Fútbol

64,8 Talento

El Barça ayer cambio de de sistema, salió con 5 defensas, su entrenador preparo variantes, seguro que las entreno, trabajo para que su equipo tuviese muchas opciones, minimizar al rival, favorecer tus puntos fuertes, trabajo táctico del entrenador, metido en despacho viendo vídeos, y analizando reunido con grupo de sesudos ayudantes, que tienen todo o casi todo controlado.

Y llego el minuto 4, saque de banda el balón le cae a Asensio que puro TALENTO, y sin analizar gran cosa, la pega, y gol, golazo por la escuadra que destroza en nada el trabajo del entrenador rival, y ¿ahora que?.

Esto no lo habíamos trabajado, que falló, ¿no había vídeos?, ¿que paso?, ¿que hacemos?. Paso que cuando el talento se libera, se carga cualquier planteamiento, por eso es y debe ser lo más importante, lo más, el talento. Lo demás debe ser un añadido.

Porque a los que nos gusta el fútbol, nos gusta más el talento que el exagerado protagonismo de los entrenadores, el entrenador es muy importante para gestionar el camino, pero los protagonistas han de ser los jugadores. Cuando tienes talento, cuando lo cuidas, cuando lo fomentas, es todo más fácil, mucho más sencillo, porque tipos como Asensio ayudan a que de igual todo, solo importa el balón y que hacer con el.

Y en formación es todavía más claro, el entrenador no es el protagonista, no, no lo somos, lo importante es el talento, dejémonos de sistemas, de córners, de faltas preparadas, de… y dediquemos tiempo a fomentar el talento, es más formativo y más divertido, yo disfruto más viendo un gran regate, que una salida con dos opciones, cuatro apoyos, y no se que más que el entrenador preparo durante la semana.

Pero para esto el entrenador debe tener mucha confianza en sí mismo, y saber que el, solo marca el camino, que debe dejar libertad, es más debe fomentarla, y crear el ambiente propicio para que los chicos se atrevan.

Es necesario pues atreverse,  merece la pena, el talento es muy divertido.

¿Nos atrevemos, o seguimos con la táctica?.

Anuncios
Estándar
Fútbol

64,1 Respeto.

64,1 100 gramos más, la cosa va bien. Poco a poco me pongo fuerte, ojito conmigo.

Ayer mi enano dijo una frase, ” si soy bueno, la gente me quiere y me da premios, si me porto mal la gente no me quiere y no me da premios”, la frase me hizo pensar en el respeto y en premiarlo o no, porque me da la sensación que cada vez hay menos.

Por poner un ejemplo, hay muchos, el poco respeto que se tiene a la máxima autoridad de un partido de fútbol, como se dirigen los jugadores al árbitro, es normal que acaben tocandole, si dejan que les chillen en la cara, es una pena. Por no hablar de los pasos de cebra, (mi obsesión), o de las colas en el súper, o…

El caso es que el respeto por una autoridad es algo que va camino de desaparecer, sino a desaparecido ya, que se lo pregunten a los profesores, que se encuentran en muchos casos en situaciones muy difíciles por la falta de respeto a la autoridad.

No se porque hemos llegado hasta aquí, pero ahora que pasó muchas horas viendo cómo juegan los niños me hago una idea, los niños aprenden y exploran la vida a través del juego, y yo creo que no pasa nada por reprenderles y castigarles, cuando hacen algo mal y premiarles cuando hacen algo bien. 

Sin embargo hay una corriente en la que la figura del castigo está penalizada para evitar traumas, y se cae con El Niño en una continua negociación para que este bien, y claro que está bien porque jamás pierden una negociación en eso son genios. 

El problema es que al final no se dan cuenta de lo que está bien y lo que está mal, o les cuesta dibujar esa frontera.

Yo sigo siendo partidario del premio y del castigo, no veo peligro de trauma si se hace en condiciones y me parece el mejor sistema para que siga existiendo el respeto.

Yo al mío le riño y de momento le veo sin traumas y feliz, y como duerme el fenómeno.

No se que opináis, pero debemos recuperarlo, o por lo menos no perderlo del todo.

Respeto por favor, no debemos llegar a lo que hacen los futbolistas, noooooooo.

Estándar
Fútbol

63,7 Cumple Lucas

Otros 400 gramos más, es sin duda la mejor noticia para celebrar un día especial.

Hoy hace 3 años nació mi gordo, el que me hace levantarme cada día con ganas, con una sonrisa, con fuerza y con vitalidad.

El es sin duda la persona que sin saberlo más me ha ayudado en estos meses tan duros, porque solo verle hacia que me animara a seguir luchando, un beso suyo, una sonrisa, un paseo, conseguían que por unas horas se me olvidase mi situación. 

El ha sido mi mejor medicación, me ha ayudado más que ninguna pastilla.

Pero lo mejor es que ha sido como una enciclopedia, verle crecer este tiempo me ha servido para aprender de él cada día, se supone que soy yo quien debe enseñarle cosas, y sin embargo mirándole, observándole y acompañándole en sus juegos he aprendido una barbaridad. 

Cada día es una aventura y esa es una capacidad que solo tienen los niños. Así que cada minuto hay que estar con los ojos abiertos para tomar nota.

3 años ya, 3 de aprendizaje, espero estar cada día mejor para poder seguir aprendiendo, porque disfrutar de un enano es una oportunidad y no se puede desaprovechar.

A seguir aprendiendo.

Felicidades Lucas.

Estándar
Fútbol

63,4 Recuerdos de Galicia 

Otros 800 gramitos, y la sensación de que mi tripita va a mejor, eso no tiene precio, cada día estoy un poquito mejor. Mi cabecita además ayudada sin duda por estos síntomas mejora, y se me llenando de ideas y proyectos.

Estos días a estado en León mi prima Mireia venida desde Barcelona en realidad de Croacia de vacaciones, pero es catalana, y me ha traído recuerdos, recuerdos de cuando pasaba mis veranos en Galicia. 

Recuerdos de familia, recuerdo de sabores.

De cuando mi mami hacia masa de empanada y mi prima Susi y yo trasteábamos con la harina, para luego llevar la empanada al horno del panadeiro, y comer la mejor empanada del mundo, esto sucedía en As Nogais, un pueblo en el que sencillamente me lo pase genial.

Recuerdos de cuando paseaba con mi abuelito Foxios por el pueblo, o mami me mandaba buscarle para ir a comer. 

De cuando el tío Eduardo nos despertaba a Edu y a mí para ir a correr, ojo que el recorrido era durísimo, y él iba montado en coche, mientras nos azuzaba. Fuimos los primeros runners de Galicia, menudas palizas.

Recuerdos de las truchas que pescaba mi padre en el río, y lo ricas que estaban,de la primera y única trucha que pesque yo.

Que voy a decir de la carne, la subían de la carnicería del abuelo y aquello era carne de verdad, creo que jamás volveré a comer una carne como aquella.

Rcuerdos de Sarria, del Isco ahora sería bacon, no se cuantos bocadillos me comería, pero muchos, recuerdos del pulpo y la empanada que hacia mi tia Ana, de ver el tour con mi tío Luis, de intentar ahogar en la piscina a mi prima Susi era imposible nadaba muy bien, me acuerdo de una bici rosa con cestita , como corría con ella, y me acuerdo cuando llegó la pequeña Paula, ya no la esperábamos, pero que bien que vino.

Todos esos sabores y recuerdos hacen que GALICIA sea para mi especial, y todo eso lo he ido recordando con la vista de mi prima.

Ahora toca recuperarme un poco más y que mi gordito pueda conocer Galicia de allí es su abuelo y un poquito yo.

Gracias Mireia por la visita y por recuperarme esos recuerdos.

Estándar
Fútbol

62,7 Análisis 

Hoy tocaba pincharse modo análisis, porque ahora mis médicos necesitan saber mi PRC, mi orosomucoide y mi calcoprotectina. Suenan todos muy bien, no sé quién a puesto los nombres, pero lo importante es que vienen a ser marcadores de la inflamación, que sirven más o menos para indicarte como estas.

Aunque el análisis no te va a dar ninguna sorpresa, tu estado es el mejor marcador de la inflamación, antes del análisis casi sabes el resultado de los mismos.

Esta vez servirán como punto de partida de cómo va mi nuevo tratamiento, que parece que va poco a poco recuperando este cuerpo para la causa, he engordado otro kilo, pero sobre todo he recuperado algunas sensaciones pérdidas. Él hambre, comer con ganas, es sin duda lo mejor, ausencia de dolor, energía, algo menos de cansancio, todas esas sensaciones ayudan y mucho a recuperar la moral.

Además tengo la visita de mi prima Mire, y eso viene bien, porque da alegría y además así me puedo meter un poco con ella.

En esta línea de recuperación de la moral, es importante que la cabeza este en proyectos positivos y por ahí he decidido volver a estudiar, para poder formarme mejor de cara al trabajo, y me he matriculado en un FP de grado superior en transporte y logística, con muchas ganas de aprender y seguir espabilando esta cabecita inquieta.

Es a distancia, porque sino me compraría  una mochila para ir con mi gordo al cole, jaja.

Así que como no voy a tener tiempo aparcó el fútbol, seré un aficionado e iré a ver partidos, pero estaré lejos de cualquier club, de momento no lo echo nada de menos, es ralajante estar lejos de este mundo, que últimamente era tóxico para mi.

Así que mucho más animado, con mi cabecita trabajando para bien, con proyectos y con ilusión, y siiiiiiii con ganas de recuperarme y ganar a La Gacela, que no se me olvida.

La foto es un recuerdo, que guapos.

Estándar
Fútbol

Pretemporada

La pretemporada, como su propio nombre indica es la parte previa a la temporada, en la cual se prepara esta última. 

De lo que se deduce que lo importante es la preparación, pues no hay nada en juego, salvo poder prepararse para la temporada.

Hago estas aclaraciones porque últimamente la pretemporada se ha convertido ya en una especia de temporada en la que ya se evalúan resultados, jugadores y juego, y se hacen análisis casi definitivos de lo que le espera al equipo en función de los resultados obtenidos en los amistosos.

La Cultural después de muchos años ha subido a 2a, muchos muchos años, y ha empezado la pretemporada a nivel de resultados mal, bastante mal, pero la pregunta que hay que hacerse es ¿y que más da?.

Ha fichado muchísimos jugadores, yo por lo menos he perdido la cuenta, con un perfil muy claro, jóvenes, talento y necesidad de triunfar. Lo único que ahora tiene que importar es que entrenen, que se conozcan, que se cohesionen, que adquieran una base física que les permita poder asimilar cargas de trabajo durante la temporada. 

Es tiempo del preparador físico y de integrar ese trabajo en lo futbolístico.

No hay prisa, pero es que ninguna, da lo mismo si se gana este o aquel partido, los aficionados debemos comprender que es tiempo de que De La Barrera explique a los nuevos su forma de ver el fútbol, que lo trabaje y que estos vayan adaptándose a la forma en la que va a jugar la Cultural.

Por lo tanto paciencia, tranquilidad, buenos alimentos y dejemos trabajar a los profesionales, pues se corre el riesgo de aumentar la presión sobre un equipo que no debería tener ninguna, y hacer que el proceso de adaptación de tantos jugadores nuevos sea más lento. 

Y este equipo merece un crédito y una tranquilidad que le va a venir muy bien para poder trabajar adecuadamente.

Pretemporada por lo tanto es tiempo de entrenar, de entrenar, dan igual los resultados, e incluso las sensaciones, lo importante son los entrenamientos, y esos no los ven ni analizan los aficionados así que prohibido sacar conclusiones.

Un poco de paciencia.

Estándar
Fútbol

61,6 Emoción 

61,6 eso es exactamente lo que he pesado hoy al levantarme, lo que supone un engorde de 900 gramos desde que empecé el nuevo tratamiento, a este ritmo para Navidad podré ser consumido como jamón.

Así que un poco más animado, y luchando contra mis rabias y mis fobias, porque el bichito a veces consigue que aparezcan, y no, no deben estar ahí.

Lo pensaba ayer, además de aprender de estos episodios y estas etapas en la vida, el bichito tiene un don, y es que hace que valores cosas que sin pasar por aquí, ni de broma.

Una llamada de un amigo, una sonrisa, un tropezón del gordito (y se pega unos cuantos), casi cualquier detalle hace que te animes un poquito. Estás en estado bizcocho, súper tierno, se me caen lágrimas por nada.

Ayer venía de recoger al gordo, e iba a pasar por el hueco que deja en la acera una terraza, de frente a mí venía una mujer en silla de ruedas, y yo con el carrito. A lo que añadir que los que habían dejado su sitio en la terraza no habían colocado las sillas. Resultado imposible pasar, así que arrime el carro, coloque la terraza y deje pasar a esta señora.

Su sonrisa y agradecimiento por ese gesto hizo que se me saltasen las lágrimas (veridico), simplemente porque me sonrió, y le vi cara de felicidad, solo eso hizo que me emocionase, y es que ahora mismo soy un bizcocho, cualquier gesto bonito me emociona, cualquiera.

Y esa es una parte buena del Crohn, lo pasas mal si, pero aprendes a valorar ciertas cosas que cuando estabas sano ni se te ocurrían.

Así que si me ves por ahí sonríeme, y a lo mejor hasta lloro.

La foto que pongo es por presumir de mujer, la más preciosa del mundo, una noche que fuimos modelos, en esa época era un bizcocho pero menos tierno.

Estándar