España

#jodetealvaro

El bicho quiere dar la vuelta al resultado, y se ha inventado un nuevo hastag, #jodetealvaro.

Me ha provocado una oclusión intestinal, con unos dolores brutales. Así que he terminado en urgencias, y me voy a quedar ingresado.

No sabemos si a cargo de digestivo para desatascar, o de cirugía para que me desatasquen. En breve un scaner y deciden.

Así que me ha salido respondón el hijo pu… del bicho, pero aunque reconozco que estoy asustadete, no pienso rendirme.

A seguir y cambiar su hastag.

Anuncios
Estándar
España

El lenguaje en el deporte.

Hoy a las 16:00 juega la Cultural y es el partido número 30 , en el que se juega la vida, es un partido a vida o muerte, hay que ganar como sea, nos va la vida en él.

Ojo y ahora quedan diez partidos, pero esto se oye desde hace meses, antes de cada partido. En mi opinión esto genera ansiedad, entre el público y el equipo y no trae nada bueno. 

Lo curioso es que los propios jugadores a través de las redes sociales, e incluso el entrenador, caen en este juego, y es un juego que no lleva a nada bueno, solo trae más presión de la que ya de por sí tienen por jugar cada partido.

Y esto pasa sobre todo en fútbol, y se traslada como ejemplo al fútbol base, en el que caemos en el mismo lenguaje, un lenguaje agresivo, y que solo genera frustración en caso de derrota, en todo el entorno del club, hay niños que salen a partidos, a jugarse la vida. 

No tiene ningún sentido, un partido puede ser, más o menos importante, pero nunca es una cuestión tan seria, simplemente es un partido, puedo ganar, empatar o perder, pero cuando pase un tiempo, me acordaré de lo vivido allí a penas del resultado.

Y en el fútbol profesional donde sí importa el resultado, no es cuestión de vida o muerte, es su trabajo, cobran por el, y van a cobrar pase lo que pase, así que vamos a intentar, moderar el lenguaje, y no caer en estas tonterías, porque yo este año estoy alucinando. 

Hay equipos que si te fías de esto juegan cuarenta finales y partidos brutales al año, y así es imposible o por lo menos muy difícil.

Disfrutemos un poco más del deporte y a relajarse.

Estándar
España

Primer día de trabajo.

10:00 de ayer noche, me preparo el desayuno del día siguiente, y la ropa, parece que voy a realizar una expedición al Himalaya, cuanto uniforme utilizo.

10:30 Me acuesto, ni siquiera veo España, resulta qué ganamos 6 1 , e Isco como buen futbolista, aprovechó un partido bueno para pasar factura a su entrenador, los 30 que juega mal no dice nada. Sus amiguitos los periodistas hacen el resto.

5:45 Despertador, me levanto, mis genes japoneses actúan y nadie se entera, impresionante, desayuno y a currar con mi tentempié de media mañana en un bolsito precioso.

6:30 Llego a trabajar, empiezo la jornada ante la sorpresa de mis compañeros que me ven muy delgadito, eso sí tremendamente guapo, aunque ninguno me lo dijo, yo sé que lo pensaban.

11:00 Después de media jornada, las piernas van cansándose y empiezan a dolerme músculos que este año tenía olvidados, que bueno es recuperar la memoria, hago el descanso, me como muy sándwich y a seguir.

15:00 Se termina la jornada, me duele todo, pero llega Vane mi compi pequeñita y me es un abrazo, que bien sienta, consigo la energía necesaria para subir al coche.

15:15 Llego a casa y aquí está lo mejor, mi oráculo y mi enano para recibirme, que grande. Hasta me besan y sonríen, tengo que ir más a trabajar.

Un año después he vuelto, lo importante es que ahí estoy, ahora poco a poco a integrar mi trabajo en mi recuperación, esto es solo una parte más de mi batalla contra el bicho.

Y como me ha dicho mi jefa y estoy al mil de acuerdo ella, nada de dar pena, aquí a trabajar. 

Esa es la filosofía a trabajar, se que ella me va a ayudar, y yo no le voy a fallar.

Otra vez en el tajo, siiiiiiiiiiiiii.

Estándar
España

Empatía. Crohn. 

” Capacidad de percibir, compartir y comprender lo que otro ser puede sentir”, está es la definición de empatía, y la traigo aquí porque es uno de los caballos de batalla de los enfermos de Crohn, es realmente difícil que nos comprendan y que la gente se ponga en nuestro lugar.

Para alguien que lo está pasando mal, con una enfermedad crónica es vital que le entiendan, o por lo menos que traten de hacerlo, y sino te pueden entender porque no saben en qué consiste la enfermedad, si que sean humanos y agradables. Es vital ir al médico, o a la inspección, y sentir que del otro lado de la mesa hay alguien, que aunque desconozca la enfermedad, o no la domine, se preocupa por ti, por intentar comprenderte, por intentar saber por lo que pasas. Lo contrario genera una sensación de frustración que no nos ayuda nada. En mi caso mi médico es genial, ni una queja.

No sólo los médicos, los compañeros de trabajo, los que te rodean en tu día a día, en tu vida social es vital que entiendan, que tu probablemente aunque por fuera se te vea bien, puedas no tener ganas de hacer algo, y no presionarte para que lo hagas, porque tú eres el que lo sabe, el que conoce todas las circunstancias, y son circunstancias incómodas que a veces no quieres contar, así que dejarnos hacer, que somos los primeros que queremos ir de fiesta de cena, de comida…

Y es que aunque una componente de esta enfermedad es psicológico, no se cura con el poder de la mente, eso es una gilipollez, con perdón. Ayuda y mucho tener la cabeza despejada, pero la enfermedad existe y es física, se inflama el intestino y duele, o da diarrea o las dos cosas a la vez y repito eso no es psicológico, la parte metal es solo una ayuda más. Mi padre me dice eso de le des vueltas, pero que cojones cuando me duele la tripa, me resulta complicado, y me duele no es que mi mente me esté engañando. Es real.

Por eso seguiré escribiendo porque después de tantos años y con cada vez más enfermos, te das cuenta que hay mucha gente que no conoce  lo que nos pasa, así que intentaremos explicarlo y hacer cosas para evitar que enterados te digan que tienes el brote controlado cuando no es así, o que venga, vamos tu puedes que eso es psicológico. A alguno de estos le dejaba solo un día, donde he estado yo, solo uno, y después me cuenta.

Un poco de empatía por favor, solo un un poquito y no lo dijo por nadie en concreto, entre todos tenemos que ayudar a que se conozca por lo que pasamos, sin caer en el victimismo ojo 👀.

Empatía por favor.

Estándar
España

El miércoles vuelvo.

Hoy me tocaba revisión del año de baja en el Inss, lo dejo para otro día, porque hoy estoy de buen humor y no me lo chafa nadie.

En definitiva y como yo tenía previsto el miércoles me incorporo al trabajo, después de casi un año vuelvo a la rutina, lo necesito. Y además aunque todavía no estoy ni a un 20 por ciento de mi capacidad física, mi capacidad intelectual ha crecido más todavía, jeje y no estoy hablando del tamaño de mi cabeza.

El tema es ponerme al día rápido, y valorar con honestidad si puedo o no, yo estoy convencido que si.

La verdad es que tengo muchas ganas, cuando oigo a la gente quejarse por el trabajo, les respeto, cada uno se queja de lo suyo, pero yo no puedo más que envidiarles, porque me gustaría poder quejarme por tonterías del trabajo, del día a día, que si este hizo esto y aquel lo otro. 

Porque este año es una de las cosas que he echado de menos, no el quejarme, sino simplemente el poder trabajar, y es que cuando no puedes hacer algo, lo valoras más.

Ahora toca disfrutar del día a día, de mi jefa, de mis compis, de mi trabajo, se que si alguien me lee, pensara, este es tonto, como va a disfrutar del trabajo, pues si, es más, se que el miércoles cuando me encamine  hacia la nave me voy a emocionar. Solo yo se lo que he pasado, y es un paso más para recuperarme.

Pues así me lo tomo, como una fase en la recuperación, un pasito, la rutina, el movimiento, las preocupaciones del trabajo, tienen que hacer que no focalice tanto mi  pensamiento en la tripa y ayudarme a recuperar. Un poco de vida, para que el bicho siga su lenta retirada.

Adiós bicho adiós, hola trabajo.

Mientras hoy me fui despidiendo del gimnasio.

Estándar
España

A una semana. La clave mis piernas.

A una semana de volver a trabajar, estoy de pretemporada, preparando o intentando preparar, sobre todo mis piernas para tal evento, pues están escasitas.

7:00 Suena la voz del enano pidiendo su alimento, no es agradable no, porque lo pide con ansiedad como si en esta casa se le negara la comida, su madre y yo somos requeridos con la máxima urgencia, pues su sensación de hambre debe ser brutal. El ya sabe que va a comer poco en el comedor y quiere ir abasteciéndose.

7:30 Desayuno, pues aunque hoy toca pincharse para el sintrom, a estos análisis se puede ir desayunado, menos mal, sino a media mañana el que iba a gritar era yo, y dicen que se me da bien refunfuñar, además ojito con mi voz, que sin duda es preciosa, pero poderosa.

9:00 Entregado el paquete en el colegio vuelvo a desayunar, un solo desayuno no es suficiente para mi empequeñecido cuerpo, es poco. Recibo la llamada de mi señor padre al que felicito, hoy es su cumpleaños, mi hijo, si el que grita por hambre y luego come poco, quiere regalarle un huevo de dinosaurio, búscale después la utilidad.

9:30 Paso a buscar al señor que cumple, y al hospital, cojo número como si fuera la carnicería, y pinchazo, uno más. Finalizado el proceso de pincharme ponemos camino al gym, a esa pretemporada para no sufrir demasiado a las órdenes de Esther. La clave está en las piernas, tienen que volver.

10:00 En el gym, toca pierna, es curioso, en lo que se me ha quedado, dos palitos, cuando yo tenía unas piernas salvajes, llenas de músculos. Ahora son pequeñitas y les cuesta, así que la semana que viene tocará sufrir hasta que me adapte. Allí con mis júbiletas, trabajamos para sufrir lo menos posible.

12:00 Vuelta a por los resultados, cabreo porque no están muy allá y en dos semanas vuelve a tocarme pinchazo, y no duele pero es aburrido, aporta poco la verdad, tengo la sangre demasiado líquida. Paso de riesgo de trombo a riesgo de hemorragia, ¿ que preferís?.

13:00 Para casa y a comer, que hoy no hace frío y a lo mejor puedo llevar un rato al enano al parque y de paso mover estas piernas, en busca de los músculos perdidos, y la fortaleza que se fue. Porque la claves en el retorno, sin duda son las piernas, tienen que volver.

Que ganas de volver a trabajar, yp hasta me he puesto nervioso pensándolo, como si debutase en las Ventas, sino pasa nada será el miércoles que viene, y podré recuperar parte de mi normalidad.

Vamossssssssssssssssss.

Por cierto estoy enganchadisimo a Fama así que cualquier día hago una coreo, estoy en ello. En cuanto recupere mis piernas.

Estándar