Correr

El bicho morado

Hoy toco pinchazo, por cierto hoy me pincho una artista, ni me entere, seguimos pues el día a día contra el bicho morado.

Estoy mejor muy poco mejor, pero mejor, y eso es bueno, aunque cuesta que este cerebrito mío a veces no se venga abajo, porque somos duros pero tenemos días.

Mientras aprovechó para leer, para dar algún paseo y para seguir soñando con el deporte, con correr, con nadar, con jugar al fútbol.

Echo de menos mis pachangas, reñir a Brau, y jugar de central con Juarez, echo de menos la competitividad, echo de menos enfadarme al dar mal un pase, echo de menos el juego. Se pasó la temporada y este año no he jugado, el que viene lo intentare.

Y también necesito volver a entrenar, volver a sentir el asfalto, volver a sufrir corriendo. Necesito hacer una serie, para pensar lo tonto que estoy por correr en lugar de estar en el sofá, irme a la candamia, mientras me da el sol en la cara, subir y ver mi preciosa ciudad desde allí arriba.

Ahhhhhhh y lo que si necesito es comer una pizza de peperoni bacon, que ganas, el día que pueda comerla será que estoy mucho mejor, estoy obsesionado, jaja.

En breve le diremos al bicho morado que de esta hemos conseguido salir vencedores, o por lo menos no perdedores.

Bicho morado eres muy pesado.

Estándar
Correr

Sencillez

Desde que decidí alejarme un poco del fútbol, porque dejarlo nunca se puede dejar, dedicó más tiempo a intentar aprender, porque en un futuro no muy lejano me gustaría volver a entrenar, que es de verdad donde disfruto.

En este proceso de aprender, además de ver fútbol, leer, escucho muchas entrevistas a entrenadores, pues de cada uno puedes extraer lo que más útil le sea, y en ese camino el otro día vi una entrevista a Pellegrino, entrenador del Alaves, en la que repasaba toda su trayectoria.

En esta entrevista el hablaba de un concepto que me llamó la atención, la sencillez. Decía que le gustaba que sus equipos tuvieran claras pocas cosas, pero que esas pocas las hicieran muy bien, para ser exactos hablaba de tres, cuatro conceptos.

Si uno lo piensa, Pellegrino puede tener hasta razón, ¿que preferimos?, ¿trabajar con los chicos muchas cosas y que no lleguen a dominar ninguna?, o ¿trabajar desde la sencillez pocos conceptos y dominarlos a la perfección?.

Si trabajamos muchas cosas, el tiempo dedicado a cada una disminuye, la atención de los chicos también, y la posibilidad de conseguir que dominen lo que trabajan baja. Si nos centramos en pocas cosas el tiempo será mayor y la capacidad para dominar esas habilidades será más grande.

Lo que si es seguro es que debemos trabajar de manera tal que hasta que no dominen una habilidad no deberíamos pasar a la siguiente. Es decir empezar la casa por los cimientos y cuando los tengan asentados seguir, porque he visto muchos casos en los que se quiere ir muy deprisa y enseñar a los chicos cosas para las que no están preparados, y en estos casos el fracaso está garantizado.

Equipos de categorías muy pequeñas, que no dominan ninguna faceta del juego, pero tienen 20 jugadas de estrategia preparadas, equipos que quieren tener la posesion y no saben posicionarse para defender, equipos que trabajan dos o tres maneras de presionar sin saber replegarse. Al final debemos adaptar lo que enseñamos a la categoría que entrenamos, y a la capacidad de aprendizaje de los chicos.

No hay prisa.

Paso a paso, desde la sencillez como decía Pellegrino, asentando primero habilidades básicas, para así poder dar el siguiente paso. Correr y querer anticipar en el proceso formativo es para mi, garantía de fracaso.

¿Tu como prefiere trabajar?.

Estándar
Correr

Necesitamos que ascienda la Cultural

A menos de una hora para que comience la eliminatoria por el ascenso a segunda división, tengo claro como parte del fútbol base leones, la necesidad de que ascienda la Cultural.

Lo necesitamos para tener una locomotora que tire del resto de clubs, a todos los niveles.

Necesitamos que el modelo de éxito sea un club que ahora mismo hace las cosas bien.

Necesitamos que los niños leoneses tenga ídolos cercanos, referencias cercanas, y no sólo los Messi o Cristiano.

Necesitamos poder ir cada 15 al Reino de Leon y que los niños vean un fútbol que les anime a seguir jugando, a seguir aprendiendo.

El fútbol leones necesita un éxito al que subirse, necesita un club que sea el que arrastre a los demás clubs de la provincia, a trabajar, haciendo mejor las cosas cada día. Y porque no si todos trabajamos en la misma dirección, en unos años este club podría estar llevo de jugadores leoneses, porque los jugadores leoneses son buenos.

En resumen el fútbol base de León necesita este ascenso.

Vamos!

Estándar
Correr

Día mundial de las EII

Mañana día 19, es el día mundial de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales. 

Así que como enfermo os pido que le deis visibilidad a esta enfermedad. Tampoco hace falta gran cosa, pero para ayudar a los que nos ha tocado alguna de estas enfermedades, basta con interesarse un poco por lo que nos pasa.

Buscar algo de información, preguntar, charlar con alguno de nosotros, así todo el que aprenda algo mañana, podrá comprender mejor en un futuro, lo que nos ocurre, lo que nos pasa en cuerpo y mente.

Porque lo importante de que se sepa por lo que pasa un enfermo de alguna de estas enfermedades, es comprenderle, y así poder ayudarle alguna vez, de la manera que sea.

Yo por mi parte como voy estando mejor, animó al que quiera a que me pregunte, a que me escriba, y le explicaré aquello que sepa, y lo que no lo pregunto, así nos vamos informando todos.

Mañana es el día mundial, pero no hemos de olvidarnos que el resto del año es lo que cuenta, mañana es algo, casi para dar a conocer al “público en general” nuestra enfermedad. Después hay 364 para seguir diciéndole a nuestra amiga, que no conseguirá rendirnos.

Así que si quieres acompañarnos en el día a día, mañana es uno bueno para empezar a conocer lo que son las EII.

Para nosotros es vital ser comprendidos.

Animo.

Estándar
Fútbol

CD EJIDO para mi el mejor.

Yo he estado 33 años y se de lo que hablo, ahora que tengo que decidir qué hago de cara al año que viene con mi niño, os dejo mi opinión por si queréis valorarla. El CD Ejido es el mejor club donde puedo apuntar a mi hijo.

En este club empezaron y han entrenado los que ahora son los mejores entrenadores leoneses y no sólo de fútbol, Alejandro Vaquera ahora en la FIBA, Carlos Hugo ahora responsable de la cantera del Celta de Vigo, Carlos Antoñaz ahora responsable de la cantera de la Cultural, Oscar Crego ahora en la Federación de Castilla y León como seleccionador, Juan Carlos Morante profesor de Inef, y muchos más que hemos pasado por el club en donde hemos aprendido a ser entrenadores. Es el Ejido un club que fomenta la formación de los entrenadores y a las pruebas me remito.

En el Ejido podrás disfrutar del deporte, nadie te va a presionar por ganar, se compite porque a todo el mundo le gusta ganar, pero no tendrás una presión añadida.

En el Ejido siempre se da prioridad a los chicos, con el Ejido han jugado muchos jugadores, algunos han llegado más arriba o más abajo en el fútbol, pero la mayoría recuerdan esos años como unos años en los que se formaron, compitieron y aprendieron. Y muchos son campeones en otros deportes, porque también aprendieron a disfrutar del deporte en este club.

Respecto a la formación futbolística es un lugar idóneo, cómo habéis visto tenemos grandes entrenadores, hasta el 90 por ciento este año tenían carnet de entrenador o estaban sacándolo, durante años se han formado jugadores de todos los niveles, teniendo incluso un internacional con España, Ivan Morante, sin duda se hacen muchas cosas bien.

Existen equipo en diferentes categorías y jamás se verán presionados por ascender o descender, sencillamente han de jugar.

El año que viene temporada 2018/2019, se adecuarán las instalaciones de  La Granja y tendrá campo de césped artificial.

Es el primer club de Leon que si dio cuenta que había que apoyar a la Cultural, y entre todos ayudar al fútbol base de nuestra ciudad, firmando un convenio con un club que tiene que ser la locomotora del fútbol leones, 

Es un club con fallos, pero es un club ideal para aprender, para desarrollarte, a lo mejor no eres campeón cada año, pero seguro que cada año vas a aprender, vas a hacer amigos, vas a conseguir disfrutar. Este club es tan bueno que cuando estás en el a veces no lo valoras, pero cuando te vas y ves lo que hay fuera de el, lo echas de menos.

No lo eches de menos y apúntate, simplemente disfruta.

Yo que pasado por ahí, tuve buenos entrenadores, regulares, alguno hasta malo. Me cabree con las instalaciones muchas veces, pase frío, viaje, como bocadillos después de ganar y perder. Fui campeón algún año, perdí la mayoría de las veces, descendí, ascendí. Pero sobre todo aprendí, aprendí el fútbol de siempre, el del compañero, el del compromiso, el del trabajo, el de la lucha, el de la cabeza arriba pase lo que pase, el fútbol que después me ha ayudado en la vida. Por eso a cualquiera que me pregunte le diría que llevase su hijo al CD Ejido.

Estándar
Fútbol

Corrección 

Después de muchos años entrenando, hay una parte de la labor del entrenador que veo cada vez menos, y que me preocupa que se pierda.

El entrenador tiene la obligación de corregir lo que El Niño hace mal, porque no nos engañemos El Niño no lo hace todo bien, y necesita que le expliquen lo que hace mal, incluso necesita ver que lo que hace mal tiene consecuencias.

En mi opinión no todo da igual, no debería ser así, para eso existe también la figura del entrenador, para guiar al niño en la dirección correcta.

Existe la tendencia de justificar todo lo que hacen los jugadores, y no debería ser así. No pasa nada por explicarle lo que hace mal, e incluso castigarle, no sé si en estos tiempos se puede utilizar esta palabra, por las cosas que no hace bien.

Jugadores que no saben comportarse en un vestuario, últimamente existen algunos que parecen discotecas. Jugadores que no respetan el juego y a sus compañeros jugando sin intensidad. Jugadores que protestan al árbitro. Todo ello debe ser corregido y debe serlo, porque ellos deben saber y saben lo que hacen bien y lo que hacen mal, y que ambas acciones tienen consecuencias, hacerlo bien premio, hacerlo mal castigo, o como se pueda decir.

Pero no me refiero solo al aspecto disciplinario, también al futbolístico. En el desarrollo del propio juego, los niños hacen muchas cosas mal, que el entrenador debe corregir, no pasa nada, no le vas a traumatizar. La corrección ha de ser adecuada, proporcional, y acompañada de una explicación, pero tiene que existir, para que el jugador aprenda de su error.

Decirle al niño que nunca pasa nada, es un camino excepcional, para caer en la mediocridad, es cierto que juegan para divertirse, pero divirtiéndose y siendo corregidos, van a mejorar. Tapando sus errores y buscando animarles por animarles, solo aprenderán que da lo mismo hacerlo bien que mal, y no debería dar lo mismo.

Existen equipos que caen en el “no pasa nada”, pues resulta muy cómodo, y muy fácil, y esos equipos se derriten, se deshacen como un azucarillo. Dejan de mejorar, dejan de analizar que les pasa, viven una  extraña felicidad del todo vale, y se convierten en equipos cómodos para todos. Eso sí el resultado a la larga, es nefasto, la mitad dejan de jugar pronto, porque se desmotiván, ante la falta de mejora, y el resto entran en una dinámica difícil de reconducir (lo he visto muchas veces).

Por eso admiro a los entrenadores, que imponen una ética de trabajo en la que la corrección es una parte importante. Los niños son muy inteligentes, mucho, y merecen alguien que les diga las cosas como son. A A  los entrenadores que actúan así, les cuesta ganarse la popularidad, pero tienen el respeto de sus jugadores para toda la vida, porque al final el jugador valora de un entrenador lo que aprendió de el, no las veces que le hizo reír.

A mí Cecilio Bravo no me saco una sola sonrisa, pero aprendí muchísimo con el, por eso le recuerdo como mi mejor entrenador.

Los que habéis jugado, haced memoria,¿ a quien recordáis más?, ¿ a quien tenéis más respeto?.

Estándar
Fútbol

Europa

Esta semana había dos equipos españoles que necesitaban remontar para jugar la final europea, cada uno eligió caminos distintos, para la previa, para el partido y para el postpartido.

Un equipo decidió calentar el ambiente desde el prepartido, después durante el desarrollo del mismo apostó por la heroica, juego agresivo, balones largos y segunda jugada, no fue capaz de dar tres pases seguidos. En cuanto consiguió acercarse decidió atrincherarse para buscar una contra. En el postpartido este equipo optó por un orgullo victimista basado en el presupuesto, un equipo que se ha gastado 336 millones en fichajes desde la final de Lisboa, pero eligió el victimismo en lugar de la autocrítica, y es que el victimismo vende.

El otro equipo español únicamente preparo el partido sin declaraciones, sin tonterías. Lo mejor es que cuando empezó el mismo, se dedicó a jugar, a dar pases, a buscar al compañero desmarcado, esencialmente se dedicó a jugar al fútbol, un fútbol por cierto muy bueno, no consiguió la remontada, pero su reacción fue grande, y en ningún momento lloriqueo por el presupuesto.

Los dos son equipos españoles, adivinen ustedes de que equipos hablo, y que entrenador me despierta admiración de verdad.

Viva el Celta, me gusta Berizzo.

Estándar