España

De – formación deportiva.

IEn medio de mi proceso de recuperación, veo deporte no mucho la verdad, o no tanto como quisiera.

El fútbol base lo he dejado de ver, este año no he visto ningún partido, pero se como se trabaja, y ya he dejado claro que en el 90 por ciento de los casos no me gusta, porque no dedicamos tiempo a lo importante que es enseñar al niño. El centro de todo debería ser El Niño, no el club ni en el entrenador, y en la mayoría de los casos no es así, una pena.

Pero es que el otro día que estaba yo de paseo me decidí a ver un partido de baloncesto base, y menuda sorpresa desagradable que me lleve.

 Un equipo muy superior a otro, y se pasa, sabiendo que va a ganar, porque lo sabía, todo el rato,presionando la salida del balón del equipo inferior. Presión en toda cancha, ganando de mucho, tensión en las órdenes de la entrenadora, agresividad en el lenguaje, algo realmente vergonzoso, inexplicable y preocupante. A todo esto los padres viendo el partido tan contentos, iban ganando.

Solo aguante cinco minutos y me tuve que ir, y yo que pensaba que en el baloncesto existía otra mentalidad, empiezo a pensar que no, que al final utilizamos a los niños y a las niñas, para presumir nosotros, para sacar pecho nosotros, para sacar fuera nuestras frustraciones. 

Porque me gustaría que esa entrenadora me dijera, su objetivo en ese partido, ¿ por qué esa manera de jugar?,  ¿ qué aprendieron sus niñas?, ¿ por qué tanta tensión en un partido totalmente ganado?.

Al final va a resultar que lo mejor será que el enano haga un deporte, sin adultos cerca, tenemos tendencia a estropear lo que ellos tocan.

De momento va a nadar y como solo tiene que flotar y no ganar a nadie su monitor pierde tiempo en una cosa fantástica, le enseña, le forma, solo tiene que aprender.

Nos desenfoca la competición? Yo creo que si.

Dediquemos tiempo a los niños, no sólo a ganar.

Anuncios
Estándar