España

Propósitos 2018. El año del pollo.

Ya llego por fin el 2018, ya está aquí y como no, tengo una lista de propósitos, que veré en lo que queda, cuando estemos a finales de este mágico año.

Dejar los corticoides, ir poco a poco llegando al estado de remisión, y poder reducir un poco la medicación.

Seguir en el gimnasio fortaleciendo, y de tanto fortalecer llegar a poder tener el cuerpo que me merezco. Entonces poder salir a correr, y a lo mejor comprarme una bici y poder dar pedales, y a lo mejor entrar en la crisis de los 40 y comprarme una vespa, y volver a alguna carrera, para disfrutar ese ambiente.

Volver a trabajar, que el día a día hace que recuperes cierta salud mental que siempre viene bien. Un poco de rutina por favor.

No enfadarme cuando alguien aparca donde le da gana y pone los intermitentes de emergencia como si fuera un adorno, no no me enfadare, solo sonreiré y comprenderé que dar vueltas para aparacar, y después un paseo desde donde aparcas es muy difícil. El yoga juega aquí un papel importante, calma, siempre calma.

Seguir con esta dieta, ya que me he puesto y parece que va bien. Eso sí algún premio de vez en cuando, me tendré que permitir, en cuanto la PRC baje de cinco, creo que es.

Viajar, en cuanto pueda me apetece montar en un avión e irme lejos, desconectar, ver otros lugares, y no saltarme mucho la dieta.

Leer, aunque vuelva a la rutina no dejar de leer, porque me gusta mucho, me distrae y no quiero perder el hábito.

Seguir con los premios, y lanzar el equipo jodetebicho, en breve se entregará la segunda edición de los premios. En cuanto al equipo hay que seguir dando una vuelta a la idea para que salga correctamente, que sino La Gacela me riñe.

Ser simpático, no sé si lo consíguere, porque me cuesta, pero intentaré ser un poco agradable, sonreír, saludar, sujetar la puerta…

No sé si volveré a entrenar o no, esto lo dejo cómo una duda, no sé si tengo ganas, y no sé si alguien quiere que entrene un equipo suyo, con mis nuevas ideas, es cuestión de dejar que pase el año y entonces veremos. A Brau le da algo, que dice que ya no tengo principios.

Seguir tomando café con Torri, con La Gacela, con el Alemán, con Gori, con Bob, con Rodri, con Santo… y recordar nuestra época en la que éramos jóvenes, que éramos hasta graciosos. Pero también compartir nuestros momentos actuales que no son menos buenos.

Y por supuesto cuidar y disfrutar de mi enano, que hace que los días sean divertidos, porque siempre me enseña algo más.

Estos y otros son mis propósitos para el año que empieza hoy, que debido a mí dieta he decido llamar el año del pollo, pues es lo que más como. Pobre aves.

Ya os contare como me ha ido.

Anuncios
Estándar