España

Hoy tocó visita al cirujano.

La última visita al cirujano había sido el 18 de Junio, ese día me dio permiso para quitarme la faja, y lo más importante para empezar a hacer deporte.

Hoy 5 meses después, volvía a visitar al cirujano. Con 24 kilos más desde que operé, me presenté en la consulta.

Mi doctor me mando quitarme la camiseta para explorar mi cicatriz en la tripa, y cuándo me vio le cambio la cara, y me dijo algo así como, ” pero si estás fuerte”, reconozco que para mi ego fue muy positiva esta expresión, consiguió sacarme una sonrisa.

Después me miró la tripa y me dio el alta, porque todo va bien. 

Nunca jamás le estaré lo bastante agradecido al Dr Alcoba, no se me olvidará cuando el 31 de marzo entró en mi box de urgencia, vestido de verde, y me explico mi situación tal cual era. La situación era muy mala, pero su forma de hablar conmigo, hizo que entrase en el quirófano absolutamente tranquilo.

El resultado está ahí, no solo me salvó la vida, sino que me devolvió la calidad de vida. Así que la mejor forma de agradecerle su gran trabajo es disfrutar de la vida que me ha regalado.

Por eso según salí de allí, me fui al gimnasio, y después de una hora allí, corrí 7,77 km, a un ritmo súper secreto.

Pues tengo la obligación de cuidarme, y que cuando el Doctor me vea, pueda estar orgulloso de su trabajo.

Gracias Doctor.

Anuncios
Estándar
España

Ninguno quiso ganar. Tablas.

El análisis del partido se reduce a un dato, La Cultural no tiró ninguna vez entre los tres palos, y la Ponferradina solo una.

Los dos equipos tenían más miedo a perder que ganas de ganar y así es muy difícil que un partido resulte entretenido.

Si le quitas la emoción del resultado, y la tensión de un derbi, el partido fue lamentable.

Los dos equipos fueron a no perder, y no perdieron, es cierto que la Cultural tuvo más el balón, pero excepto los últimos cinco minutos de la primera parte, nadie leyó el partido, nadie se metió dentro, para generar superioridad e intentar descolocar a la Ponfe.

Y tocando de lado a lado sin profundidad, paso lo que tenía que pasar, 0 tiros a puerta.

La Ponferradina, decepcionante, muy poco salvo la solidez defensiva, para un equipo que era líder.

Se conformó con el empate y ahí lo tiene, imagino que con Yuri será otra cosa.

Hoy perdió el liderato.

Nunca me han gustado los equipos que cuando pueden dar una paso adelante no lo dan, y hoy la Cultural, en la segunda parte cuando a podido ir a por el partido, no se a atrevido, ha jugado sin arriesgar, y si sonaba la flauta ganar.

La flauta no sonó.

Poca personalidad, se notan las dudas que tiene el equipo, alguien debería hacer que esté equipo diese un paso adelante.

En días como hoy es cuando un equipo grande, da un golpe en la mesa, va a por el partido y lo gana.

La Cultural hoy no lo hizo, firmó tablas, sin arriesgar ni un poco, lo que demuestra que todavía no es grande, que está en construcción.

Esperemos que no tarde mucho en dar ese paso, hoy oportunidad perdida.

Estándar
España

Semana 3. San Silvestre. Derbi.

Tercera semana desde que he vuelto a correr, me estoy poniendo toro, 84.1 Kg, desde que estaba embarazada mi oráculo, que engordé en solidaridad con ella, no había alcanzado tales cotas.

La diferencia es que ahora es músculo, músculo que hay que mover cuando corres y me cuesta un mundo.

La semana se resume en:

– 6 sesiones de gimnasio, si alternando grupos musculares, que soy cortito, y por eso precisamente me dejo asesorar.

– 1 día de natación y correr en piscina, tenían que ser 2, pero hoy se me olvidó la toalla. Siempre se me olvida algo, que difícil es hacer bien La Bolsa.

– 2 días Yoga, pleno de disfrute como siempre, os he dicho que tenéis que probarlo, y tenéis que probarlo, punto.

– 3 días correr, en total creo que suman 18 Km, repito que el ritmo es secreto. Esta vez me encontré con un mítico corredor popular, Saturnino, que se digno a hacer unos metros conmigo, todo un placer, ya que es un corredor digno de admiración, no se cuantos maratones lleva ya, pero lo mejor es su filosofía de este deporte. Me quito el sombrero.

Lo más sorprendente de esta semana, bueno no tan sorprendente, es que a pesar de lo que me está costando correr, ayer me pase por unos grandes almacenes (no digo cuales, que no me sponsorizan), y si, no pude resistirlo, me apunte a la San Silvestre.

Tengo pruebas…

Un primer paso para volver a las carreras, espero que el día de autos, esté en condiciones de correr. Después de 3 años volveré a ponerme un dorsal, para mí es importante no, importantísimo, cuando corra si es que puedo, me acordaré de todo lo que he pasado hasta llegar allí.

Pero primero tengo que llegar.

Y para cerrar la semana, mañana derbi provincial, voy a ir a verlo a Ponferrada, y voy a ir con mi oráculo.

La apuesta es sencilla, ¿ a cual de los dos nos insultaran más?, ¿ a mí por ser leones, los tontos del Bierzo, o a ella por berciana los tontos de León?.

Es una pena pero tontos hay en todos los sitios y en el fútbol más, la pena es que les reímos las gracias.

El lunes os cuento quien gano esta penosa apuesta, y quien se llevó el partido.

Estándar
España

14 Noviembre. 83,7.

7:30 Suena el despertador,  desayuno y a despertar a mi motorcito, le doy el desayuno, nos vestimos y paseo al cole, vamos despacio y sin prisas, que empezar la mañana acelarado, es la mejor manera de empezar mal.

9:00 Segundo desayuno, ayer con un buen amigo, con él que disfrute mucho del fútbol, después de 1 hora y algo de buena tertulia, me voy al gym, que no se pierda la costumbre.

10:30 Gimnasio, toca pierna, allí con mis jubilados favoritos me doblo, me estiro, cargo peso, y hago que mis piernas se fortalezcan que falta les hace.

11:30 Me pongo el traje de Tortuga 🐢 y salgo a correr, más o menos 5 kilómetros, el ritmo sigue siendo secreto, me lo quedo para mí, pero mi nuevo mote os puede indicar cómo voy.

13:00 Comida, ahora llevo horario inglés, reposo y lectura 📖, que nunca viene mal.

16:40 A buscar al motorcito, y a estar con él en el parque, que necesita desahogar después de tanto cole, no le llevó a cálculo infinitesimal, ni a lenguas pérdidas, ni a ninguna actividad extraña, prefiero que juegue, sino sabe demasiado, ya lo aprenderá, que prisa hay.

18:00 Reunión de ACCU, os dejo que adivinéis que es, el que acierte un café, y no vale los que pertenecen a la asociación, ya os he dado una pista.

19:30 Momento mágico del día, si Yoga. Me intentó doblar y estirar, cada día voy mejor, pero me arrepiento de no descubrir el Yoga con 17 años, ahora no sería una tabla. Jóvenes del mundo debéis hacer Yoga, ” Más Yoga y menos botellon”, será mi lema si algún día me presento a alcalde.

21:00 Cena, ni que decir tiene que últimamente ceno demasiado, tanto moverme me da hambre, y después de cenar, limpiar los dientes y dar un beso al oráculo, llega el mejor momento del día, tumbarse con el motorcito en su cama, para que duerma, me abraza, le susurró cuánto le quiero, y se queda como un cesto. No lo cambio por nada.

Hoy es día 15, y toca… si dentista, instaré controlar mis nervios, es de las pocas cosas de la vida que me pone nervioso, y no me hace daño, es una guerra psicológica, tendré que intentar ganar, vamosssss.

Por cierto ya peso 83,7, como dice mi profe de Yoga, “estoy como un tren 🚂 “, 😜 sin comentarios.

Estándar
España

10 tonterías que hacemos los padres, en el deporte. 

Después de muchos años practicando deporte, y entrenando a niños que practican su deporte favorito, he visto muchas cosas que hacen los papas y las mamás de los niños que he entrenado, o a los que veo practicar deporte. Todo lo que expongo a continuación, lo he visto más de una vez. Como se diría en las películas este relato está basado en hechos reales.

– Una de mis favoritas, es ese momento en que el padre te lleva por primera vez a su hijo a jugar, y te dice, “dale caña, ehhh, espabilale”, en ese momento ya sabes que ese papa va a molestar a lo largo del año, y te preguntas, ¿ por qué no le da caña él?. O sea que yo que estoy como mucho 6 horas a la semana con el niño, tengo que darle caña, el papa que está todos los días con él, no puede darle caña. Ese papa sin duda va a ser un problema.

– Otra de la que tienen mucha culpa los entrenadores, es que los papás lleven a los niños cambiados de casa, y al terminar el entrenamiento o partido no se duchen y se vayan tal cuál vinieron, eso sí totalmente sucios y sudados. Esto trae como consecuencia una falta de autonomía del niño, que no se viste solo, se les quita tiempo de vestuario donde se desarrollan lazos de unión con los compañeros, y es totalmente antihigiénico que el niño se vaya sudado, suba en el coche hacia casa y tarde 30 minutos en ducharse desde que acabó el entrenamiento, aquí está la raíz de muchos catarros. Lo mejor de hacer deporte es ducharte según acabas. Pero la moda ahora es no hacerlo.

– También ocurre que cuando llueve, abrigamos a los niños para evitar que pasen frío, guantes, mallas, gorros, etc…, craso error, cuando llueve todas esas prendas se mojan y si el niño se para que se va a parar en algún momento del partido o del entrenamiento, esa ropa mojada hará que se congele, y coja uno de esos temidos catarros. Una cosa es abrigarle y otra pensar que va al polo. ¡Que va a estar corriendo!.

– Hay un momento muy divertido de la relación con los padres, y ese que ocurre, cuando acaba el partido y el susodicho aprovecha tu camino hacia el vestuario para esperarte, con cara de sabio que te va a dar un consejo. Consejo que siempre tiene que ver con lo poco que juega su hijo, o la posición en la que le pones, o para dejarte caer lo increíble de haber podido perder ese partido. Quieras o no,es imposible esquivarles, pues cual GPS calculan tu trayectoria hasta el vestuario y salen a tu encuentro sin darte la posibilidad  de esquivarles.

– Viajas fuera a jugar, el club contrata un autobús que no es gratis, van todos, pero para volver la mitad o más del equipo son traídos a casa por los papas, entre los que se quedan a comer por ahí, los que van a ver su prima, y los que quieren llegar pronto a casa, se te da de baja para el viaje media plantilla. Eso sí, sí para el siguiente viaje, propones que vayan en coche y así ahorrarse el autobús, ya que no vuelven en el, se enfadarán y te dirán que una leche.

– Cuando empieza el partido, los hay de todo tipo, los que se ponen en manada, para gritar e intentar animar, aunque en realidad solo transmiten nerviosísimo y ansiedad a sus hijos. Los que creen que saben de fútbol, y se ponen solos , no quieren mezclarse con los que para el no tienen ni idea, y además esa soledad les viene bien , para dar instrucciones a su hijo, y faltar al respeto así al entrenador. De los que protestan al árbitro mejor ni hablar. Y los que ven el partido calladitos que sería lo mejor están en peligro de extinción.

– Una tontería muy grande es sin duda el partido que en la fiesta de fin de curso del club, juegan contra sus hijos, nunca he visto uno en el que no se lesione alguno, caen como moscas.

– Existe el padre que nunca desaprovecha una oportunidad para dejarte caer la alineación, de múltiples maneras, a mí me llegaron a enviar un anónimo, por si me confundía y sacaba a quien me diera la gana.

– Y una especie muy perniciosa para su hijo, es el papá de portero que se pone detrás de la portería, en cuanto le ves ir hacia allí, cierras los ojos y piensas que se acabo, que va a poner tan nervioso al niño, que va a resultar imposible que disfrute del partido. Pero es imposible hacerle entender que sobre, no lo quitan de allí ni los GEOS.

– Y nos quedan los papás directores deportivos, que saben mejor que nadie donde debe jugar su hijo, en el A, en el B, y te suele decir aquello de ” es mejor que juegue con sus amigos”, como sino pudiera hacer nuevos amigos. Hay casos o inclusos en los que prefieren que este en un A y no juegue a estra en un B y que juegue. Si además le convocan con equipo superior en lugar de alegrarse se enfadan, ” ¿ y si les dan muchas patadas?”. Estos papas suelen cambiar al niño de equipo cada uno o dos años. Y la mayoría dejan el fútbol con 15 o 16 años.

Los papás hacen muchas bien, pero muchos no hacen la principal, que es dejar a sus hijos en paz, en manos del entrenador y del club, para que puedan disfrutar del deporte.

Estándar
España

La Cultural ganó la posesión.

El Fuenlabrada se adelanta en minuto 3, por una falta de intensidad alarmante en defensa. Durante los primeros 15 minutos el despiste fue mayúsculo y solo la actuación del árbitro, permitió seguir viva a la Cultural, a la que perdono un claro penalti y una más que probable expulsión, por zancadilla a Cedric, jugador que él solo volvió loca a la defensa culturalista.

A partir de  ese momento, el equipo leones se hizo con la posesión del balón, exactamente para nada, toque estéril de banda a banda, sin profundidad. 

Cada vez que el balón llegaba a uno de los jugadores de banda, el resto se alejaban de él buscando un centro que nunca se producía, pues obligaban al jugador de banda a buscar continuamente un 1 contra 2, sin ningún desdoblamiento, ni posibilidad de descarga para jugar entre líneas, pues todas las opciones estaban ya en el área. 

Las escasas opciones de descarga, ralentizaban el juego pues el jugador de banda casi siempre, terminaba renunciando a encarar y devolviendo la pelotazos incluso a la defensa, o a los medios defensivos, nunca a los medios puntas.

El centro del campo parecía un peaje, donde el balón se paraba en lugar de darle fluidez, en concreto Antonio Martínez estuvo muy desafortunado, acaparando muchísimo balón, sin darle jamás velocidad, en alguna ocasiones tuvo en su poder hasta 8 segundos el balón, en conducciones estériles. Ni él ni Sergio consiguieron en ningún momento hacer circular el balón con velocidad. 

La culpa no es solo suya, sino del funcionamiento de un equipo que en el día de hoy careció de movilidad y de plan alternativo alguno.

Consiguió el empate en la única jugada en que puesto el balón en el área rápido, sin intentar tocar y hacer que el balón pasase  por el peaje del centro del campo.

A mí me gusta el fútbol de toque, pero hay que tocar con ritmo, hoy casi siempre la Cultural circulaba de lado a lado el balón, tan lento que el Fuenlabrada basculaba sin llegar a desgastarse, ni desajuastarse, por eso apenas sufrió.

Lo mejor para la Cultural, el resultado, lo peor la pérdida de confianza de la grada en el entrenador, lo que puede generar un ambiente muy tóxico cara al futuro.

Se arregla ganando en Ponferrada, pero no será fácil, sino se cambian los principios del juego.

Ganar la posesión está bien, pero es mejor si te sirve para ganar los partidos.

Hoy solo ganó la posesión, el domingo además necesita ganar el partido.

Posesión si, pero para algo.

Estándar
España

Semana 2. Road to San Silvestre.

Semana 2 en la preparación para ver si puedo correr la San Silvestre.

6 días gimnasio, alternando grupos musculares, que sino la Gacela se cabrea.

1 día de Yoga, que esta semana nuestra profe Clarissa ha sido abuelita y le perdonamos un día, a cambio de un pastel, por cierto estaba buenísimo. Ese día no cené.

1 día de natación, para soltar un poco los músculos, y seguir cultivando este cuerpazo. Por primera me grabaron nadando, y no voy mal, pero tengo que ir menos tieso.

Me dice Cristian, que tengo que trabajar algo llamado rolido, ya me lo explicará porque ni idea.

3 días de carrera en modo Tortuga, total unos 18 km, a un ritmo indeterminado, siempre lento eso si.

Mi ritmo es secreto, nadie salvo yo, y puede que mi oráculo, quizás mi señor padre lo conoce, no hay que dar pistas a mi rival, pues “El Alemán” está muy bien preparado, cuanto menos sepa mejor.

Buena semana en la que mañana me tomaré un descanso, pues hoy después de 4 años, tengo pase pernocta, firmado por el oráculo, y por lo tanto voy a salir.

Es fácil que a las 12 esté derrotado, pero hay que intentarlo.

No todo va a ser entrenar.

Estándar