Fútbol

Vuelta al cole.


66, 8 ese es mi peso actual, a una semana de volver a pincharme el medicamento nuevo, pues ya han pasado 7 semanas y toca  nueva dosis en la semana 8. 

Lo tengo que hacer yo en casa, ves Mónica como te echo de menos.

Estas semanas me vuestra más coger peso, pero sigo avanzando, yo creo que cualquiera que me ve y me ha visto, nota la diferencia, la simple posibilidad de comer me ha cambiado bastante el carácter, aunque sigo estando flojo, estoy mejor. 

Seguimos pues en lucha contra mi amigo el bicho.

En otro orden de cosas, mi enano a empezado el cole, y no tenía yo consciencia de lo complejo de estos días.

¿ Quién hace que estos días sean complejos?, sin duda alguna los papis, que trasladamos todos nuestros miedos y sustos a los niños, generándoles en algunos casos nerviosismo. 

Cuando ellos que son más listos que nosotros, saben gestionar esto con absoluta naturalidad.

Van a un sitio con más niños, con juegos, donde hay un profesor que les mima, les pone en el water, y les enseña cosas nuevas. Con estos antecedentes, es normal que los padres estemos asustados, como se nos ocurre llévarles a un sitio así, es casi tortura, fíjate que si están bien sin nosotros, eso no puede ser, no no. 

Por eso tomamos toda serie de precauciones, le damos mil vueltas a las cosas y nos hacemos miles de preguntas, para después pensar que el niño no va a querer ir, o va a llorar mucho.

Los hay que lloran, los hay que protestan,  pero en ningún caso les va a venir mal, así que a dejarle con la profe y carretera, que estar sin los papis también es genial.

El mío ni miro para atrás, me dio un beso y lo único que me pidió es que le fuese a buscar, por si se me olvidaba.

El colegio es un mundo genial, para ellos es un parque a lo grande, y tienen sus leyes propias como en el parque, y la primera norma es que papi me deje en paz por lo menos un rato, este es mi mundo, tú vete al tuyo, pesado.

Cuando yo fui al cole lo pase genial y todavía recuerdo a mis compis, siempre con mucho cariño, aunque hace mucho que no les veo. Y algo curioso, te sabes su nombre y sus apellidos, cosa que no te pasa con mucha gente.


Por cierto ese chandal es muy mítico, no me hago responsable.

Otra cosa que me enseña mi enano, a seguir aprendiendo de él.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s