Fútbol

No solo son los padres

Ante los últimos incidentes violentos protagonizados por padres en partidos de fútbol base, se ha puesto de moda demonizarlos, y pedir que no asistan a los partidos y los entrenamientos. Está claro que entre los padres, como entre muchos colectivos existen violentos y gente que no se comporta bien, pero la mayoría, un 95 % diría yo son buenos padres que hacen un esfuerzo brutal para que hijo se divierta con su deporte favorito, el fútbol. Sinceramente para mi no sería justo castigar a todos sin ver a su hijo por el comportamiento de unos pocos.

Además no son los únicos responsables del ambiente tóxico que se ve alrededor de nuestro deporte. Todos los sectores están implicados en este ambiente, unos por unas causas otros por otras.

– La Federación más preocupada por recaudar que por fomentar el deporte, genera una competitividad absurda. Con divisiones que no tienen sentido, y haciendo que existan ascensos y descensos que presionan a los jugadores incluso los más pequeños.

– Los clubs en muchos casos están obsesionados con la victoria. Aquí en León el modelo de éxito son clubs a los que lo que más les importa es ganar. Esto genera un ambiente dentro del club y en la competición que resulta tóxico para niños, padres, y entrenadores. El resultado salta a la vista, 25 años sin que salga un jugador de León, ni siquiera para 2B.

– Los entrenadores, muchos de ellos piensan que por ganar se van a promocionar y van a poder presumir. Lo que les lleva a no formar a los chicos, solo a enseñarles a ganar, esto provoca muchísima presión alrededor de los equipos, no fomentamos la cultura del esfuerzo, fomentamos la cultura de la victoria.

– La prensa resulta totalmente nociva, utiliza un vocabulario casi bélico, “este partido es una batalla”, “partido a vida o muerte” y expresiones que fomentan la violencia. Por no hablar de programas como El Chiringito, absolutamente demencial donde personajes de todo tipo, incitan al odio al contrario y no dicen más que tonterías, que mucha gente escucha y entre la que fomentan esa cultura de la falta de respeto. Ah y los telediarios y los diferentes debates o pseudodebates, que en lugar de informar del deporte, hacen sensacionalismo, ayudando también a que la gente que les ve o escucha carezcan de cultura deportiva.

– Los jugadores que llevados por muchos factores se olvidan que juegan para divertirse, y se dedican a intentar ganar a toda costa con conductas antideportivas.

– Los árbitros que en algunos casos adquieren tics autoritarios que en nada ayudan a la calma en los partidos.

– Aficionados que en medio de un grupo se sienten importantes y sacan fuera sus complejos, insultando a todo el mundo.

– Jugadores profesionales que lejos de tener un comportamiento que fomente el respeto, provocan constantemente y generan violencia con sus actitudes, ¿ quién es el modelo Iniesta o Pique?, por desgracia para muchos el inteligente es Pique.

Seguro que se me quedan por el camino más sectores y más problemas que generan violencia en el fútbol, y no sólo física, también verbal y han convertido el fútbol en un deporte al que no quiero que juegue mi hijo.

Yo mismo metido en este ambiente he hecho tonterías que ahora mismo me dan vergüenza, pero en estos últimos tres años me he dado cuenta que este deporte se nos va de las manos, cada vez estamos en una dinámica más peligrosa, pero no toda la culpa es de los padres, contribuimos todos.

Y es que el fútbol nos transforma para bien y para mal, pero o lo cuidamos o nos lo cargamos.

Anuncios
Estándar
Fútbol

Crohncito y yo seguimos en el camino

Después de la Media de León, toca análisis de situación.

En cuanto a la carrera el gran vencedor fui yo, que sin correr tengo asustados a La Gacela y a el Alemán. Entre ellos gano La Gacela, que va como un tiro hacia Madrid. Pero no cabe duda que ante mi regreso no se sabe cuando, están más que asustados.

Estas dos semanas me ha tocado revisión, y las noticias son de todos los colores, hay cosas buenas y malas, por ejemplo el hierro sube pero muy poquito y así con todo, mejoramos pero muy despacito.

Así que Crohncito y yo hemos decidido seguir camino, crohncito marcara el paso pero y eso ya lo hemos hablado no le dejaré que me pare, porque de este modo y aunque sea despacio, algún día volveré a estar en forma, podré correr, podré jugar al fútbol, y hacer lo que me de la gana.

El plan ahora es ir poquito a poco mejorando, e ir a Madrid a animar a La Gacela en su segunda maratón, porque se me pone muy nervioso y no quiero dejarle solo.

Así que crohn y yo seguimos nuestro camino hacia alguna carrera, no sabemos cuándo ni dónde pero volveremos, sí señor, seguimos en el camino.

Estándar
Fútbol

Media Maratón León 

Por primera vez no corro la Media de León, las 8 ediciones anteriores participe como corredor, en esta ocasión me toca ser voluntario, mi amigo Crohn no quiso que corriera.

Pero la tradición es la tradición y a las 9 café con El Alemán y La Gacela.Es gracioso ver los nervios de La Gacela antes de la carrera. Remarcar la presencia de Bob en este momento, el tampoco corría pero se acercó a disfrutar de nuestra compañía.

Después de un café rápido, caminata hasta mi puesto de voluntario, me toco el mejor sitio, Palacio de los Guzmanes, km 9,5, allí después de poner un poco de cinta y controlar un poquito al público, me dispuse a esperar a mis dos rivales, que sin mí presión esta vez corrían tranquilos.

Primero paso La Gacela, no se calcular en qué tiempo iba, lo que pasa es que este tío engaña, le ves y parece que va roto, pero va bien, y yo le vi bien.

Minutos después pasaba El Alemán, con su paso constante iba a buen ritmo sí señor, en cuanto pasaron me despedí de mi padre y me puse camino a la zona del Corte Inglés donde está el último kilómetro para poder verles de nuevo.

Allí no me libre del agua, por los pelos pero me moje.Paso La Gacela, creo que haría menos de 1 hora y 20 minutos, el tío está en forma, al poco paso El Alemán, que estaba un poco adelantado respecto al globo de 1 hora 35 minutos, asi que otro que está en forma. Dos duros rivales para mi vuelta al asfalto.

En cuanto pasaron me fui para casa que estaba helado, me ha gustado la experiencia, he animado un montón, pero me pica correr, me gusta estar dentro, así que el año que viene estos dos tendrán un rival durísimo, porque pienso darles guerra que hoy estaban muy cómodos.

En breve lo mejor de estas carreras que es la comida en grupo, lo demás es casi accesorio.

Y una duda, habrá hecho Bob alguna foto????.

Estándar
Fútbol

Feria del corredor.

Hoy a las 17 horas quede con La Gacela para ir a la feria del corredor, a recoger nuestros dorsales.El para correr, yo para tener una camiseta más, bueno y para ver el ambiente.

El Alemán como corresponde fue esta mañana el solo, porque así lo ponía en planning, redactado en enero.Un Alemán nunca se sale de la planificación, nunca.

Una vez en la feria La Gacela es examinado por un equipo médico, tratan de encontrar la razón a tanta velocidad, le someten a varios estudios, es un caso de estudio científico.

Y la sorpresa salta cuando recogemos el dorsal, el mío es el 69, un número que motiva y da alegría, así que mañana y con toda la energía a las 9 café, teniendo cuidado con el cambio horario, ellos a correr, yo de voluntario.

Mañana os cuento, se aceptan apuestas Alemán o Gacela, quien conseguirá susobjetivos, los dos volverán a ser sometidos a estudios médicos, que tíos.

Por cierto el Piri soy yo.

Estándar
Correr

Crohn te coloca en tu sitio

Hace 12 años yo vivía en Madrid, la verdad que me lo pasaba bien, tenía una vida que podríamos catalogar como divertida, entonces mi amigo Crohn vino a verme, decidió instalarse conmigo y mi vida cambió. Tuve que volver a León , dejar mi trabajo y resituar mi cabeza. Tenía 28 años y no había conocido más enfermedad que un catarro, y ahora tenía un amiguito que es para toda la vida, así que en mi cabeza se re situaron todas mis prioridades, y no para mal, aprendí a valorar muchas cosas.

El brote inicial se terminó y he estado 11 años en remisión, con molestias pero soportables y llevando una vida normal, así que de repente tiendes a olvidarte de ese amiguito llamado Crohn, haces tus planes, te propones esto y aquello, porque Crohn parece no estar, pero no señor está ahí, y un día enfadado por olvidarle decide volver, y entonces esos planes se vienen abajo.

Crohn es un buen amigo pues tiene una virtud y es que te pone en tu sitio, no quiere que te estreses, quiere que lleves una dieta relativamente sana, no quiere que fumes, quiere que descanses, pero sobre todo se mete en tu cabeza y recoloca de nuevo tus prioridades.

En mi caso hace que valore más todavía a mi familia, a mis padres, a mi gordo, y a mi mujer(que no conocía a mi amigo a Crohn en todo su esplendor), a los amigos, y cualquier actividad que me genera bienestar, por ejemplo correr.

Cuando no tienes salud y no puedes realizar una actividad por eso, valoras más cuando lo puedes hacer, así que Crohn que viene a correr conmigo hace que me de cuenta de cuanto necesito correr, y lo bien que le viene a mi cuerpo y a mi cabeza.

Crohn está conmigo y entre los dos hemos decido mis prioridades y son disfrutar cada día porque no sabemos cómo estaremos mañana.

Así que a disfrutar como se pueda, si amigo Crohn.

El domingo por ejemplo viendo a mis amigos La Gacela y El Alemán corriendo la Media de León, y después a comer con ellos y sus familias, no puedo correr pero disfruto de la carrera, ya tendré tiempo de ganar a estos dos.

Estándar
Fútbol

Fútbol vs correr

En mi vida he practicado muchos deportes, aunque dos han sido a los que he dedicado más tiempo, el fútbol y correr.

Son dos deportes muy distintos, aunque para jugar al fútbol necesites correr, son repito dos deportes con muchas diferencias.

– El fútbol es un deporte de equipo, mientras que correr es esencialmente individual.

– En el fútbol en un mal día puedes esconderte o refugiarte en el equipo, la táctica, la técnica, mientras que corriendo, un mal día es un mal día no puedes refugiarte en nada, simplemente pagaras no haber entrenado correctamente, y tú resultado no será el adecuado.

– La relación entrenamiento resultado es mucho más proporcional corriendo que en el fútbol, ya que corriendo no tienes el refugio del equipo.

– Corriendo estas solo eres tú con tus sensaciones, contra los kilómetros, no hay más, como mucho una palabra de ánimo que venga desde fuera, en el fútbol tienes a tus compañeros, no compites solo.

– Cuando corres estás compitiendo principalmente contra ti mismo, puedes quedar el 3000 y acabar satisfecho porque te has superado a ti mismo, mientras que en fútbol compites contra otros y nunca terminaras satisfecho casi ni quedando segundo.

– En el fútbol el ambiente competitivo, es tóxico, saca lo peor de mucha gente(me incluyo), mientras que corriendo el ambiente es sano, tú te centras en tus objetivos y salvo excepciones no te enfadas con nadie, ni vas contra nadie.

– En el fútbol hay una persona que sirve de excusa cuando no haces las cosas bien, se llama árbitro y sirve como muñeco de pim pan pum que paga todas las frustraciones del que no gana, corriendo si no estás bien, sabes porque no estás bien, sencillamente es culpa tuya no hay excusas.

Para jugar al fútbol se necesita correr y sin embargo correr y jugar al fútbol son muy diferentes, a cada uno le gustará más una cosa u otra, a mí me gustan las dos, cada deporte me aporta una cosa, aunque últimamente alrededor del fútbol hay de todo menos deporte, y a mí lo que me gusta es el deporte.

Si hablamos del juego, del deporte sin todo lo que le rodea, ambos son compatibles y maravillosos, si metemos el factor externo me quedo con correr, ahí si que es un deporte más sano.

De los dos he aprendido muchas cosas.

Estándar
Fútbol

Tirada larga 

Hoy es domingo, hace muy buen tiempo, ¿que es lo que toca hoy?. Si habéis acertado tirada larga.

Hoy hemos salido en familia, Lucas, Ana y yo, los tres y un carrito, por si el enano se cansaba.

Después de un kilómetro Lucas efectivamente ha pedido el carrito, y le hemos hecho caso, una vez colocado el pequeñajo, Ana y yo hemos seguido caminando, pues lo de correr todavía queda lejos.

Me he dado cuenta que a día de hoy mi mujer me ganaría sin ningún problema, según ella, es porque es  una atleta casi profesional, yo tengo otra teoría.

Nos hemos encontrado mucha gente conocida, estaba todo el mundo corriendo o en bici, hoy la verdad daba gusto estar por el carril bici, nosotros pasito a pasito hemos llegado a La Candamia, un poquito de agua y vuelta que tenemos que celebrar el día del padre.

La vuelta más de lo mismo, mi mujer tirando de mi, yo con la lengua fuera, fotito para subir a las RRSS, saludos, y hacer el tontito un poco con Lucas.

Total 7,5 kilómetros, el ritmo da lo mismo, y sensaciones encontradas, es verdad que he mejorado, pero he mejorado tan despacio que es casi inapreciable, sin embargo pasear con mi chica y mi chico, eso merece más la pena que cualquier entrenamiento.

Estamos en el camino, no sabemos cuándo llegaremos porqué vamos despacio, pero llegaremos.

En el camino, Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

Estándar