Fútbol

Poco a poco.

Lo bueno que tiene el Crohn , entre otras muchas cosas, es que te convierte en un mago de las nuevas teorías. 

El mindfullness, no sé si escribe así, el yoga, el budismo, cualquier técnica de meditación conocida y por conocer, palidece ante el ejercicio de paciencia que uno tiene que llevar a cabo durante un brote.

A mí en este último año la frase que más me han repetido es poco a poco, y yo no porque soy un impaciente, yo no, pero mi cuerpo, y en concreto mi intestino a obedecido. El tío no se ha dado ni un poco de prisa en mejorar, pero ni un poquito, el siguiendo la regla de la paciencia, va mejorando o eso parece poco a poco, que si se acelera igual me asusto.

Pues si, resulta que en esta enfermedad es clave la paciencia, pero más que la paciencia, la capacidad de aguante, porque se trata de aguantar a la espera de que algo funcione. Y como tampoco está claro ni se sabe que funciona en cada caso, pues a intentar cualquier tipo de cosa que te vaya bien, ehhhh pero sin hacer locuras.

Así que cuando supere este brote, me pienso pasar por todas las escuelas en las que impartan algún tipo de doctrina que tenga que ver con la meditación y cosas así, para que me den el título, pues la capacidad de ir poco a poco ya la tengo controlada, la capacidad de aguante ni te digo, y hasta creo que me he encontrado a mí mismo en este trance.

Así que con esta filosofía, la del poco a poco, no nos engañemos porque no queda otro remedio, con esta saldré adelante.

Y de paso me habré vuelto paciente.

Anuncios
Estándar