Correr

A Santiago contra el cancer


Hace pocos días se presentó una nueva edición de A Santiago contra el Cancer, yo participé en la primera y en la segunda edición, y es sin duda uno de mis grandes recuerdos en esto de correr. 

En la primera edición llevados por la iniciativa de un grande como es Buitron, éramos muy poquitos. El caso es que fue toda una aventura, porque al ser la primera que se hacía, no estaba claro el tema de los recorridos e íbamos experimentando.

Eso sí al ser poquitos la logística era más fácil, íbamos en nuestros coches, y nos dábamos los relevos con tranquilidad, Talo, José Manuel, Rasta, Buitron, Esquivel, Juan Carlos ( olas y nieve), Angelito , y la colaboración de David Sierra ( chorco) que iba y venía. Y como no Agustin de AECC que vino de soporte y nos ayudó un montón.

En la primera etapa llegamos a Ponferrada, después de un día de ir improvisando un poquito, hasta decidimos comprar una concha de peregrino para llevar a modo de testigo y darnos los relevos, debe estar por ahí. Lo mejor las charlas con los compañeros en las esperas y traslados, gran ambiente, para mi toda una experiencia.

En Ponferrada me esperaba la que hoy es mi mujer, que de aquella estábamos empezando y me invitó a un café, creo que el último de nuestra relación, en Ponferrada digo. Sigo esperando que me invite a otro.

La segunda etapa la recuerdo con cariño porque me toco un tramo terrible, en la zona de triacastela, unos veinte kilómetros, eso con unos paisajes impresionantes, no sabía cuanto llevaba ni cuanto me quedaba, simplemente corría, y aunque se me hizo durísimo disfrute como un loco. Cuando vi a Angelito y le pude dar la concha me llevé una alegría tremenda. Este día acabamos en Portomarin.

La tercera etapa fue la llegada a Santiago, el último tramo lo hicimos todos juntos, desde el monte del gozo, llovía, y cuando entramos en la ciudad nadie por increible que parezca nos guiaba hasta la catedral, casi nos perdemos, pero no, al final llegamos y pudimos rendir homenaje al santo y a nosotros mismos por el esfuerzo.

Fue una experiencia muy bonita, llena de diversión, de esfuerzo, de compañerismo, de paciencia y de solidaridad. Un año después el cancer se presentó en mi casa, todo salió bien, pero te das cuenta de la importancia de ayudar.

Así que ahora que no puedo participar en esta edición, animo a todo el mundo a que colabore, porque esta iniciativa para ayudar a la AECC, es simplemente maravillosa, con gente sana que se esfuerza por ayudar y transmitir una idea de esfuerzo, compañerismo y lucha.

Esta vez no participó, pero estoy con ellos, gracias don César por estas iniciativas .

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s