento, del dolor, del miedo, y del trabajo que me ha llevado a recuperarme y volver a estar aquí, porque hay mucho esfuerzo detrás.

Esfuerzo físico y mental, esfuerzo mental para no rendirte, para no dejarte llevar, para no caer en la autocompasión, para querer volver, porque sino no quieres sin duda no lo harás.

Y esfuerzo físico, pues he tenido que reconstruir un cuerpo que estaba literalmente destrozado, y lo he hecho con esfuerzo, con constancia, y disfrutando del deporte, que tanto he echado de menos, y que tanto necesito.

Así que mañana seguramente me emocione, seguramente llore, pero sin duda será de alegría.

Alegría por volver a vivir, por estar bien, por haber superado un momento muy difícil.

Alegría por recuperar mi vida.

Mañana al cruzar la meta gritaré #jodetebicho

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s