Correr

Tonterias que hacemos al correr


Una de las cosas más difíciles vertidas de correr, son esos momentos en los que entrenando o compitiendo ves como tú o tu compañeros de carrera, realizan una serie de actos que tienen difícil explicación fuera de este mundillo.

En el mundo de los correderos podríamos hablar con perdón de la multitud de gilipolleces que hacemos y decimos, mientras realizamos nuestra actividad favorita. 

Hay van unas cuantas seguro que a ti se te ocurren algunas más.

El ya famoso, estoy fatal no he entrenado nada, llegó muy justito, para después hacer MMP, esprintar como un loco, y realizar la mejor carrera de su vida. Que necesidad hay de no decir la verdad?

El calentamiento, aquí existen tantas variedades como corredores, pero yo me que quedó con algunos ejércicios que atentan contra la estética, y que si algún entrenador viera como realiza su pupilo se vería obligado a dimitir inmediatamente. Que pocos calientan bien.

La ropa, o ahora también llamado outfit, ojito, La Gacela y el que suscribe siempre hemos defendido la necesidad de ir bien equipados, pero últimamente cada carrera es un pase de modelos, y no precisamente acertados. Eso sí lo bueno de los corredores es que utilizamos colores vivos, y aunque sea un poco ortera da alegría. 

Los complementos tecnológicos, cascos, musica, pulsometro, GPS,… cuando dan la salida ni uno solo de los corredores esta mirando hacia delante. Todos sean con un dedo en el reloj, y otro en ver si su GPS ha triangulado y tienen cobertura, sino son capaces de recurrir al Tribunal Constitucional para que pare la carrera. Lo de correr por sensaciones o con alguna referencia paso a mejor vida.

Las excusas post carrera, están son de todo tipo, pero últimamente la mejor es que el recorrido estaba mal medido, da igual que este homologado, sino he hecho mi marca diré que mi GPS a medido más metros y que por  eso no he llegado a cumplir mis expectativas. Yo prefiero decir que he dormido poco y mal por culpa del enano.

El compañero de carrera que no conoces de nada y va a un ritmo parecido al tuyo, y no calla, con buena intención no deja de animarte, y de tratar que sigas a su ritmo. Admirable actitud sino fuera porque a lo mejor ya no puedes o simplemente no quieres. No voy a decir nada del espectador que cuando vas destrozado y te quedan un montón de kilómetros te dice eso de, venga último esfuerzo, ya lo tienes.

Imagino que todas estas cosas son maneras de quitar la tensión, y en el fondo nos hacen disfrutar.

Esto de correr es maravilloso, pero a veces hacemos cosas muy graciosas que tienen difícil comprensión si no corres.

Yo que vengo de otro deporte me lo paso genial con estas cosas, y seguro que se olvida alguna, así que contármela.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s