Fútbol

PONGAMOS QUE HABLO DEL MADRID

Crecí viendo un Real Madrid, el de LA QUINTA, que era una mezcla perfecta entre canteranos, dos o tres extranjeros, los mejores de la liga española, y los mejores españoles no canteranos que jugaban en nuestra liga. Era un club relativamente manejable, que es verdad que llevaba muchisimos años sin ganar la Copa de Europa, un club dentro de su grandeza, pequeño y con unos valores claros heredados de épocas más gloriosas, respeto por el escudo y nadie, repito nadie, por encima del club.

Hoy en día, Florentino ha convertido aquel Real Madrid en una máquina de hacer dinero, pero sin ningún proyecto deportivo, sin ningún proyecto social (los socios no contamos nada) y sin cantera o, por lo menos, con una cantera que no da jugadores para el primer equipo. Alguien desde el club debería explicar que pasa ahí dentro.

En la última epoca de Florentino, el Madrid ha probado con todo tipo de entrenadores, con mano blanda, con mano dura, guapos, feos, con traje, con chándal y ninguno ha cuajado como cuajan los entrenadores en el gran rival, en el Barca y ¿por qué pasa esto? No hay ninguna duda, da igual que entrenador contrates, si detrás de él no hay un club sólido, con un proyecto deportivo claro.

¿Que quiero de mi equipo de fútbol? ¿Cómo quiero que juege? ¿Cuál es su cultura futbolística? ¿Qué jugadores se adaptan a esta cultura y forma de jugar? Estas son algunas de las preguntas que, sin duda, en el Madrid no se hacen. Se ficha a golpe de marketing, tanto entrenadores como jugadores. El resultado ahí está. De vez en cuando se ganan cosas, sólo faltaba con la inversión que hace el club, pero no hay una línea que haga que exista cierta tranquilidad y forma de hacer las cosas.

No hay un sentimiento, se fichan jugadores que no conocen qué es el Madrid y, lo que es peor, no hacen nada para entenderlo. Por ejemplo, Piqué, ya he perdido la cuenta de cuántas veces se ríe del Madrid (él es canterano, socio del Barca y siente su club) y nadie, ningún jugador del Madrid ha salido a defender a su club, es más, tratan de disculpar al señor Piqué. Ésto no te hace ganar partidos, pero es un síntoma del sentimiento que hay en ese vestuario. En el fondo les da igual el club, porque además no ven una estructura fuerte detrás. No sienten ese escudo, sólo cobran de él. Por eso después llega el Barca al Bernabeu y juega como en casa.

En cuanto al trato que recibimos los socios es vergonzoso que, por ejemplo, el que suscribe, socio desde el 2003, siga en lista de espera para obtener un abono y nadie te sepa decir en qué puesto estás o cuándo te lo van a dar. Eso sí, el campo esta lleno de “guiris” y turistas que van a hacerse una foto. Alguien debería explicarnos por qué el Madrid se ha convertido en un club tan poco democrático. Es casi imposible que existan elecciones, salvo que algún otro millonario quiera presentarte contra el gran Florentino.

Lo dicho, sin proyecto deportivo, convertidos en una multinacional, sin organización interna, sin autocrítica dentro del club y con la afición dormida y anestesiada cada verano por un proyecto nuevo, a este paso y sino al tiempo los proyectos no nos llegan a navidad. La alineación indebida de Cadiz es solo un ejemplo más.

Ahora mismo no reconozco a mi Madrid. Sólo hay una sección que me hace sentir orgulloso y fijense en que valores se asienta, es la sección de Baloncesto. Ganan o pierden, pero nunca dejarían que el Barca pisara nuestro escudo, como lo hizo hace 15 días. En esa sección hay orgullo y Madridismo, en la de fútbol, simplemente no hay nada, a día 5 de diciembre, solo optamos a la Champions, pero nadie tiene la culpa.

¡Hala Madrid!

Anuncios
Estándar