España

Semana 3. San Silvestre. Derbi.

Tercera semana desde que he vuelto a correr, me estoy poniendo toro, 84.1 Kg, desde que estaba embarazada mi oráculo, que engordé en solidaridad con ella, no había alcanzado tales cotas.

La diferencia es que ahora es músculo, músculo que hay que mover cuando corres y me cuesta un mundo.

La semana se resume en:

– 6 sesiones de gimnasio, si alternando grupos musculares, que soy cortito, y por eso precisamente me dejo asesorar.

– 1 día de natación y correr en piscina, tenían que ser 2, pero hoy se me olvidó la toalla. Siempre se me olvida algo, que difícil es hacer bien La Bolsa.

– 2 días Yoga, pleno de disfrute como siempre, os he dicho que tenéis que probarlo, y tenéis que probarlo, punto.

– 3 días correr, en total creo que suman 18 Km, repito que el ritmo es secreto. Esta vez me encontré con un mítico corredor popular, Saturnino, que se digno a hacer unos metros conmigo, todo un placer, ya que es un corredor digno de admiración, no se cuantos maratones lleva ya, pero lo mejor es su filosofía de este deporte. Me quito el sombrero.

Lo más sorprendente de esta semana, bueno no tan sorprendente, es que a pesar de lo que me está costando correr, ayer me pase por unos grandes almacenes (no digo cuales, que no me sponsorizan), y si, no pude resistirlo, me apunte a la San Silvestre.

Tengo pruebas…

Un primer paso para volver a las carreras, espero que el día de autos, esté en condiciones de correr. Después de 3 años volveré a ponerme un dorsal, para mí es importante no, importantísimo, cuando corra si es que puedo, me acordaré de todo lo que he pasado hasta llegar allí.

Pero primero tengo que llegar.

Y para cerrar la semana, mañana derbi provincial, voy a ir a verlo a Ponferrada, y voy a ir con mi oráculo.

La apuesta es sencilla, ¿ a cual de los dos nos insultaran más?, ¿ a mí por ser leones, los tontos del Bierzo, o a ella por berciana los tontos de León?.

Es una pena pero tontos hay en todos los sitios y en el fútbol más, la pena es que les reímos las gracias.

El lunes os cuento quien gano esta penosa apuesta, y quien se llevó el partido.

Anuncios
Estándar