España

10 motivos por los que cada vez me gusta menos el fútbol.


Siempre he sido un fanático del fútbol, socio del Madrid, del CDEjido y ahora también de la Cultural. Jugador muchos años y entrenador en casi todas las categorías, sobre todo en la base mucho tiempo.

En el fútbol he mezclado actuaciones muy buenas , con otras que vistas ahora con el tiempo me dan absoluta verguenza. Llevo una temporada unos diez meses en los que soy un aficionado más, solo veo fútbol, no entreno, ni juego. Ymi conclusión es que cada vez me gusta menos.

Y cada vez me gusta menos por diez causas principales.

El EGO, los jugadores de hoy en día son muy egocéntricos, pero mucho, es insoportable ver cómo hablan y actúan los que en teoría son un ejemplo. Incluso cada vez más existen fans de jugadores en lugar de seguidores de los equipos. Prefieren un gol de su chico que ver ganar a su equipo. 

La prensa, el periodismo futbolístico se ha convertido en sálvame, varios periodistas en modo tertulia gritándose y dando opiniones, gente sin ninguna formación deportiva, sin ninguna preparación opinando y generando opinión, sobre entrenadores que saben mucho más  que ellos. Los Lama, Pedrerol y compañía sentando cátedra como si supieran algo de fútbol. Haciendo muchísimo daño al deporte del cual apenas hablan.

Ambiente tóxico en los campos, cuando vas a ver un partido, todo el mundo saca a fuera sus frustraciones y acaba insultando incluso a sus propios jugadores. Yo voy con una niña, y a veces le digo que se tape los oídos, y le da la risa, pero es que las barbaridades que se escuchan te hacen replantearte acuidir con niños a un campo.

Perdida de paciencia en la formación, hoy por hoy se puede decir que no existe fútbol formativo, sencillamente no existe, todo el mundo compite desde prebenjamines, como si le fuera la vida en ello. Ligas, torneos en los parones, partidos hasta en la sopa,e imitación   de los modelos competitivos de los mayores en todas las categorías. Sin tener tiempo para entrenar, para formar y para que los niños aprendan y disfruten del juego.

Falta de respeto por Arbitros, rivales, incluso por tu equipo mismo. Teniendo en cuenta la imitación de la forma de competir de los mayores en todas las categorías, no hay tiempo para educar en valores. Esto produce una falta de respeto total por Árbitros, nos vienen bien cómo excusa, rivales, son malos porque nos quieren ganar, e incluso por el mismo equipo, no se enseña a los chicos la importancia del equipo, del sacrificio por los demás, lo importante es ganar y lucirse, no sacrificarse.

No se entrena en hábitos no competitivos, por las razones antes expuestas, no damos importancia a la , puntualidad, el orden, la limpieza, la higiene, el respeto, cosas básicas que los niños piensan que en fútbol no tienen importancia, pues no dan puntos.

No dejamos a los niños jugar, y cuando digo jugar, digo descubrir. El entrenamiento se ha convertido en metódico, guiado y tan controlado, que incluso en prebenjamines se les asigna un puesto y se les entrena para él, sin dejarles descubrir el juego en su totalidad.

Queremos cada vez entrenadores más preparados, pero no pagamos por ello, llevando a los clubs a situaciones desesperadas, y de falta de profesionalidad, pues solo voluntarios pueden hacer este trabajo. Lo que se paga por jugar al fútbol en comparación con otras actividades es muy poco, y hace que los entrenadores tengan que ser voluntarios. Por llevar al niño a natación se pagan diez euros la hora, en fútbol más o menos dos euros por hora, sin contar viajes, bocadillos etc que ponen los clubs. Hm os convertido a los clubs en ONG, pero les exigimos lo mejor.

Prisas, prisas por ganar, por competir, por ir a torneos, por…. Las prisas hacen que nos saltemos etapas en la formación, que les cambiemos de equipo, que ansiemos por sus goles. Al final el resultado está ahí, en León no sale un jugador desde hace mcucho tiempo y no es por falta de talento.

Falta de gestión de la frustración, no enseñamos a los niños que en cualquier deporte se puede ganar y perder, y cuando no les salen las cosas bien se frustran, y dejan de intentarlo, reduciendo así su capacidad de aprendizaje.

No sé si me he vuelto hippie, o cada vez me hago mayor, pero últimamente, estas razones y alguna más hacen que el fútbol me guste menos, y pinse como haría yo si volviese a entrenar.

Que tipo de entrenador sería y si habría algún club que apostase por mi nuevo yo.

Porque que quede claro que muchos de estos errores o casi todos los he cometido.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s