Fútbol

Deporte, terapia para el Crohn.

Está genial leer, está genial hacer vida social, está muy bien estudiar, es fantástico viajar, pero sin duda una de las cosas que más nos ayudan a quienes padecemos el ataque del bichito, es hacer deporte.

Para mi es la mejor terapia, lo que más me ayuda. 

Ayuda desde un punto de vista mental, mientras haces deporte estás distraído, te diviertes, liberas las famosas endorfinas, y por lo tanto no estás pensando en la tripa. Tu cabeza se relaja y eso ayuda a que tu cuerpo mejore.

Pero también ayuda desde el punto de vista físico, hacer deporte adaptándolo a tus posibilidades, a tu estado, hace que mejores físicamente en todos los aspectos. Además ayuda a combatir los efectos secundarios de toda la medicación que tomamos, y a compensar el desgaste que sufre nuestro cuerpo por estar día tras día con nuestro amigo.

Y tampoco tenemos que olvidar el componente social del deporte, puedes hacer deporte con otras personas, ir a alguna competición, ver gente, compartir momentos, charlar, y después tomarte algo, y eso como no, también ayuda.

Es pues el deporte una terapia, para mi fundamental, no te la recetan, pero debería ser casi obligatoria. Eso sí lo que es muy importante es adaptarlo a nuestras circunstancias, no es lo mismo estar en remisión, que en brote, no todos podemos hacer el mismo deporte, ni con la misma intensidad, pero todos podemos hacer algo, adaptándolo, y es seguro que no va a venir bien.

Podemos:

Caminar, sin impacto, suave o haciendo un Rajoy.

Nadar, también sin desgaste, cansa, da pereza empezar, pero superadas las reticencias iniciales, es relajante, fortalece, y por lo menos a mí me ayuda a disminuir el dolor de tripa. Y me da hambre.

Deportes de raqueta, paseo, tenis, a mí no me enganchan, pero como tienes que hacerlos con alguien mas, vienen bien para el componente social, y no son excesivamente agresivos.

Bicicleta, salvado el miedo a la carretera, es muy bueno, pues no tiene impacto, es al aire libre, y puedes dedicarle bastante tiempo, pues es muy adaptable a cada uno.

Para los que tomamos corticoides, consideró imprescindible, fundamental, necesario, el gimnasio. Así compensamos con un trabajo de fuerza la pérdida muscular provocada por la medicación. Fundamental trabajar la fuerza.

Correr, ojito, que no todos ni siempre vamos a poder correr una maratón, se trata de hacerlo con cabeza, si puedo vale, sino a trotar suave, a partir de 30 minutos a un ritmo suave ya estoy haciendo funcionar la locomotora,  y no se trata de desgastarla.

Existen más, cualquiera vale, repito siempre que lo adaptemos a nuestras posibilidades, no todos podemos hacerlo todo, ni en cualquier momento. Pero es importante hacer deporte, porque ayuda, y ayuda mucho a nivel físico, mental y social.

No somos superman, ni tenemos que demostrar nada a nadie, pero hacer deporte nos ayuda, y nos demuestra que estamos ahí, que nuestro cuerpo no nos gana, y esa actividad nos pone en el camino, nos lo muestra, para otras cosas en la vida.

El deporte es pues un gran medicamento para tratar el Crohn, adáptalo.

Y decirle a mi doctora que me lo recete, a mí y a todos, que es una terapia genial. Doctora receta ya.

Anuncios
Estándar