Fútbol

Defensa.

Todos los deportes colectivos que conozco, priorizan el sistema defensivo, sobre el ofensivo. Baloncesto, balonmano, rugby… en todos estos y en otros, los entrenadores tienen claro que el equipo se construye desde atrás, si hacemos una gran defensa podremos correr y así mejorar en el resto de aspectos.

Sin embrago en el fútbol, y más en el fútbol base, el trabajo defensivo tiene mala prensa, parece que si trabajas la defensa te estás olvidando de otros aspectos que el público ve más, por lo que este trabajo se suele dejar más de lado.

Con la dificultad añadida de que el fútbol por su regla del fuera de juego es el único deporte colectivo en el que los metros que defiendes cambian en cada jugada, según donde coloques la defensa. Por lo tanto trabajar la defensa en fútbol es todavía más complejo.

En mi opinión es absolutamente fundamental en todas las categorías trabajar por los menos los principios defensivos, para que los chicos adquieran los mismos y a partir de ahí poder desarrollar, todo su potencial.

Además el trabajo defensivo hace que trabajes aspectos como la solidaridad, la inteligencia, el compromiso y es el clave para el desarrollo del concepto equipo. Sacrificarse defensivamente por mi compañero es una de las muestras de si un conjunto de jugadores es un equipo.

Para saber defender en un deporte como el fútbol es necesario que en las etapas de formación un entrenador forme a los jugadores en los principios defensivos, pues existen muchas formas de defender y para poder adaptarme a las mismas necesitamos un dominio sobre lo básico. 

Defender pues no debería tener mala prensa, es fundamental, demuestra inteligencia y sirve para construir conciencia de equipo, cosa fundamental en nuestro deporte, si soy capaz de esforzarme en defender, soy capaz de todo.

Trabajar pues los principios defensivos debería ser pues el pilar, los cimientos sobre los que construir cualquier esquipo, una vez que sepamos defender seguiremos con lo demás.

A defender se ha dicho.

Anuncios
Estándar
Fútbol

Sin mucha salud, pero con suerte.

Mañana me toca analítica, y el jueves que viene revisión, la verdad es que siento que estoy algo mejor, pero como soy poco paciente me cuesta, porque quiero convertir esta ligera mejoría en gran mejoría.

De todos modos sí el bicho tiene pensado ganarme es que es muy tonto porque no, esta vez también va a perder o por lo menos empatar para seguir viaje conmigo, pero sin dar…

Mientras sigo pensando en el post verano y cada vez tengo más claro la necesidad de formarme, porque quiero volver a entrenar, y me apetece hacerlo bien, la posibilidad de estudiar Inef queda aparcada un año, así me saco el nivel 2, ya me estaba imaginando preparándome a mí mismo mis entrenamientos para correr, tendré que seguir pidiéndoselo a La Gacela.

Mi plan es volver a trabajar es increíble pero tengo unas ganas tremendas, volver a correr, estos días que llueve apetece muchísimo, me encanta correr cuando llueve, formarme para entrenar, y ver fútbol y otros deportes, porque me encanta y así sigo aprendiendo.

Por cierto, para los que no han entendido mi comportamiento en estos meses, si tienen dudas me pueden llamar, después de 33 años no necesito demostrar nada, sólo yo sé lo que he dado y conseguido, y estoy muy orgulloso. 

Crohncito viene conmigo pero no me va a parar, porque como le leí a una chica el otro día detrás de todo problema hay un grado de suerte, y mi suerte es mi padre, mi madre, mi mujer, y como no el enano.

 Y mi suerte es mi fuerza mental, así que a trabajar para estar a tope, porque voy a estarlo. Mi suerte es valorar lo bueno que pasa cada día, por pequeño que sea. Mi suerte es controlar el dolor para seguir adelante. Mi suerte es mirar a mi gordo y sentir orgullos de hacer las cosas bien.

Que si, que soy un tío sin mucha salud pero con mucha suerte, y tendré que aprovecharme de ella.

Así que Gacela vete pensándome un plan, que el año que viene seras destrozado, y encima voy a aprender demasiado.

Estándar
Fútbol

Inglaterra vs Italia

Hace unos días termino el mundial Sub 20v Inglaterra campeona, Italia semifinalista. Ahora en la Eurocopa sub 21, ambas selecciones están en semifinales. 

Esto nos indica que a nivel de cantera ambos países están trabajando bien, con generaciones de futbolistas prometedoras que vienen desde abajo luchando por dar el salto.

Les queda sin embargo lo más complicado que es el último paso, el de consolidarse en el fútbol profesional, y aquí en mi opinión tienen ventaja los italianos.

Los ingleses para su desgracia están en una liga, que ficha mucho y ficha muy mal, que paga cantidades brutales por jugadores normalitos, y que importa muchos jugadores que cierran la puerta a estos jóvenes jugadores. Todo está sobredimensionado por unos derechos televisivos muy grandes, que dan gran capacidad financiera incluso a los equipos modestos.

En Italia sin embargo, estamos ante una liga en la que salvó la Juve, parece que los demás clubs no tienen esa capacidad de fichar, lo que hace que la opción cantera no sea una opción sino una necesidad, y le da a estas generaciones La posibilidad de dar el salto, y jugar desde jóvenes en equipos fuertes de su país. 

Estamos pues ante dos países de enorme tradición, que tienen generaciones fantásticas,  con dos paradigmas distintos, uno construido en el dinero abundante, el otro en la falta de el. Paradójicamente para la cantera, la falta de dinero es una bendición, por eso apuesto a que la generación italiana tiene más opciones de triunfar.

Y es que el fútbol inglés necesita una reflexión sobre la forma en la que gasta el dinero, sino su selección seguirá estancada, mientras las demás evolucionan.

En Italia deberían aprovechar.

Al final la necesidad se convierte en virtud.

Estándar
Fútbol

Un domingo más.

Domingo por la mañana, sigo echando de menos la tirada larga, sigo echando de menos madrugar, ponerme las zapatillas y correr.

Pero a falta de ejercicio físico, busco otras cosas que hacer y por ejemplo el domingo pasado me acerqué al área deportiva a ver el Real Madrid Villarreal, infantiles, torneo de las fiestas. Enano en ristre y al campo de fútbol, 35 grados, insufrible, partido toston, sudada salvaje y enano lleno de mierda porque los asientos estaban indecentes. 

Entre tanto charla con amigos del fútbol, y comentaba yo que siempre que veo este torneo me da la sensación de que los chicos están como aburridos, que juegan frenados. Me comentaban que claro, con ese calor, y que además son chicos que llevan 10 meses jugando y están tiesos. La verdad es que estos partidos tienen muy poco ritmo, y se ven poquitas cosas. Y si vas con el enano menos que no te deja mirar.

La cuestión es que nos empeñamos en que las temporadas sean larguísimas, 10, 11 meses, empiezan en agosto, y terminan en mayo, pero las alargamos con torneos que se juegan en junio a temperaturas salvajes, y para jugar en estas fechas hay que entrenar. 

Es más largo el calendario futbolístico que el escolar.

¿Es normal que jueguen tantos partidos?, ¿ no sería mejor darles vacaciones en mayo y hasta septiembre?, llega un momento que los chicos se pueden saturar, y para jugar a esto hacen falta muchas ganas, y qué narices el verano está para desconectar, para jugar lejos de tu equipo, y para cambiar el chip.

Por eso echo yo de menos la tirada larga, porque llevo mucho sin correrla, a este ritmo el enano saldrá a correrla conmigo. Ese domingo sudaba el más que los que jugaban y así es complicado hacer nada.

En verano a veranear. 

Estándar
Fútbol

La Ley del Parque

18 horas de un día cualquiera entre semana, hace calor, en casa el enano se satura, y no queda otro remedio que prepararse e ir al parque. 

Así que cargamos los juguetes que el enano quiere y a la calle, buscando la sombra, nos encaminamos a un parque cualquiera, da igual a cuál vayas todos se rigen por la misma ley, la “ley del parque”.

Después de un trayecto divertido de discusiones con el nene porque el fenómeno quiere ir en brazos y lo consigue, llegamos a su terreno, llegamos al Parque.

Aquí no vale ninguna ordenanza municipal, ningúna ley que no sea la que ellos mismos marcan. Primeros minutos de tanteo, el enano no se separa mucho de mi, no es miedo, es precaución, es análisis, mira quién está, con quien puede jugar, y que juguetes están siendo utilizados y cuales no, por si le cae alguno, el mío además sitúa a las madres con chuches para saber a dónde tiene que acercarse a poner carita.

Una vez superada la fase de aclimatación y ante mi pasividad( yo me siento y apenas me muevo, le dejo hacer), el se introduce en la selva, y a jugar, ya elegida su víctima, se va a jugar con el o ella, quiera o no quiera, juega se divierte, se ríe, y normalmente en 30 minutos más o menos, se lleva alguna torta, nada grave, habrá incumplido alguna norma básica y recibe.

A lo que responde con una sonora llantina reclamando a su padre, como si yo pudiera hacer algo, estoy atado de pies y manos, como mucho un pequeño consuelo, y a seguir.

En ese momento ya es imposible subir al tobogán, la cola es mayor que la del dragón khan en Port Aventura, lo que es curioso, es que más o menos, por cada  niño hay tres padres vigilando que a sus retoños no les pase nada y de paso saturando un tobogán que pasa a ser inútil, se estima en 30 minutos el tiempo de espera. 

Así que como empezamos a ver que hay niños comiendo toca acercarse y tratar de pescar, normalmente primero me lo pide a mi, que con las prisas y dada mi falta de profesionalidad no he traído nada ( me pasa por no hacer una lista), pero como el hambre no va a pasar, se acerca a la bolsa de gusanitos más cercana, pone carita de bueno, y  ya esta, la madre me pregunta si puede comer, yo me hago un poco el loco y digo que si, y para el buche, fase chuches completada.

Entonces toca sacar alguno de los coches que ha traído que inevitablemente atrae a otros niños, igual que el ha sido atraído anteriormente por sus juguetes, y aquí sí que no sabes muy bien cómo funciona la “ley del parque”, según juguete, según compañero de juegos, según día, no se sabe muy bien, a veces no hay problemas y a veces se genera una auténtica guerra, que acaba con lloros, e incluso algún castigo, por el tema de compartir. 

Que difícil es gestionar esto, algún CEO de una gran compañía podría ir a un parque a formarse, si logras que todos estén contentos eres un fenómeno, entonces sí que puedes con todo.

Terminada esta fase queda irse, y puede parecer facil, quien va a querer estar en un sitio masificado, con niños que quieren quitarte los juguetes, con padres persiguiendo a niños y gritando cuidado cada dos segundos, con calor, con arena, con colas para subir a los juegos. Pues no no vas así conseguir irte con facilidad, has de negociar, y normalmente no vas a conseguir irte sin gritos y lamentos, porque si, porque en esta selva el se lo pasa genial.

Y es que la Ley del Parque, solo la entienden ellos, yo ya ni me molesto, solo acompaño y miro, al final es muy divertido.

Estándar
Fútbol

Aprender y disfrutar 

Un año muy duro y complicado en lo personal, pero al que le voy viendo el final, hoy una gran noticia sobre mi mama, y cada buena noticia es un paso adelante, sí señor.

Mi tripa va y viene, pero estoy convencido que estoy a un paso de la mejoría definitiva, de volver a ser yo, no es algo basado en datos, sino en la experiencia de años, es una sensación, y mientras mi cabeza sigue pensando y soñando que haré cuando este como un toro.

Para empezar por primera vez en 33 años futbolisticamente soy libre, libre de hacer lo que me de la gana, hasta ahora siempre he estado ligado a un club, siempre tenía cierto compromiso, pero el año que viene, por primera vez se me plantea cómo un año de libertad.

 Ningún compromiso, podré ver fútbol, el que me de la gana, el que yo quiera, sin más espíritu que disfrutar y aprender.

Porque lo me obsesiona de cara al año que viene es aprender, yo siempre me he sentido entrenador, y me da la sensación de que nunca se lo suficiente, así que se me presenta una oportunidad de oro para aprender, sacarme alguna titulación que no tengo, y de verdad disfrutar del fútbol, sin ninguna obligación, sin tensión, sin llamadas, sin w up, solo deporte.

Y es otra forma de disfrutar del fútbol, porque el día que vuelva a entrenar quiero estar preparado para poder enseñar a los chicos todo lo que pueda, pues ellos son los verdaderos protagonistas, así que la temporada 2017/2018 será para mi la de disfrutar y aprender que no es mal eslogan.

Y correr detrás de La Gacela, porque en cuanto este como un toro aprovechare el tiempo que me robaba el fútbol, para acercarme peligrosamente a La Gacela y quién sabe, jaja, igual hasta le ganó.

Y es que ahora lo dicho toca “aprender y disfrutar”.

Estándar
Fútbol

Futbolistas egoístas 

Un tío, defrauda a Hacienda 4 millones de euros.

Su afición le aclama en el juzgado, su presidente pone el club a su servicio, la prensa se vende a este señor y hace campañas a su favor, todos somos…

Tiene un compañero que deja caer que es perseguido, la culpa es de Madrit que no quiere que ganemos, resultado final el señor condenado en firme como defraudador, y renovado por un club que ahora es esclavo suyo, por una cantidad brutal.

Este señor ha hecho que su club haga el ridiculo, le ha sacado mucho dinero y está condenado en firme porque en su día decidió defraudar.

Otro tío, presuntamente defrauda a Hacienda 14 millones de euros.

Se enfada, quiere apoyo, necesita que el club haga un esfuerzo, porque pobrecito el no es malo, y con el otro tío el otro club lo hizo, resumido que le paguen la juerga.

Como parece ser que el club no está por la labor, se enfada más y chantaje a través de la prensa, que me voy, que yo pago mucho y no es justo, que nadie me quiere. Este otro tío consigue el efecto contrario al que desea y es que no conoce el Madrid y a su afición, que muy orgullosa, dice eso de que pague y se marche.

Dos casos, dos jugadores, dos clubs, y una forma de ver las cosas, la de los futbolistas, que se piensan que están por encima de los clubs, que pueden hacer lo que les da la gana, que están por encima del bien y del mal. Es vergonzoso ver cómo actúan cuando han de renovar después de una temporada buena o en casos como este.

Hemos creado monstruos, que les da igual el club, la afición y el deporte que practican, simplemente se creen El Centro del universo y todo el mundo a todas horas a de estar pendiente de ellos para que los niños estén contentos.

A mí como socio del Madrid me gustaría que mi club no diese un paso atrás y mantuviese la dignidad, que este señor arregle sus problemas, y si puede ser lejos de mi club porque nada ni nadie está por ncima del escudo, y ceder con este señor sería poner en club en manos de los jugadores, a los que les da igual todo lo que no sean ellos mismos.

Por lo tanto espero que este señor sea vendido y mi club se mantenga donde se tiene que mantener.

Porque los futbolistas solo piensan en ellos mismos, y el club ha de estar por encima.

Lo único importante es el escudo.

Estándar