Fútbol Base

LA CHARLA


Existe un aspecto prácticamente desconocido en el fútbol, un aspecto en el que la mayoría de la gente no repara, y no repara en él porque es una parte del juego que se desarrolla de puertas a dentro. Sólo es conocido por aquellos que hemos jugado o por aquellos que hemos entrenado algún equipo. Me refiero a “La Charla”.  Esos 15 – 30 minutos previos al partido en los que el entrenador se dirige a sus jugadores.

¿Por qué es tan importante esta charla? Para mí hay un factor que hace transcendental esos momentos en los que el entrenador se dirige a sus chicos, y es la preparación mental del partido. No sólo hemos de llevar a cabo el calentamiento físico para adecuar el cuerpo al esfuerzo posterior, también hemos de realizar la preparación de la mente para el posterior esfuerzo mental que requiere un partido de fútbol, sea cual sea su nivel.

Existen muchas teorías y formas de llevar a cabo esta charla de preparación previa al partido. A continuación explico como me gusta a mi:

  • Una charla dividida en dos partes: una general previa al calentamiento y una más breve y motivadora después del calentamiento.
  • Debe durar, aproximadamente, 20 minutos. Todo lo que exceda de ese tiempo hace que el jugador pierda la atención, sobre todo los más pequeños. Es practicamente imposible tener a 12 niños de 8 años escuchándote durante 20 minutos sin distraerse.
  • En la primera parte general, previa al calentamiento, tenemos que recordar lo trabajado durante la semana. No se debe llegar a este momento previo al partido y pedirle a los niños que hagan cosas que no han trabajado previamente, pues no lo van a saber hacer y, además, restará nuestra credibilidad ante ellos.
  • Un pequeño recordatorio primero de aspectos generales del equipo, para después ir a lo particular de cada jugador. Siempre de lo general a lo particular.
  • Cuando entramos en lo particular, dando instrucciones a cada jugador, se han de dar pequeñas pildoras, instrucciones breves, recordatorios que ayuden al jugador a mentalizarse sobre lo que tiene que hacer en el campo y, siempre, como he dicho antes, ha de pedirse a cada jugador que haga cosas que hemos trabajado durante la semana.
  • Un buen momento para dar instrucciones concretas a cada jugador es cuando se comunica la alineación inicial, puesto por puesto, recordando a cada uno lo que queremos que haga en el partido.
  • Después de estos 20 minutos el equipo debe salir a calentar. Llega el momento, pues, de activarse físicamente.
  • Una vez terminado el calentamiento, y antes de salir a jugar, la charla se convierte en algo meramente motivador. Aquí ya no se habla de nada táctico ni técnico. Es el momento de activar a los jugadores para que salgan con la intensidad adecuada al partido. El fútbol, hoy en día, requiere de una activación mental muy grande y de un elevado nivel de concentración. En esos minutos previos al partido es donde debemos lograr que los jugadores salgan en un nivel adecuado de activación, y digo adecuado porque una sobreactivación también será negativo.
  • En el descanso el entrenador tiene 15 minutos para reconducir o reforzar lo que está pasando en el campo. Sin embargo, no es recomendable hablar con los jugadores según se llega al vestuario. Primero deberíamos dejar que los jugadores se tranquilicen, bajen pulsaciones, beban e incluso que hablen entre ellos, para que ver si se dan cuenta de lo que ha pasado en el campo y lo que va a necesitar el equipo en la segunda parte. Hablar les viene bien para desahogarse. Una vez que pasan esos 5 minutos, es momento de CORREGIR. Lo pongo en mayúsculas porque aquí lo que solemos hacer es reñir y ese no es el camino. Debemos corregir lo que el jugador ha hecho mal y siempre le debermos explicar por qué lo ha hecho mal. No vale simplemente con enumerar sus errores o aciertos, tenemos que explicarle las consecuencias de sus acciones, para asegurarnos de que entiende que, o bien a de reforzar esa acción o cambiarla por completo.

La charla es, por lo tanto, una parte fundamental del fútbol, una parte que el público en general desconoce, pero que forma parte de nuestro deporte. Tener habilidad en el desarrollo de esta parte es crucial para un entrenador, y más para un entrenador de base. Ser didáctico con los niños, y a la vez conseguir el adecuado nivel de activación, es básico para poder afrontar un partido con garantías.

Anuncios
Estándar

4 thoughts on “LA CHARLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s