España

2018 con ganas de aventura.

Nos encaminamos hacia el final del año, tres días quedan, y es en esos momentos, donde se suele hacer balance.

Mi año ha sido a como ha sido, tampoco voy a desglosar otra vez mi batalla con el bicho, el caso es que cada vez creo que le tengo mas dominado, o dicho de otra manera el me tiene menos dominado a mí.

En cuanto a proyectos e ideas, mi cabeza se ha movido bastante, seguimos con el blog, con las entrevistas, con los premios #jodetebicho, con la necesidad de hacer cada vez más visible la enfermedades inflamatorias intestinales (EII), seguimos entregando libros por los rincones de León, para fomentar lectura e información sobre Crohn. 

Todas estas acciones seguirán en 2018, y añadiremos alguna nueva, porque si todo sigue bien y puedo correr, tengo algún reto divertido en mente, de cara a los años venideros. Por supuesto, seguiré con el Yoga, quiero volver a estudiar, no sé si en la Universidad o en algún módulo. Volver a mí trabajo y mejorar en él, porque mi empresa se está portando bien conmigo, y merece un tío formado y bien formado.

Me gustaría poder empezar a contar mis aventuras y mis retos, porque eso significaría que estoy fuerte para hacerlos y que el bicho está solo latente a mi lado.

Y si todo va bien, tengo una nueva idea de cara al año que viene. 

El equipo #jodetebicho, ya daré más detalles, cuando pueda ir haciendo lo que necesito, pero la idea es dar visibilidad a las EII, y al nuevo estilo de vida que me está ayudando. 

Ya os contare, pero luego no os peguéis por formar parte del equipo, porque será totalmente elitista, ya lo advierto. Implica renuncia a los derechos de imagen, no quiero líos con Montoro, y tener mucho, mucho nivel, no vale cualquiera.

Ah y la semana que viene se reunirá el jurado de los premios #jodetebicho, para decidir a quién se le entrega la segunda edición de los mismos, seréis puntualmente informados, hay candidatos muy buenos, será una dura reunión conmigo mismo, lo estoy viendo venir.

Viene un año apasionante, en el que espero empezar a contar mis retos y aventuras, y hablar un poquito menos del bicho.

 Vamos año nuevo ven, que te voy a estrujar muy fuerte.

Anuncios
Estándar
España

Resultados abultados.

Lo que escribo a continuación ocurrió de forma real, no es una fábula. Cuando llegamos a casa el enano y yo, él se pone a correr para llegar antes al portal.

 Al principio yo no entraba en esta guerra, pero entonces él empezó a reírse de mí y decirme yo gano, tú no ganaste. Ante esta actitud, algún día aprieto el paso, y obviamente gano, a lo cual su respuesta es negarlo, llorar, chillar, e intentar llegar a un acuerdo, en plan hemos ganado los dos.

¿Que se hace en una situación así?, ¿ me dejo ganar?, ¿paso de competir y fomento que todo lo vea fácil?, ¿ o intento demostrarle que se puede ganar y perder y que también tiene que saber perder?.

Lo que me pasa con el enano, me recordó la polémica que hay en el fútbol base por los resultados abultados, en los que un equipo golea al otro sin piedad. Y las múltiples críticas que reciben quienes golean.

El otro día leí un artículo de Chema Buceta al respecto, que me resultó muy aclaratorio, totalmente recomendable, lo podéis ver desde mi Twitter, o el suyo, un artículo fantástico.

Mi opinión es que antes de la competición hay que tratar de poner todos los medios para que los equipos que participan en ella, tengan un nivel similar. No se muy bien como, pero hay que intentar igualar la competición. 

Que no compitan jugadores de primer año, contra jugadores de segundo año, por lo menos en edades muy tempranas. 

Incluso no permitir competiciones prebenjamines, en esa edad no tengo claro que les beneficie competir. 

Los equipos grandes, deben cuidar fichar jugadores a estas edades, no lo necesitan, y permitir que todos los clubs tengan jugadores de cierto nivel.

No permitir más de dos equipos por club con un A y un B basta, tener más favorece que los clubs pequeños no tengan jugadores, y su nivel sea menor.

Los propios clubs han de ser conscientes de donde inscriben a sus equipos, y la federación no debe sancionar, por ejemplo a un club que se mantiene en primera, y al año siguiente quiere estar en tercera, porque le han cumplido muchos chicos, y su nivel no es el mismo. Al contrario habría que favorecer este tipo de decisiones.

Lo principal es adoptar cuantas medidas estructurales sean necesarias, para favorecer una competición igualada, con equipos de nivele parecidos, lo que favorecerá mucho su formación, y evitará goleadas salvajes.

Eso sí una vez iniciado el partido nada hay que hacer, todo lo que no sea jugar al cien por cien, es una falta de respeto para el rival,  y si soy muy superior, tengo que jugar a tope, lo contrario sería reírme del rival y de la competición. Los chicos que reciben estas goleadas, que son muy duras, ¿ deben vivir la realidad o se les debe mentir, con normas como cerrar el resultado?.

Es como mi  enano y yo, la competencia entre los dos no está igualada, pero si competimos, no debo dejarle ganar, porque si no le estoy generando falsas creencias y expectativas que le llevarán a frustrarse, cuando la realidad se imponga.

Y la realidad siempre se impone, porque es muy tozuda.

Estándar
España

Sobrevivir a la Navidad.

Y llego la Navidad, y no es fácil sobrevivir para una persona con Crohn, y que además ha empezado una dieta restrictiva. Todo son buenos propósitos, pero controlar lo que comes es bastante complicado, pues nos rodean las tentaciones.

Sin embargo este año me encuentro totalmente motivado para superar esta prueba, ayer en la cena de nochebuena, cumplí con la inestimable colaboración de la premiada, con el premio #jodetebicho,mama. Pues elaboró un menú, delicioso, que no incumplía ninguna de mis pautas dietéticas. Así que hemos pasado una primera prueba, que además me reafirma en el acierto de premiar a esta señora que se empeña en cuidarme. Gracias mama.

Ahora estamos a escasos minutos de que se cumpla otro ritual y es la entrega de regalos que ha traído un señor llamado Papa Noel, en cuanto el enano se despierte con sus nervios e ilusión, se desatara la batalla por abrir todos los paquetes que tiene aquí delante. Y como hasta ahora, es gracias a él que todo cambia, o mejor dicho todo es igual pero la perspectiva es distinta, contagia su ilusión, y eso ayuda y mucho a sobrevivir a estas fechas.

Cuando ves su carita tan alegre, no te queda otra que decir si esto de la Navidad no estará tan mal.

Así que en unos minutos subidon con el enano y después a seguir luchando por cuidar la dieta. Teniendo cerca a mama es más fácil , pero no tengo que caer en la tentación, que bíblico me ha quedado.

Sobrevivir no están difícil si hay un niño cerca, son fechas que ellos transforman en algo tierno y alegre, por lo menos en mi casa, así que a disfrutar con el y olvidar un poco todo lo demás.

Sobreviviremos a la Navidad como hemos sobrevivido a otras cosas.

Feliz Navidad

Estándar
España

Propósitos para el 2018. Buscando la remisión.

Se acaba ya el 2017, ha sido un año duro, pero acaba, viene otro año 2018, y como no es tiempo de propósitos. En mi caso son muchos y variados, y lo mejor no dependen solo de mi, el bicho tiene que dejarme hacerlos. Aunque muchos tienen que ver con él.

Para empezar, seguir con la dieta, me está costando pues es bastante restrictiva, pero he notado mucha mejoría en estas dos semanas, así que toca hacer fuerza de voluntad y seguir, pues la constancia es fundamental.

Volver a trabajar, terminar de recuperarme, y llevarme al bicho al trabajo que se está voviendo perezoso. Volver a trabajar es volver a sentirse útil y eso siempre viene bien. La rutina diaria ayuda a tener el bicho distraído.

Estudiar, tengo ganas de estudiar algo, no tengo muy claro que, me inclino por la logística, pero he recuperado las ganas de estudiar, y es que formarte siempre es importante.

Correr, volver a correr, me apetece muchísimo volver a trotar por los caminos, solo, con los cascos, y entrenar. También competir, además ahora entre la dieta y la vida monacal que llevo, tengo que ser una máquina. Así que Gacela y Alemán, prepárense porque el Piri volverá con más ganas que nunca.

Disfrutar del deporte que hago, además de correr, nadar, caminar, hacer alguna ruta con mi oráculo, ir en bici. En resumen hacer deporte de todo los tipos que viene bien, relaja, y hace que mi cabeza y mi cuerpo recuperen más deprisa.

Reconciliarse e con el fútbol, le he cogido manía, por todo lo que le rodea, no quiero que el enano este cerca, no me gusta como se trabaja en el fútbol base, no me gusta cómo te trata la mayoría de la gente de este deporte. Sin embargo es un deporte que me apasiona, y me gustaría llevar acabo mis nuevas teorías en algún equipo, difícil que me quieran, ya veremos.

Leer, seguir leyendo, seguir metiéndome en otros mundos llevado por la lectura, espero que la vuelta ala rutina no me haga perder el hábito de la lectura pues me encanta. 

Viajar, irme con el oráculo a conocer sitios nuevos, en España o fuera, da igual, lo importante es estar juntos disfrutando del viaje, cuanto lo echo de menos.

Disfrutar del enano, ver cómo crece, y seguir aprendiendo de él, e  intentando enseñarle lo poco que puedo. Pasar tiempo con él, jugando, leyendo, paseando, da igual lo que hagamos, lo que quiero es estar con él, porque sencillamente es el mejor.

Tratar de dar visibilidad al Crohn, no se que más se me ocurrirá, pero me gustaría que la gente nos entendiese, porque una cosa muy difícil para el enfermo de Crohn es explicar su situación, a veces da vergüenza, y siempre ayuda que los demás conozcan por lo que pasas. Así te comprenden e incluso té pueden ayudar. Así que seguiré haciendo cositas.

El yoga no lo dejo ni loco, es más quiero hacerlo cada vez mejor, ha sido sin duda el descubrimiento de este año, y el año que viene, seguiré disfrutando de él   con mi oráculo.

Se me ocurren más cosas, más propósitos, pero lo importante es llegar a lo que los enfermos de Crohn llamamos estado de remisión, y poder empezar a hacer una vida normal. Estoy en el camino, el bicho está cada vez más tranquilo, y le estoy dando con todas mis fuerzas. Así que cuando este en remisión lo celebrare, y seguiré porque si te relajas el tío se despierta.

Viene un año que tiene muy buena pinta. Felices fiestas y que nos toque el Gordo.

Estándar
España

Primeros premios #jodetebicho

Reunido de urgencia el jurado de los premios #jodetebicho, es decir me he reunido yo, conmigo mismo en un acto de generosidad, por supuesto conmigo. Y delante de un té rojo, con limón y azúcar moreno, pues es importante tener la mente lúcida. 

He pasado a analizar meticulosamente cada una de las candidaturas recibidas.

Después de arduas deliberaciones, y tremendos debates en los que me ha costado llegar a la solución final he decidido, sorprendentemente por unanimidad, que incluso he tenido que votar, lo siguiente:

Entregar los primeros premios #jodetebicho a mi familia, encarnada en tres personas cuyos méritos glosare a continuación, pues ellos siempre han estado cerca de mi en mi batalla con el bicho.

Papa, papa es don pesado, está cerca a veces demasiado cerca, pero nunca falla, siempre tiene la pregunta correcta, la incorrecta y la que no existe, pues siempre me hace preguntas. Pero siempre, y cuando digo siempre es siempre, está a mi lado, y se que jamás me va a fallar.

 Todavía recuerdo en mi primer brote, cuando no podía dormir de los dolores, como se metía en la cama conmigo y me daba la mano,para que la apretase. O cuando estaba ingresado y estaba al lado de mi cama cada minuto. Papa es papa y se merece el premio sin duda. Ayer lo recogió en su nombre mi madre, ya que está a tope de vida social y decidió ignorar estos magnos premios.

Mama, mama que no entendía como me había pasado esto a mí, es simplemente mi escuela de vida, ha pasado lo suyo, Cancer incluido, y jamás la he oído quejarse de su suerte, jamás, hemos llorado juntos, nos hemos abrazado, pero jamás nos hemos quejado.

 Si hay alguien en el mundo que sabe estar, que sabe luchar, que sabe sonreír en la adversidad, esa es mama. Y además le tocó hacerme purés y sopas hasta aburrirse para cuidarme. Simplemente su vida es un ejemplo para mi, y para cualquiera que tenga un problema. Así que obviamente merece el premio, y ayer le hice entrega del mismo con mucho orgullo. Gracias mama.


Ana, en adelante mi mujer, mi oráculo. No se me ocurrirá decir aquí que es cariñosa no, sencillamente es. Siempre está, de una manera u otra sabes que está, sabes que te ayuda, que te cuida, que está cerca. 

Tiene una virtud mágica y necesaria en mi lucha contra el bicho, que me ayuda y me hace seguir, es objetiva conmigo, no me deja caer en la autocompasión, me dice las cosas como son y me empuja a luchar, me empuja a ser mejor, a no quejarme, sino al buscar soluciones. Con ella cerca es imposible ser autocopasivo y eso es fundamental para ganar la pelea al bicho. 

Y además es tan bonita que cada vez que la miro me río a la cara del bicho, y le digo la suerte que tengo. Por eso es la portada de los primeros premios.

Así que por todas esas razones estos tres se ganan los primeros premios #jodetebicho, no me ha costado mucho decidir, así que para la segunda edición me volveré a reunir conmigo mismo, y decidiré quien merece llevárselos. Todos aquellos que ayuden a un enfermo de Crohn, que luchen por dar visibilidad a esta enfermedad, o que simplemente intenten comprendernos, todos podrán optar a la chapa de moda en la ciudad.

 Es la única manera de conseguírla, no hay otra, y no la regalo hay que ganársela.

Recordad que la periodicidad es a gusto del jurado, que es muy difícil de reunir.

Estándar
España

10 ejemplos de incumplimiento. Normas no.

Llega la Navidad, y llegan los buenos propósitos, pero en realidad es algo mucho más sencillo, que debería ocuparnos todo el año. Nos preocupamos por estimular a nuestros hijos, en educarles, en que sean increíbles, pero nos olvidamos de nosotros mismos. Nos olvidamos de mejorar, de analizar lo que hacemos, de la autocrítica, del respeto, de las normas.

Y es muy sencillo, se trata de respeto, vivimos en sociedad, hay unas normas y cumplirlas debería ser lo normal, pero si no cumplimos las sencillas, como vamos a pedir a nuestros hijos que cumplan con nada es imposible.

Ejemplos hay para elegir.

Aparcó en doble fila, pongo las luces de emergencia, taponó un carril, y no me molesto más, que más da que me tengan que esquivar, que más da que ralentice el tráfico, si es solo un momentito, y mi coche luce con los intermitentes como un arbolito de Navidad. Hace hasta bonito.

No parado en ningún paso de cebra, para que, si acaso veo un peatón cruzando, pido perdón con la mano, pero no frenó que tengo que ganar como 5 segundos en mi labor diaria y me va la vida en ello.

Aparcó en los pasos de cebra y no pienso que pueda molestar e incluso impedir que alguien en silla de ruedas o con carrito, no pueda utilizar el rebaje del bordillo, o tenga que cruzar asomándose, tengo mucha prisa, y los demás no existen.

Trato de colarme en cualquier tipo de cola, supermercados, médico, espectáculos, está claro que mi tiempo es mucho más importante que el de los demás, así que tengo derecho a colarme, que esperen ellos que no tiene nada que hacer.

Todo el mundo está equivocado menos yo, no sé cómo no se dan cuenta, nunca doy la razón a nadie, y casi ni les escucho, para que, si total piensan rarísimo, es necesario perder mi tiempo escuchando a gente que piensa raro.

Cuando me corrigen por alguno de estos incumplimientos, me enfadó mucho, pero bueno, si yo puedo hacer lo que me da la gana, quien es este tío, para decirme nada, que jeta, mira que querer que aparque bien, que morro, como se atreve a decirme nada.

El malo es el policía que me multa, no yo, yo he imcumplido trece normas, pero mira el tío ese le dan una placa y se viene arriba. Como se le ocurre multarme, es de locos, esto es una persecución. Menudo prepotente está hecho, es que es siempre el mismo.

Dejó que mi niño haga lo que le de la gana en los sitios públicos, restaurantes, cine… si corre, que corra, si grita que grite, si tira cosas, que tire cosas, no le voy a corregir no sea que le traumatice, y total el resto de usuarios no creo que se molesten, porque es solo un niño, y hay que dejarles hacer lo que quieran. Los niños no molestan son los demás que tiene poca paciencia, si es que la gente se molesta por todo. Y mi niño es tan rico.

No escucho a los demás, solo importa mi experiencia y mi vida, tengo que contar lo que he hecho este fin de semana, pero que no me de la chapa mi compi, con sus historias que mira que es pesado. Con lo bien que lo he hecho yo, y va a venir el pesado este a contarme su fin de semana, no, no.

Me salto cualquier consejo médico, si ni siquiera sabe detrás de lo que anda, tampoco se ha formado tanto, me va decir a mi que es lo que tengo que hacer,por tener una carrerita de unos pocos años. O voy a pensar yo que el entrenador de mi hijo que ha estudiado Inef, tiene tres títulos de entrenador y lleva años entrenando sabe que es lo mejor en el fútbol para mi niño que yo. Estamos locos, yo sé que es lo que hay que hacer.

Y es que cumplir con las normas está sobrevalorado, pudiendo hacer lo que me da la gana, porque tengo que respetar una norma y cumplirla, es de locos. Incluso hay una comunidad autónoma donde está instaurado el incumplímiento institucional y da para vivir, incluso les vota mucha gente.

Así que como todo da igual yo le pido a Papa Noel porque soy rarito que alguna vez cumplamos una norma, y que cuando no la cumplimos,  y nos pillan, pidamos perdón y asumamos las consecuencias, podríamos hacerlo por probar.

Se trató solo de Respeto.

Estándar
España

Revisión prenavidad.

Ayer tocaba visita al hospital, revisión de digestivo, esos días en los que las sensaciones o lo que los médicos llaman clínica, se plasman en un papel, en forma de analítica.

Te dan marcadores de la inflamación, PRC, Calprotectina, resultados de tu hemograma, Hierro, Hemogoblina… un montón de números que pretender clarificar como te encuentras en el momento de la revisión. Y que los que llevamos en este trance un tiempo podríamos acertar por nuestro estado.

En mi caso se siguen apreciando una lenta mejoría. Mis marcadores mejoran, como han mejorado mis síntomas,  según mi doctora el medicamento va haciendo efecto lentamente, porque soy de respuesta lenta, cosa que le ha hecho mucha gracia a mi jefa, que dice que ya sabía que era lentito.

Además me fui de la consulta con un libro sobre dieta muy bueno, así que entre el libro y la nutricionista, me pongo manos a la obra, para cuidar mi dieta. Once años con la enfermedad comiendo mal se han acabado, aunque sea a la fuerza hay que cuidarse. Como las modelos, yoga, dieta, ejercicio, total mindfullness creo que se llama ahora, voy a vivir cien años y estupendo.

Se acerca pues el final del túnel, la luz en la salida se ve hace tiempo, pero paso a paso y poco a poco, me acerco a la salida, a volver a trabajar, a volver a correr, a viajar con mi media naranja, a vivir al mil por cien 💯.

Y cuando este fuera del túnel seguir contándolo, porque hay que compartir también lo bueno que te pasa, para que todo el mundo disfrute contigo, no todo es malo ni mucho menos, ni cuando estás en el túnel, así que nos vemos fuera de él, para gozar, porque como dice Maratón Man, La Vida Mola.

A vivir.

Estándar