España

8 de Noviembre. 82.1.

7:30 Suena el despertador, arriba, desayuno, besos de buenos días, vestir al enano, al cole, y siempre de buen humor, con el es imposible estar de otra manera.

9:00 Café más 2 donuts, que mi padre que viene a buscarme, ya no come el suyo porque cree que así va a adelgazar y yo aprovecho ( son pequeños). He recuperado el gusto por el café descafeinado, ahora que puedo tomarlo aprovechó, influye el trato que es muy bueno, soy hombre de cafeterías, es así.

9:30 Después de un recorrido emocionantisimo en donde suelo ir dando la turra a mi padre para que pare en los pasos de cebra, y quejándome por los mal que están aparcados los coches en la calle del divernodia ( Velazquez), si algún policía me lee, por favor pase por allí, un infierno, aunque yo creo que ya lo saben, llegamos al gimnasio.

10:30 Más o menos una hora de sesión, con los habituales, da gusto con ellos, me animan mucho y me dicen lo bien que me ven y es que ellos me han visto día a día y por lo tanto han visto el cambio. Son muy grandes.

Últimamente hasta me gusta el gimnasio, será que veo resultados. Que cuerpo se me está poniendo, como será que hasta mi oráculo me abraza ( ¿ o es porque tiene frío ?).

Gracias Noel.

11:00 Dentista, no sé que me pasa con estos grandísimos profesionales, no me hacen daño, no paso dolor, he pasado por mil perrerias peores, incluso el día que entre en quirófano estaba tranquilo, pero es llegar al dentista y los nervios me invaden.

Hoy he sudado más que corriendo, es alucinante, como mi mente me engaña y hace que esté allí agobiado.

Repite conmigo Tortuga, nunca te han hecho daño, nunca, es solo un rato, no sufras so tonto, que bien que te haces un tatuaje, eso si duele, y no te pones así. En fin tengo que tratar de controlarlo.

13:00 Comida, hoy tocó sobrapecarga de hidratos, creo que se dice así cuando comes pasta, pero tocó porque me apetecía, que de momento no llevo ninguna dieta.

15:00 Después del reposo lo mejor para quitar los nervios del dentista, y esa especia de intriga maliciosa que tienes hasta que se te quita la anestesia, ( ¿ me dolerá o no?), llamémosle síndrome postanestesia, es correr.

Así que aunque llovía bastante, me vesti de negro y a trotar 5, 54 km, no voy a decir el ritmo, pues mi estado de forma es un secreto, pero satisfecho al llegar.

15:45 Momento mágico, como cualquiera que vive de su cuerpo, toca pesarse.

Pongo la báscula en el suelo, me desnudo, subo, miro los números y, si 82,1 recién llegado de correr. Ya estoy en mi peso. Ahora tendré que controlar, que demasiado músculo no es bueno.

16:30 A buscar al enano.

Anuncios
Estándar