España

Un día cualquiera con mi Bicho


Como si fuera el amigo extraterrestre de Gurb, que le busca y va de peripecia en peripecia, os cuento como es un día cualquiera en esta batalla con don Bicho.

00:00 Estoy en la cama, pues ahora estudio y aprovechó este rato para leer el interesantísimo anexo sobre mercancías peligrosas, al que dedicó mi tiempo libre. El bicho que no duerme hace que se me muevan las tripas, como suenan.

1:00 Sigo en el mismo sitio y el bicho a lo suyo, suena que te suena, las tripas empiezan el concierto.

6:00 Suena el despertador de mi oráculo, entre que abre los ojos y se sitúa para darse cuenta de que se acabó dormir se despiertan todos los vecinos del edificio y la manzana, mientras ella misteriosamente, se da la vuelta y duerme un rato más.

6:30 Antes de que el oráculo inicie su ritual de desayuno me levanto rápido a tomar mis pastillas, para también volverme a meter entre las sabanas un rato. Mientras he pensado en el Bicho unas quinientas veces, y palpado mi tripa del orden de trescientas. A esta hora ya me ha dado tiempo a calcular mi PRC, mi orosomucoide, la hemoglobina y las plaquetas, todo sin hacer analítica.

8:40 Ya desayunado, vestidos y puestos guapos, el enano y yo nos vamos al cole, por el camino enfadamos a varios conductores a los que hacemos parar en los pasos de cebra, somos unos delincuentes, con la prisa que tienen. Camino vigilando al Bicho, no vaya a ser que me olvide que está ahí.

11 Despues de volver a desayunar y estudiar un rato, y reposar otro, me pasa a buscar mi padre para ir al gimnasio a cultivar mi malograda musculatura, un rato de pesas, mientras analizó cada ruido intestinal pues el Bicho está en mi cuerpo y como podéis ver en mi mente. Mi camino hacia ser como Jon Kortajarena me está costando, y mira que la materia prima es buena, pero como Don Bicho me deja comer poca cantidad me cuesta definir mis músculos. Palabra que están ahí.

13 Vuelta a casa y preparación de la comida, que al estar en brote suele ser un manjar de primera, casi siempre pollo, ave que me va a declarar persona non grata, por mi alta ingesta de la misma. Como y a esperar el juicio del Bicho, hoy decidirá dar por… como hace muchos días o me dejará pasar una tarde tranquila.

15 A esa hora más o menos vuelve el oráculo del trabajo, me pone al día, la escucho con absoluta atención e incluso opino, como me gusta opinar, se va comer, y yo sigo con mi ritual, mercancías peligrosas en el sofá. Lo que me lleva un estado de adormecimiento casi obligado. Mientras el Bicho parece que me ha dado tregua y no estoy mál. del todo, así que genial me duermo y se me caen las mercancías peligrosas.

16:40 Voy a buscar al enano al cole, hay padres que sin duda han entrenado, y están en forma,  y corren como locos para ser los primeros en recoger al niño, no vaya a ser que existaconfusión, es absolumente imposible ganarles, yo en mi estado ni lo intento, sería asumir muchos riesgos. 

Amor, amor y más amor, los niños corren hacia los padres, les dan un beso, y los padres respondemos hablándoles como si fueran tontos, no nos damos cuenta que pasan de nosotros, están contentos porque salen del cole y van a hacer lo qúe les de la gana con nosotros. No es amor verdadero, es interés. El Bicho como siempre que aparece el enano se retrae, pues sabe que la energía que me da mi chico le destroza.

16:40 hasta su hora de dormir Se hace lo que quiere el enano, y se hace porque a él le da la gana, unos días de buen humor otros de malo, pero manda el que manda, los demás detrás. Teatro, piscina, paseo, parque, merienda, cena, da igual el marca el camino, y eso que no está formado en coaching para dirigirnos la vida, pero lo hace, es un genio. Y todavía no hemos empezado a estimularle con clases de inglés, matemáticas, filosofía, música, dibujo … que tiene demasiado tiempo libre.

Cuando se duerme No hay una hora fija, pero es un momento que el oráculo y yo celebramos por todo lo alto, el enano se duerme después de estar incordiando mucho rato, cae en las manos de morfeo, y es en ese momento, cuando te sientes libre, y te preparas para disfrutar, hacer el amor, ser feliz, pues no todo mentira a los cinco minutos estás dormido como un cesto sin casi ver el principio de tu serie favorita. 

Yo ahora es cuando vuelvo a ponerme con las mercancías peligrosas, y hago balance del Bicho. Lo apunto en mi cuaderno de bitácora mental, hoy el bicho me ha molestado tanto, he comido tanto, he ido al baño tanto, y ahora me va dejar dormir tanto.

Un día cualquiera en la batalla con el Bicho, es un día como el de los demás, con un huésped pesado que se mete no sólo en tu tripa, sino en tu mente. El día que dejas de pensar tanto en el, es que estas mejor, en breve le olvidare y seguiré haciendo lo demás.

Bicho pesado.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s