España

Tres puntos.

El día que quizá peor fútbol ha hecho, el día que más imprecisa estuvo, el día que a 5 minutos del final el rival tira al larguero, en un disparo que podría suponer la derrota de la Cultural. Ese día contraataque, gol, victoria y tres puntos. Eso es el fútbol, y por más vueltas que le demos, muchas, muchísimas veces, pasan cosas que no tiene que ver con la lógica.

Por  eso es tan divertido y tan apasionante.

A mí el partido en si, me ha parecido el peor de la Cultural en casa, imprecisa, atenazada por la necesidad de ganar a un rival directo, sin profundidad, ante un equipo que le esperaba cerrado para plantear alguna contra. El equipo leones tiene un verdadero problema con las vigilancias defensivas, cualquier despeje con o sin sentido se convierte  en una contra peligrosa. Es un aspecto que debe mejorar, y debe hacerlo ya, porque le cuesta muchísimas acciones de uno contra uno, que acaban en peligro, o en gol.

Un partido emocionante, sin mucho fútbol, pero con un detalle, y es que Señe, hoy desaparecido gran parte del tiempo, hizo un control, un giro y un disparo para marcar el empate digno de un jugador de primera clase, que barbaridad.

Así que resumen, tres puntos que deben dar confianza al equipo, y hacer que se asiente y recupere un poco la calma, esperemos pues que sea un punto de inflexión, y entre todos disfrutemos de una gran segunda vuelta.

Anuncios
Estándar
España

Media Maratón León.

Este año es la décima edición de la Media Maratón de León, el año pasado me incribi y no pude correrla, fui demasiado ptimista, ayude como voluntario. 

Las primeras 8 ediciones las corrí y disfrute de la carrera desde dentro. Este año no me voy a puntar pero el 18 de marzo de un modo u otro estaré animando y disfrutando de mi carrera favorita.

No tengáis dudas y apuntaros, corredla y disfrutadla, disfrutad de León.

Porque es una carrera que es nuestra, es la que le dio el impulso nuevo que necesitaba este deporte entre los populares.

Porque se corre en una ciudad preciosa, pasas por delante de San Marcos, el Auditorio, el Musac, Palacio de los Guzmanes, Botines, y la Catedral más bonita de España, la Pulcra.

El recorrido es mixto, ni muy duro ni muy blando, pero si lo preparas en condiciones, no vas a tener ningún problema, para disfrutarla y terminar.

Porque vas a disfrutar después de la carrera o el día antes de la capital española de la gastronomía, puedes comer maravillosamente y disfrutar de los paseos por la ciudad más bonita de España. Morcilla, chorizo, tapas, restaurantes modernos, lo que te de la gana.

Porque aquí vas a depender de ti mismo, no esperes que el público te lleve en volandas, no, estás en Leon, somos fríos, vemos la carrera pero no animamos, así que tu marca será solo tuya, no tendrás el doping del público. Eso en otros sitios, aquí cada uno que haga lo que pueda.

El tamaño de la carrera es el ideal para correr, no está muy masificada, y permite que se corra a gusto y puedas disfrutar de tus objetivos.

Hace fresquito, pero nunca suele llover, así que el tiempo ayuda también a correr, pues calor no vas a pasar, y es raro que mojes.

Estas razones y otras muchas hacen que ahora que ya os podéis inscribir, lo deberíais hacer. Yo no puedo pero os recomiendo que lo hagáis, y si alguien necesita guía o tiene alguna duda, que me pregunte a mi, que yo hago de embajador de carrera, y os ayudo. Me he autonombrado, que conste, y yo si animo, de los pocos.

Como te echo menos, pero volveré a correr mi carrera favorita. Este año ayudaré a La Gacela, tendré que darle un abr as antes de empezar, para que calme los nervios, que con su edad todavía se me altera.

El Alemán no sé si vendrá, el lo sabe desde hace meses, que lo programa todo mucho, y probablemente me lo haya dicho, pero a estas horas no me acuerdo. Si se decide, aquí tiene un soporte.

El de las fotos no sé si vendrá o no, está en el amor, y es seria duda.

Así que a correr, que es nuestra y merece la pena.

Estándar
España

Empezar a andar.

Después de muchos meses, el lunes me puse las zapatillas de correr, para eso si, pasear. Hice 4,6 km a 12 minutos el km, eso es muy muy despacio, me adelantaban unos seres pequeños y babosos, llamados caracoles. Acabe con dolores musculares en todas las piernas, mi escaso volumen muscular, no ayuda.

Y sin embargo cuando llegue a casa, mi moral estaba alta, pues es un paso más, para poder correr algún día, primero tengo que recordar cómo era andar, así que ahora que ya puedo pasear, aplicaremos esa máxima de poco a poco, y cada día un poco mejor.

A estos ritmos La Gacela está tranquila, pero debería pensar que el lento caracol va a ser muy constante y quizá algún día…

Mientras sigo con la dieta, que me está costando, pero que es verdad que parece me va bien.

Hemos entregado los premios en segunda edición, seguiremos dejando libros, no nos olvidamos de las entrevistas, y en breve presentaré más novedades, para poder dar visibilidad a las EII. 

Si a alguien se le ocurre algo que se pueda hacer, estoy abierto a escucharle y poder colaborar para llevar a cabo esta tarea que me parece imprescindible.

Todavía hay mucha gente a la que le dices que tienes Crohn, y ni le suena, así que entre todos hemos de dar visibilidad, porque para el enfermo es muy importante sentirse comprendido.

Así que que a seguir trabajando por nuestra visibilidad, somos guerreros.

Estándar
España

Segundo premio #jodetebicho.

Reunido ayer el jurado de los premios #jodetebicho, y tras una larga deliberación, se procedió a votar, siendo elegido por unanimidad, eso sí, con algo de polémica, el premiado en esta segunda edición de los premios #jodetebicho.

El agraciado es Don Alejandro Vaquera Jiménez, alias La Gacela, recientemente premiado también con la viera de plata, está en racha el caballero.

Los motivos por los cuales recibe el premio más deseado de la ciudad de León, son los siguientes:

Ser el causante de mi afición por lo que ahora los modernos llaman Running, o sea correr, su famosa frase no hay… a correr la media de León, nos llevó a una espiral que a punto estuvo de desembocar en una inscripción en la Maratón de los sables, solo el conocimiento de su mujer de dicho caso evitó nuestra locura. La realización de este deporte me ha ayudado sin duda en mi batalla contra el bicho.

Por su culpa, estoy casado. Su oráculo me presento al mío en una jornada de padel suspendida por la lluvia, y eso hizo que conociera a la que hoy es mi media naranja, y madre de mi enano. Esta parte también me ha ayudado en mi batalla contra el bicho, pues ellos dos me aguantan.

Me da soporte y apoyo moral, pues no deja de ser un andaluz gracioso, con el que es fácil pasar un buen rato, y que decir tiene que sonreír es fundamental, además de compañero de viajes, y tonterías varias, llegamos a probar hasta el golf.

Con sus múltiples retos y planes, mantiene mi cabeza entretenida en planes positivos, que me ayudan a seguir en la pelea, en la pelea por ganar a La Gacela y al bicho. Los dos serán derrotados este año.

Lleva mi blog por el mundo, y en sus múltiples viajes, siempre tengo alguna visita suya, me deja la banderita en las estadísticas, y me hace ilusión, ver que me sigue.

Su apoyo como amigo, porque además de todo, se que siempre está ahí, por si le necesito, y eso sí es de verdad importe. El bicho sabe que en equipo hay gente de la buena.

Así que por estas y otras múltiples razones, Don Alejandro alias La Gacela, recibió ayer de mi mano,  la chapa que le hace acreedor del premio #jodetebicho, sin lugar a dudas, la chapa más deseada de la ciudad de León.

Enhorabuena Gacela.

Estándar
España

Fin de la Navidad.

Se acaba la Navidad, después de dos semanas de fiestas, comidas, reuniones familiares y de amigos, con la visita de los Reyes magos se pone fin a este período, mágico para unos, odioso para otros.

Para los que estamos con el bicho a cuestas, es una época complicada, pues casi te exige comer más de la cuenta, y cosas que no te van bien. Es muy difícil ser disciplinado y dejar de lado los suculentos mangares de mama, para comer, pechuga de pollo, o pavo o cosas así. 

Y que decir de los dulces, yo este año he tenido que hacer un auténtico esfuerzo para no mirar a los ojos al turrón de chocolate con almendras.

Además de las comidas, todas las rutinas saltan por los aires, con lo cual es muy complicado fijar unos horarios adecuados para seguir cuidándose, pero es un peaje que te toca pagar en estas fechas, lo que debe quedar claro, es que no le debemos nada a nadie y si necesitas descansar, hay que descansar, que esperen los demás. Se puedn hacer excepciones, no excesos, o no deberíamos.

Si además tienes un pequeño, están de vacaciones, lo que supone estar con él y búscarle actividades para que pase unas fiesta mágicas. Esto que es muy divertido, puede ser estresante, así que hay que tomárselo con filosofía, e intentar disfrutar de su ilusión y su alegría, ante las fiestas, pues esto te dará energía. 

A mí hay una cosa que me fascina y me carga las pilas, y es mirarle mientras juega, sin intervenir, solo mirarle, disfrutó, descanso y me carga la batería.

No todo son cosas malas, el salir de la rutina, ver a gente que a veces no ves, y tener un enano que disfruta como un loco con la Navidad, hace que te distraigas, y no pienses tanto en el bicho. Y eso siempre viene bien.

Se trata como siempre de encontrar el equilibrio, eso que parece tan fácil y es tan difícil, cosas buenas, cosas malas, eligo quédarme con las buenas y arrinconar las malas.

Y pase lo que pase, son dos semanas, y vuelve la rutina.

Disfrutemos pues hoy de los Reyes Magos, yo por ejemplo he sido buenísimo, espero,un gran regalo. Y a partir del lunes y en un régimen espartano, volvemos a la rutina de la batalla con el bicho.

Se va a arrepentir jeje.

Estándar
España

Excusas.

Ahora que es tiempo de nuevos y viejos propósitos, hay una cosa que no nos podemos permitir, algo muy dañino para conseguir cualquier cosa, y son las excusas.

Cuando entrenaba, tenía prohibido bajo pena de castigo, ahora no podría castigarles que se traumatizan, que los niños me dijeran, “es que”. Esta expresión era un comodín buenísimo, para justificar cualquier acción o inacción, da igual, ellos sí les dejabas se agarraban al,es que ,para esquivar cualquier responsabilidad. 

Era una forma fácil de no hacer autocrítica y por lo tanto, no mejorar. Al no asumir lo que uno hace mal, es imposible mejorar. 

Otra excusa muy fácil en este campo, en el fútbol, era el árbitro, echarle la culpa a el, nos viene bien a todos, así no tenemos que asumir ningún error.

Y la excusa es un mecanismo fantástico para no mejorar, o para no hacer nada.

Hoy no voy a entrenar, que hace frío, o tengo cumpleaños, o tengo que estudiar, o… da igual el caso es darle a mi cerebro una escapatoria fácil, que él aceptara, y caer en la pereza.

Por ejemplo yo ahora que he empezado con una dieta muy restrictiva, cuando veo algo que me apetece comer, mi cerebro me dice que no pasa nada por un día, que total no me va a sentar mal, y lo que está haciendo es ponerme excusas para que me salte la dieta, pues es más cómoda y placentera la opción b, comer lo que me de la gana. O cuando estoy un poco cansado por la tripa, al cerebro le llega el mensaje de estarse quieto en el sofá, a donde vas a ir, con lo a gusto que estas.

Pues no, toca no poner excusas, toca hacer autocrítica cuando hago algo mal, toca no ceder a la tentación, y toca decirle al cerebro, que podemos hacer cosas, y que vamos a hacer cosas, que no, que no vamos a poner ninguna excusa, que lo vamos a hacer y punto.

Sino en este año nuevo sería imposible cumplir con la lista de propósitos que hice el otro día, y no me da la gana, que soy cabezon y no sólo por tamaño.

Y además asumir los errores, no poner excusas, e incluso pedir disculpas cuando uno se equivoca. Es algo que nos hace avanzar.

Es cuestión de probar, y después me comentáis los resultados.

No excusas, pero ni una sola. La ovejita gimnasta anti crohn no nos dejaría, ella nos pone a tope.

Estándar
España

Propósitos 2018. El año del pollo.

Ya llego por fin el 2018, ya está aquí y como no, tengo una lista de propósitos, que veré en lo que queda, cuando estemos a finales de este mágico año.

Dejar los corticoides, ir poco a poco llegando al estado de remisión, y poder reducir un poco la medicación.

Seguir en el gimnasio fortaleciendo, y de tanto fortalecer llegar a poder tener el cuerpo que me merezco. Entonces poder salir a correr, y a lo mejor comprarme una bici y poder dar pedales, y a lo mejor entrar en la crisis de los 40 y comprarme una vespa, y volver a alguna carrera, para disfrutar ese ambiente.

Volver a trabajar, que el día a día hace que recuperes cierta salud mental que siempre viene bien. Un poco de rutina por favor.

No enfadarme cuando alguien aparca donde le da gana y pone los intermitentes de emergencia como si fuera un adorno, no no me enfadare, solo sonreiré y comprenderé que dar vueltas para aparacar, y después un paseo desde donde aparcas es muy difícil. El yoga juega aquí un papel importante, calma, siempre calma.

Seguir con esta dieta, ya que me he puesto y parece que va bien. Eso sí algún premio de vez en cuando, me tendré que permitir, en cuanto la PRC baje de cinco, creo que es.

Viajar, en cuanto pueda me apetece montar en un avión e irme lejos, desconectar, ver otros lugares, y no saltarme mucho la dieta.

Leer, aunque vuelva a la rutina no dejar de leer, porque me gusta mucho, me distrae y no quiero perder el hábito.

Seguir con los premios, y lanzar el equipo jodetebicho, en breve se entregará la segunda edición de los premios. En cuanto al equipo hay que seguir dando una vuelta a la idea para que salga correctamente, que sino La Gacela me riñe.

Ser simpático, no sé si lo consíguere, porque me cuesta, pero intentaré ser un poco agradable, sonreír, saludar, sujetar la puerta…

No sé si volveré a entrenar o no, esto lo dejo cómo una duda, no sé si tengo ganas, y no sé si alguien quiere que entrene un equipo suyo, con mis nuevas ideas, es cuestión de dejar que pase el año y entonces veremos. A Brau le da algo, que dice que ya no tengo principios.

Seguir tomando café con Torri, con La Gacela, con el Alemán, con Gori, con Bob, con Rodri, con Santo… y recordar nuestra época en la que éramos jóvenes, que éramos hasta graciosos. Pero también compartir nuestros momentos actuales que no son menos buenos.

Y por supuesto cuidar y disfrutar de mi enano, que hace que los días sean divertidos, porque siempre me enseña algo más.

Estos y otros son mis propósitos para el año que empieza hoy, que debido a mí dieta he decido llamar el año del pollo, pues es lo que más como. Pobre aves.

Ya os contare como me ha ido.

Estándar