Fútbol

Son muy listos.


La única parte buena de estos últimos meses de enfermedad, es que he tenido más tiempo para estar con mi gordo, tiempo  en casa y tiempo en el parque. 

Y si he llegado a una conclusión viéndole jugar y actuar y viendo cómo actúan los demás en los parques, son muy listos, pero muy listos. Sin ninguna duda el eslabón débil somos los padres.

Te miden, te prueban, te torean y salvo que tengas más preparación que un marine antes de entrar en combate estás perdido, absolutamente perdido.

Ellos saben lo que quieren, y tienen un plan A, un B y varios más para conseguirlo, y si no lo consiguen otro plan para generarte un complejo de culpa tan brutal que la siguiente vez tengas claro que lo conseguirán. Ante esto tu arsenal de medidas es prácticamente nulo, hay padres que ceden en el A y otros que llegan al B, no se conocen casos de ninguno que llegara al tercer estadio.

El mío por ejemplo ahora le gusta, es lógico que le lleve sobre mis hombros, yo estoy en una situación física brutal, no me sobra nada, el pesa 17 kilos. Su plan A empieza diciéndome upa, upa, y lo dice unas 3000 veces por minuto, ante mi negativa, pasa al plan B, sigue chillando y se me cruza delante de manera que tenga que esquivarle, sigo aguantando cual soldado en una trinchera. 

Entonces llega la tercera parte de su plan, por supuesto sin dejar de gritar y de cruzarse en mi camino. Empieza a llorar, pone esa carita de pena,y llora pero no llora para mi, llora para su público, para que el resto del mundo vea que tú no haces lo que él quiere, y que pobre tiene que ir andando, mientras tú vas como un marqués a su lado, y surte efecto, porque su público entra al trapo, y te llegan comentarios, mírale no quiere cogerle, hay que ver, tú fíjate, que le costará. Es la parte más difícil, aguantaras la presión social o acabarás haciendo lo que el enano quiere, 90 % de los casos cedes si no habías cedido en los pasos anteriores, y es que, como ya dije antes o eres un marine bien preparado o te gana casi siempre.

Son muy listos, están hechos para manipular, y lo hacen, y casi siempre te ganan, casi siempre, si de verdad quieres ir a una escuela de manipulación, vete a un parque y mírales, son genios.

Yo trato de estar preparado, pero casi siempre me gana, después pone esa sonrisa de satisfacción y piensas que te cede un metro, solo esta riéndose y relamiéndose por su victoria. 

Porque siempre nos ganan, siempre.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s