España

Excusas.


Ahora que es tiempo de nuevos y viejos propósitos, hay una cosa que no nos podemos permitir, algo muy dañino para conseguir cualquier cosa, y son las excusas.

Cuando entrenaba, tenía prohibido bajo pena de castigo, ahora no podría castigarles que se traumatizan, que los niños me dijeran, “es que”. Esta expresión era un comodín buenísimo, para justificar cualquier acción o inacción, da igual, ellos sí les dejabas se agarraban al,es que ,para esquivar cualquier responsabilidad. 

Era una forma fácil de no hacer autocrítica y por lo tanto, no mejorar. Al no asumir lo que uno hace mal, es imposible mejorar. 

Otra excusa muy fácil en este campo, en el fútbol, era el árbitro, echarle la culpa a el, nos viene bien a todos, así no tenemos que asumir ningún error.

Y la excusa es un mecanismo fantástico para no mejorar, o para no hacer nada.

Hoy no voy a entrenar, que hace frío, o tengo cumpleaños, o tengo que estudiar, o… da igual el caso es darle a mi cerebro una escapatoria fácil, que él aceptara, y caer en la pereza.

Por ejemplo yo ahora que he empezado con una dieta muy restrictiva, cuando veo algo que me apetece comer, mi cerebro me dice que no pasa nada por un día, que total no me va a sentar mal, y lo que está haciendo es ponerme excusas para que me salte la dieta, pues es más cómoda y placentera la opción b, comer lo que me de la gana. O cuando estoy un poco cansado por la tripa, al cerebro le llega el mensaje de estarse quieto en el sofá, a donde vas a ir, con lo a gusto que estas.

Pues no, toca no poner excusas, toca hacer autocrítica cuando hago algo mal, toca no ceder a la tentación, y toca decirle al cerebro, que podemos hacer cosas, y que vamos a hacer cosas, que no, que no vamos a poner ninguna excusa, que lo vamos a hacer y punto.

Sino en este año nuevo sería imposible cumplir con la lista de propósitos que hice el otro día, y no me da la gana, que soy cabezon y no sólo por tamaño.

Y además asumir los errores, no poner excusas, e incluso pedir disculpas cuando uno se equivoca. Es algo que nos hace avanzar.

Es cuestión de probar, y después me comentáis los resultados.

No excusas, pero ni una sola. La ovejita gimnasta anti crohn no nos dejaría, ella nos pone a tope.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s